Entrevistas

Voces de Paz se reuniría con Centro Democrático

pablo%20cruz

Voces de Paz es el movimiento  de origen ciudadano, semilla de la creación del Partido de las Farc una vez sus miembros se desarmen, que participa en el Congreso de la República durante la implementación del Acuerdo de Paz firmado por esa guerrilla y el Gobierno Nacional.

Tendrán seis representantes, tres en la Cámara: Francisco Tolosa, Jairo Rivera e Imelda Daza; y tres en el Senado: Jairo Estrada Álvarez, y Judith Maldonado y Pablo Cruz, además representante legal de la agrupación, habló con LA NACIÓN del papel que cumplirán en el Legislativo.

“Son profesionales, académicos e intelectuales destacados, dos mujeres comprometidas con la lucha social y popular en las regiones y un joven que proviene de las luchas estudiantiles recientes”, señala del equipo, que descarta ser de las Farc.

Su participación en el legislativo, sin voto, durará alrededor de seis meses y es exclusivamente para el debate de las leyes y las reformas constitucionales que se tramiten para llevar a la práctica lo pactado en La Habana.

Las banderas

¿Cuáles son las banderas de este nuevo movimiento?

Los lineamientos son los que están pactados en el acuerdo de La Habana, que fue firmado en el teatro Colón. La finalidad esencial es promover y entusiasmar a los millones de colombianos que han sido partidarios del proceso de paz y la reconciliación y que hacen todos los esfuerzos para alcanzar ese modelo de organización política.

¿Quiénes están detrás de Voces de paz?

La creación como movimiento, con los requisitos legales, fue para tratar de poder hacer un ejercicio que convoque a miles de ciudadanos. Los requisitos son un acta de fundación, unos estatutos, una plataforma y una solicitud al Consejo Nacional Electoral. Es un movimiento plural, para efectos legales. Un grupo de 55 colombianos, representando diversas tendencias e intereses, como campesinos, indígenas, estudiantes y comunidades negras.

¿Son voceros de las Farc?

No somos de las Farc, pero por supuesto algunos tendenciosos van a querer presentar esa imagen. Las Farc, como se verá más adelante, serán las que van a hacer su congreso, a decidir sus estatutos, van a establecer su logo, van a nombrar sus directivos y van a escoger el nombre de su organización política.

¿Entonces?

Nosotros somos simplemente unos intermediarios, sobre todo unos impulsores de esa tarea definitiva que pretende acabar la acción beligerante de un grupo de alzados en armas con fines políticos, para que ahora hagan política en un escenario abierto, legal, con el respeto de las normas y esbozando los derechos y garantías que la Constitución le consagra a los ciudadanos para iniciar movimientos y partidos.

El legislativo

¿Cómo vio el trámite inicial de la Ley de Amnistía e indulto?

Lo más importante es que se dio el primer paso de manera rotunda y seria para garantizar la implementación de los acuerdos de paz. Debo reconoce que los partidos de gobierno actuaron entendiendo el enorme compromiso y responsabilidad. Creo que hubo un debate en que se permitieron todo tipo de observaciones, el Centro Democrático tuvo la oportunidad de plantear sus inquietudes. Lamentablemente, en mi opinión, sigue siendo  el vacío que el expresidente Uribe y su partido no se sumen a este esfuerzo colectivo de todos los colombianos expresados en los partidos políticos representados en el Congreso, que unánimemente votaron la aprobación.

¿El uribismo se queja de la conexidad del narcotráfico? 

Lo más curioso es que este proyecto de amnistía, si tiene algo de beneficios, de generosidad, es justamente con el sector que cree representa el expresidente, que es el sector de la Fuerzas Militares. Uribe y sus parlamentarios no apoyaron la generosidad que expresa este proyecto de ley en relación con los miembros de las fuerzas militares que han estado en curso en situaciones de tipo penal.

¿Y el tema de la elegibilidad política?

El tema de la elegibilidad política está consagrado dentro del Congreso. Esa es una de las principales aspiraciones de la insurgencia, que, cómo se sabe, unas de las explicaciones de su accionar guerrillero fue la ausencia de la participación democrática o la posibilidad de intervenir en ella. Fue lo que lo condujo a las armas. El proceso de paz cometería un grave error no abriendo las posibilidades de que estos sectores, en este caso la insurgencia, retomen los caminos de la legalidad. Es preferible que hagan su ejercicio político y puedan conquistar la opinión de los colombianos.

¿Ven la posibilidad de un acuerdo nacional en el Congreso?

Yo no me atrevería hasta allá, porque desconozco la composición y el manejo de las fuerzas políticas que apoyan al Gobierno Nacional, pero lo yo sí sé y se demostró  es que los principales partidos de la vida política colombiana y los partidos que apoyan el Gobierno actuaron respondiendo al clamor de los millones de colombianos que reclaman que se implemente la paz en Colombia.

¿Ustedes piensan reunirse con el Centro Democrático?

Nuestra participación aquí  lo que busca no es confrontación, lo que estamos es muy interesados en conversar con el Centro Democrático y queremos conversar con todas las bancadas, con todos los del No. Ya nos reunimos con el presidente del Senado, con el presidente de la Cámara y estamos en  el propósito de reunirnos con cada sector y cada bancada en el Congreso, por supuesto el Centro Democrático es uno de nuestros objetivos.

¿Buscaría usted ese puente de diálogo? 

Necesariamente.

¿El expresidente Uribe dijo que él estaría dispuesto a reunirse con las Farc en busca de un acuerdo?

No podría responderle exactamente, lo que yo sí sé es que durante mucho tiempo  el señor Timochenko invitó al expresidente Uribe a La Habana  pero no fue posible el encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Voces de Paz se reuniría con Centro Democrático