Entrevistas

Hablando de fútbol Bogotá para el mundo

v-f-2

Por Paola Vargas.

Fabián Vargas es un futbolista aguerrido y consagrado, de aquellos que dejan todo en la cancha, con una exitosa carrera deportiva que inició a muy temprana edad, este orgullo colombiano a tan solo tres años de edad ya era un apasionado del balompié.

Sus 16 títulos, 10 goles marcados y 545 partidos profesionales lo consolidan hoy como uno de los futbolistas con más experiencia y títulos del fútbol colombiano.

En Sept. de 2009, ante un partido de eliminatorias al mundial de Sudáfrica 2010 contra Ecuador, Fabián sufrió una fractura de peroné y otra de ligamento que lo dejaron fuera del mundial, y para ejemplo de muchos, su carrera no terminó ahí.

Con su extraordinaria disciplina que lo caracteriza, en el 2009 Fabián demostró una vez más su incomparable talento en el fútbol europeo y luego en la super liga griega.

En el 2013 regresó a latinoamérica por el llamado del Barcelona SC en Ecuador y su gran regreso a Colombia sucedió en el 2014 con el club capitalino Millonarios con quien jugó una excelente temporada que culminó a finales del 2015 y ahora es volante central para el también equipo bogotano la Equidad.

Hola Fabián, hablemos de fútbol,

Tu debut en el América de Cali, a tus 17 años, se dio por la poca oportunidad que en ese entonces te brindaron los equipos profesionales en Bogotá, de alguna manera jugadores como tú y Kilian Virviescas abrieron paso a las nuevas promesas bogotanas,

¿Cómo han mejorado en este aspecto los clubes de la capital?

 

Pues mira la verdad que para nosotros fue una premisa cuando salimos de Bogotá poder abrir esas puertas, porque precisamente nos tocó irnos de la ciudad ha buscar esa puerta que se nos abriera para jugar fútbol profesional, y fue el América de Cali, el que no la dio. Precisamente porque acá en Bogotá, nunca hubo apoyo para los jugadores de la región. Siempre prefirieron traer jugadores del interior y suplir sus canteras con los talentos de afuera y nunca miraron las canteras que tenían acá en Bogotá.

Nosotros desde esa época hemos trabajado muy duro para abrirle puertas a mucha más gente de acá de Bogotá, pero ha sido difícil el trabajo. Por un tiempo, los directivos de los equipos bogotanos intentaron hacerlo. Cayeron otros muy buenos jugadores, pero se les olvidó. Más que todo a Millonarios. Millonarios hace muchos años que no saca un jugador que sea de la cantera y de la capital. El último fue Pedro Franco y desde ahí son muy pocas casi nulas las oportunidades que tienen los jugadores de Bogotá. De pronto Santa Fe le ha dado un poquito de apertura, pero no ha mejorado mucho.

¿Piensas que Colombia debería promover la educación y el deporte a nivel profesional a través de becas universitarias y ofrecer mejor respaldo a los deportistas del país?

 

Sería una muy buena alternativa porque el espacio para llegar a jugar a nivel profesional es muy poco. El porcentaje de mil jugadores, pueden llegar cinco, a nivel profesional, entonces se hace muy complejo. Pero no ha habido cabida para eso. Creo que no les ha interesado, ni al estado, ni a las universidades, tratar de promover una propuesta como esta. La mayoría de jugadores nuestros que tienen la posibilidad de continuar sus estudios, pagándose una beca con el deporte que practican, porque no sólo es el fútbol, les toca buscar alternativas, o en Europa o en E.E.U.U., que es más común que se den estos casos, pero acá en Colombia ha faltado esa iniciativa. La verdad que casi no hay apoyo para el deporte en general, ahora mucho menos para que se pueda hacer por medio del estudio.

Te vimos muy bien en Millonarios y ahora estás jugando en la Equidad, A pesar de tu vasta experiencia es la primer vez que juegas en Bogotá. ¿Cómo te sientes jugando en casa y como ha sido esa transición?

 

 

Bien, muy contento. Tuve la posibilidad de jugar dos años en Millonarios una gran institución con una gran hinchada, lamentablemente no pudimos conseguir un título. Estuvimos muy cerca de llegar a dos finales y nos quedamos por cosas del fútbol. Una espina que queda en mi carrera. Pero la experiencia fue maravillosa, poder volver a compartir con mi familia. Yo salí desde muy joven de la ciudad, y los momentos que podía vivir con ellos eran mínimos. En vacaciones uno o dos días, y ahora tenerlos acá, que mis hijas pudieran vivir lo que se vive acá en Colombia a nivel familiar. Porque uno estando por fuera tenía que cohibirse de muchas cosas, reuniones, de que las vieran crecer, que mis papás o los abuelos de ellas las vieran crecer, pudieran compartir, entonces permitirle eso a mis hijas fue una experiencia maravillosa. Además en Bogotá, hay muchas posibilidades que ahora estoy alternando. A parte de ser jugador profesional de la ciudad, en este momento estoy trabajando en un programa de tv de ESPN, donde me han abierto un espacio para hablar de lo que se, de lo que he vivido toda mi vida que es de fútbol y nos ha ido muy bien. He tenido un crecimiento continuo, he aprendido muchísimo y eso me lo ha dado la posibilidad de estar acá en Bogotá.

Respecto a las oportunidades que has tenido y has podido experimentar a través del fútbol, incursionaste como panelista para ESPN y también eres un exitoso empresario, además de tu talento en el fútbol, ¿a qué atribuyes tus otros éxitos?

 

 

Yo creo que siempre ha sido al trabajo y la disciplina. Es algo que te enseña el fútbol, que te enseña está linda profesión, y que tienes que poner en práctica en tu empresa, en tu vida y en tu trabajo. Además el fútbol es una carrera muy corta y muy pocos tenemos la posibilidad de continuar estudios superiores, otros si acaso, llegan a terminar sus estudios secundarios. Y los ejemplos que nos han dejado las glorias de nuestro país que en este momento están en decadencia y en grandes problemas.

Entonces ver toda esa problemática me llevó a concientizarme que tenía que empezar a buscar nuevos horizontes, otras posibilidades, porque como te decía, es una profesión muy corta. En un abrir y cerrar de ojos se termina, y lo que hiciste en 10-12 años de carrera, es lo que te tiene que dar la base para continuar la vida. De pronto para el fútbol a los 35-36 años ya somos viejos o estamos de salida, pero para la vida apenas estamos empezando, entonces tiene uno que empezar a prepararse para cuando llegue ese momento de dejar el fútbol activamente.

Mencionaste las glorias del fútbol colombiano y tu has recorrido el mundo haciendo lo que más te apasiona, ganaste tres veces La Liga Colombiana, Copa Merconorte, Copa América, Copa Intercontinental, dos Copas Sudamericanas, dos Recopas Sudamericanas, Mundial de Clubes, y pare de contar, ¿qué se siente ser uno de los dos futbolistas con más títulos ganados en el fútbol colombiano?

 

 

Orgullo, orgullo! La verdad, que es un privilegio para mi haber podido conseguir tantos títulos y lograr tantos objetivos que me tracé cuando niño. Para mí de verdad que es un privilegio poder estar en esa lista, y estar en la historia del fútbol colombiano. Creo que algo que aprendí desde muy chico y cuando salí del país, es que me gusta ir por la gloria. No me conformo y es una linda forma de mostrarle a toda la gente que viene detrás de uno, a los niños, que cuando tienes sueños se pueden realizar. Que hay que ponerse metas altas, que las puedes conseguir y de verdad que me llena de orgullo estar en esa lista.

en los últimos días otro futbolista colombiano, Teófilo Gutiérrez, también ha sido figura en la Argentina pero no por su mejor conducta. ¿Cómo deben actuar los jugadores colombianos que están en el exterior?

 

 

Para nosotros es una gran responsabilidad porque nos convertimos en ejemplos para la juventud, para muchos niños y eso es algo que tiene que aprender uno recién empieza esta profesión. Lamentablemente pues Teo no ha tenido la mejor de las conductas, creo la equivocada. Es un gran jugador, sus condiciones futbolísticas nadie se las niega, pero lamentablemente su conducta personal le ha traído malas consecuencias. Perjudicando su imagen. Si vemos, lo que dices, en este momento fue noticia no por su primer gol con Rosario Central, sino que terminó ganando su buena gestión futbolística con su comportamiento.

¿Qué tan fácil es controlar las emociones en la cancha?

 

Es muy difícil porque uno tiene las pulsaciones muy altas. Tienes una deuda de oxígeno. No te llega el oxigeno de la misma forma al cerebro y con las pulsaciones en alto, es a veces difícil pensar con milésimas de segundo que por ahí si no tienes el control suficiente sobre tus emociones, te pueden jugar malas pasadas.

A Teo no es al único que le ha pasado, pero es algo que lo puedes trabajar, que tienes que tratar de trabajarlo. Yo te digo que estar en un estadio con hostilidad, con gente gritándote una cantidad de cosas, cosas xenofóbicas, metiéndose con tu país. No es fácil controlarse y a veces termina en esas reacciones. No es justificable para nada, pero debería buscar una ayuda, una alternativa que le de la posibilidad de aprender a manejarlas.

Por qué no ha tenido consistencia James en esta temporada del Real Madrid?

 

A James le costó mucho los cambios del técnico. Creo que después de un primer año formidable que tuvo en el Real Madrid, primero vinieron muchas competencias conjuntamente con la Selección, después las lesiones que empezaron a hacerlo correr desde atrás, con respecto a sus compañeros y yo creo que es una cuestión de gustos.

Al técnico que está ahorita no lo llena James para lo que busca dentro del terreno de juego. No se acomoda del todo al esquema que quiere plantear con su equipo y eso es difícil para uno como jugador, porque el ánimo empieza a caer, y cuando empiezas a tener cada vez menos oportunidades, el ritmo de juego baja y también la parte anímica te juega una pasada y no tienes el mismo rendimiento.

Ahorita ya le toca esperar, y de pronto empezar a pensar en otras alternativas de ir a un equipo donde pueda jugar mejor, porque cuando no sos del gusto del técnico, es muy difícil hacerle cambiar de parecer.

¿Qué le falta y qué le sobra a la Selección Colombia?

 

Yo creo que la Selección Colombia ha crecido muchísimo porque la experiencia de los jugadores a nivel de equipo ahora es mucho mayor. La mayoría de nuestros jugadores, juega en el extranjero. Están ya acostumbrados a manejar presiones altas. Creo que la llegada del técnico extranjero ayudó a mejorar desde la parte anímica a convencer a los jugadores de la capacidad que tenían y a volverlos un poco ganadores, y gracias a eso, creo que hicimos uno de los mejores mundiales. A nosotros nos tocó una época complicada, con precaución generacional y no fue fácil para nosotros. Si bien nuestra generación fue la única, o es la única que le ha dado un título a la Selección mayor, no pudimos ir a un mundial. Pero creo que los jugadores de ahora, han perdido ese miedo para competir a nivel internacional. Ya miran a las otras selecciones no con miedo, ni con tanto respeto, sino de igual a igual y eso ha hecho emparejar por lo menos los compromisos con los demás seleccionados a nivel de Sudamérica, esperemos que eso siga siendo así, que el nivel y la actualidad de los jugadores les permita tener un gran desempeño y que lo pongan en servicio de la selección y podamos estar en el Mundial de Rusia.

¿Qué ha sido lo mejor y lo peor que hasta el momento te ha dejado el fútbol?

 

Yo creo que todo son cosas maravillosas. Yo soy un agradecido del fútbol, día tras día. Me ha dado absolutamente todo, me ha permitido viajar, conocer muchísimas culturas, muchos países, muchísima gente. Yo solo tengo cosas para agradecerle al fútbol. Hay unas cosas de las que tiene que restringirse uno para poder conseguir éxito y es más que todo el tiempo con tu familia. Yo creo que ellos son los que más sufren del alejamiento de uno, de tantas concentraciones, de tantos viajes, pero definitivamente al fútbol solo tengo agradecimiento porque todo lo que me ha dado son puros beneficios.

La historia del fútbol nos ha demostrado que la edad no hace la diferencia cuando se es buen jugador, ¿esperas seguir los pasos de Mondragón y volver a representar a Colombia con la Selección?

Uno nunca pierde ese sueño, pero cada vez se hace más difícil por lo que te digo. Acá en Colombia, no respetan la experiencia como lo hacen otros países. Yo creo que en otras partes de Sudamérica y Europa, la experiencia pesa por encima de la juventud, y más cuando te has cuidado y has sido muy disciplinado para alargar tu carrera, lo máximo posible. Todo es posible, yo nunca voy a perder esa esperanza, seguiré trabajando hasta que mi cuerpo lo permita. Hasta que sienta yo que estoy en capacidad de tener competencia de alto nivel y por ahora seguiré concentrándome y representando el equipo que me está dando la oportunidad de seguir jugando a nivel profesional.

¿Cómo vez esta temporada en la equidad?

 

Fue una temporada difícil, no pudimos clasificar, aunque dejamos una muy buena imagen. El equipo jugaba bien pero nos faltó hacernos fuertes en casa y definir los partidos. Fueron muchos puntos que dejamos en el camino que al final nos hicieron falta y son cosas que al final, nos sirven de experiencia, pensando en el primer torneo del próximo año.

Fabián, es de las pocas figuras del fútbol Colombiano que va rompiendo esquemas, un deportista que con su polifacético perfil y amplia experiencia ha sabido combinar inteligencia, disciplina y talento convirtiéndose en líder e inspiración para las nuevas promesas del fútbol en Colombia y a nivel mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablando de fútbol Bogotá para el mundo