Nota Política

Población marginal de Cartagena se lamenta del microtráfico

Araujo senador

El microtráfico y el pandillismo preocupan a las familias de los barrios apartados de la ciudad de Cartagena. Periscopio Politico estuvo en la ciudadela 2000, que colinda con el barrio Nelson Mandela, y allí varios líderes comunales alertaron sobre esta situación. Con ello esperan que las autoridades cuanto antes pongan toda la atención antes de que el fenómeno siga creciendo.

María Valencia, presidente de la Junta de acción comunal, manifestó que “está un poco inseguro, pero son jóvenes, a los que se les puede dar solución, y poco vemos la intervención de la Policía, porque a veces me dicen que los llaman y ellos nunca contestan, que porque están ocupados, porque están en otro lado, cuando queremos que lleguen”.

Dijo además que “aquí lo que se ve es el pandillismo, y muchachos que se sitúan en las esquinas a esperar que alguien pase y quedarse con lo que le pertenece a uno, pero no son personas del barrio, son personas que llegan aquí y no son del barrio”.

Manifestó que “ya están en contacto con el teniente encargado de la seguridad en Nelson Mandela, y él ya tiene conocimiento de eso y lo que dice es que va estar más frecuentemente con nosotros, y ya nos dio su número personal”.

José Varón, habitante del barrio, y quien dijo estar muy preocupado porque sus hijos se están viendo afectados, “una de las problemáticas, de las dificultades que estamos pasando, podemos decir que la inseguridad, aquí la tranquilidad está al borde de la locura, hay atracos en motos, las personas no pueden estar en la puerta de sus casas, delincuentes que vienen de los sectores aledaños”.

Gilma Rosa Martínez, otra de las líderes comunales, manifestó a este medio que hizo presencia en la zona, “aquí venden mucha droga por las calles, hay atracos y robos, ellos  llaman y vienen y lo que dicen las autoridades es que no encuentran nada. A mí me preocupan mis hijos, porque ellos van a crecer en un ambiente pesado, y unos chicos que actúan en pandilla”.

Sabina Bonilla, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Nelson Mandela,  anotó sobre este tema que “ahí tenemos muchos problemas y la verdad es que sí quería exponer esta preocupación, porque la seguridad sí está muy pesada, y a veces llamamos a la Policía y no llega en el momento, nos sentimos desprotegidos”.

Entre tanto, el senador Nicolás Fernando Araújo, del Centro Democrático, aseguró que “hay varias preocupaciones, una es el tema de las cámaras, vamos a mirar qué fue lo que pasó, sí las alarmas fueron eficientes, y vale la pena recuperarlas. Lo segundo es la presencia del cuadrante, abarca un sector  muy grande, como el barrio Nelson Mandela y con altos índices de inseguridad, hay que mirar la puesta en marcha de un CAI, no sé si sea fácil, pero primero vamos a pedir el aumento del pie de fuerza”.

Igualmente el congresista señaló que se trabajará para que organice un frente de seguridad, adscrito a la junta de acción comunal que permita una mayor comunicación entre los vecinos.

El exconcejal de Cartagena, Jorge de Delicario, resaltó que “la problemática se arregla de una manera estructural y se le tiene que dar las herramientas al Gobierno municipal que es el jefe de la Policía local, “lo que se tiene que hacer es desvertebrar a las bandas criminales que son unas empresas criminales y darle los recursos para que tenga una inteligencia humana y financiera para poderlos infiltrar y judicializar con plenas pruebas, para que los jueces no los suelten”.

El líder político indicó que hay que crear unos frentes de seguridad, y que existan cámaras y aplicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Población marginal de Cartagena se lamenta del microtráfico