Editorial

20 años después

foto colegio

Un reencuentro agradable. Hace 20 años   la promoción del Colegio Franciscano del Virrey Solís, se graduó bachiller. Pero hace pocos meses como arte de magia me incluyeron en un grupo WhatsApp. Allí comencé a notar que era un grupo integrado por mis amigos, compañeros de estudio del Colegio.

Por medio del grupo se hizo la convocatoria al  reencuentro ‘virreyista’ de la promoción 1996. La fecha escogida fue el sábado, nos reunimos y conmemoramos 20 años con un acto litúrgico presidido por el padre rector que nos gradúo, y con el profesor compinche de los alumnos que eso hoy se ha perdido en los establecimientos educativos.

Con unos me la pasaba en los descansos, con otros simplemente éramos amigos de clase, con otros en alguna salí de rumba, pero todos al final nos dimos cuenta que éramos un solo grupo. Observe que somos los mismos, no hemos cambiado mucho, con alguna excepción en el tamaño de las barrigas, porque los que eran atléticos hoy están un poco subido de kilos, y los que eran barrigones en la época del 96, como arte de magia, se les desapareció la el protuberante abdomen.

Y los que se perfilaban como seminaristas, se casaron y son padres hasta con tres hijos; los que se creían que pronto podrían tener hijos, hoy están indecisos de ir al altar y lo viven postergando año tras año. De todas maneras, todos ya en rutados en sus profesiones y con familias, cantaron el himno del colegio, y recordaron la oración de la paz.

Luego, con un poco de esparcimiento en la finca del exconcejal de Bogotá por el Partido de La U, Javier Palacio, quien de paso anunció que próximamente empezaría campaña a la Cámara de Representantes, si es que no entra antes al cabildo, el cuento del colegio quedó en nuestra vidas para contarla a nuestros hijos y nietos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 años después