Noticia del día

Recibo un país complejo: presidente Duque

duque -


“Yo quiero que la posibilidad que se perdió después del 2 de octubre del 2016 de forjar un gran ‘Acuerdo Nacional’ se construya rápidamente”, dijo al recibir su credencial

Recibo un país complejo: presidente Duque | El Nuevo Siglo Bogotá

Se recibe un país con complejidades, dificultades, y desafíos, dijo el presidente electo Iván Duque al recibir la credencial de jefe de Estado por parte del Consejo Nacional Electoral.

En su discurso rechazó cualquier forma de violencia, incluida la de aquellos que se rehúsan a entregar las armas.

Duque señaló que no espera gobernar a Colombia con espejo retrovisor ni con espíritu revanchista, anotando que “tenemos que ser claros” en “que estamos recibiendo un país con muchísimos desafíos complejidades y dificultades; no solamente se trata de un país que sigue viviendo convulsiones de violencia, que ha visto crecer en los últimos años de manera exponencial los cultivos ilícitos, y que hay algunos que se rehúsan a entregar las armas de la violencia y quieren seguir el camino de perseguir al ciudadano”.

Dijo Duque que cualquier forma de criminalidad tiene que ser rechazada, cualquier forma de violencia debe ser rechazada, y que “por eso tenemos que ser claros que en muchos lugares del territorio se están viendo crecer nuevamente esas manifestaciones”.

“También debemos ser claros en entender que la corrupción es un flagelo que agobia a todos los colombianos y que siembra desconfianza, desazón, desesperanza. Y que, por lo tanto, tenemos que ser implacables”, expresó.

 

Economía

 

Frente al tema económico, manifestó el presidente electo que “estamos viendo una economía que se ha desacelerado estrepitosamente, que hemos visto que la angustia por la carga tributaria disuade a muchas personas de empezar un negocio”.

Aseguro que en muchas áreas del gobierno se han visto reducir los presupuestos necesarios para cumplir con las tareas misionales y que “somos conscientes de que, en materia social, tenemos brechas que subsanar”.

“Aquí no habrá milagros, pero habrá trabajo arduo. Y si unimos a Colombia entorno de sus propósitos comunes, los vamos a convertir en la más grande oportunidad de nuestra historia para quinto el territorio, cuando tengamos ese pasaporte y esa cédula, sintamos ese orgullo de ser colombianos en todo momento y lugar”, indicó.

“Esa realidad, señoras y señores, ese país que recibimos es un país que ha tenido grandes progresos en su historia reciente. Los últimos 50 años de historia de Colombia con un vaso medio lleno, pero no podemos ser complacido los retos inmediatos son tan grandes que demandan de nosotros una entrega cotidiana hacia lo estratégico y hacia lo táctico”, explicó.

 

Un país en paz

Precisó que, si bien, es “un triunfo que logremos acallar los fusiles de quienes han estado atentando contra la sociedad”, quienes reincidan deben ser sancionados con el rigor de la ley.

Expuso el presidente Duque que para él “es un logro que podamos permitir la desmovilización, el desarme y la reinserción de quienes han estado en las armas y construyan un camino de convivencia, sin que haya reincidencia”.

“Para mí”, continuó, “es un logro que tengamos la posibilidad de llegar a los lugares más apartados de Colombia con la inversión social, que podamos darle a cada rincón del país la oportunidad, donde la creatividad, el talento y la laboriosidad se conviertan en empleos formales; para mí, como colombiano, es un gran logro que tengamos un sentimiento de convivencia”.

Sin embargo, anotó, “yo quiero unir a Colombia, yo quiero que la posibilidad que se perdió después del 2 de octubre del 2016 de forjar un gran ‘Acuerdo Nacional’ se construya rápidamente, y se construya sobre la base de que, mirando hacia el futuro de Colombia, de una vez por todas, hacia el futuro de Colombia, el narcotráfico deje de ser un delito conexo al delito político y se convierta en una acción censurable”.

El mandatario electo invitó “a que, en ese ‘Acuerdo Nacional’, nosotros permitamos que toda la sociedad actúe al unísono para derrotar el narcotráfico; la sustitución y la erradicación, por principio, deben ser obligatorias. Y, si hay quienes quieran adentrarse en el camino de eliminar estos cultivos por la voluntariedad, estaremos allí para ayudarlos”.

“Tenemos que ser claros en que, en ese ‘Acuerdo Nacional’, lo que menos queremos es que se haga una burla al anhelo de las víctimas; por eso, armas escondidas o dineros escondidos o la reincidencia continua, deben tener una sanción ejemplar. Y lo que más queremos, pensando en las víctimas, es que ellos sepan que tendrán una democracia vigorosa, fuerte, creíble, donde habrá verdad, justicia, reparación y no repetición”, sostuvo.

 

Agenda legislativa

 

En su intervención, Duque precisó que “esa Colombia de legalidad es la misma que hoy tiene que pararse firme contra cualquier forma de corrupción”, para anunciar que “desde el próximo 7 de agosto, espero presentarles a los colombianos un paquete de agenda legislativa para que de una vez por todas endurezcamos las penas a la corrupción, acabemos con la casa por cárcel y reducción de penas a quienes atentan contra el erario”.

“Desde ese 7 de agosto”, añadió, “espero también promover que quitemos las tentaciones que tanto afectan a la democracia, que limitemos los periodos en los cuerpos de elección popular, que tengamos la transparencia administrativa”, advirtiendo que “empresa que corrompa un funcionario, ni la empresa, ni sus dueños, ni sus gestores, podrán a volver a contratar con el Estado colombiano”.

 

País de la legalidad

Habló también del país de la legalidad y dijo que es el momento de que el Estado sea más eficiente: “Ha llegado el momento de hacer una depuración de todos los gastos innecesarios para ponerles fin. Ha llegado el momento de hacer del Estado un ente eficiente, que haga más con menos, que apele a la tecnología. Ha llegado el momento de poder transitar hacía un país donde la carga tributaria se reduzca a quienes generan empleo para dar oportunidades y que también nos pongamos como meta, a pesar de cualquier dificultad, de mejorar el ingreso de los trabajadores colombianos”.

 

Asesinato de líderes

Aprovechó el presidente Duque para rechazar los ataques contra los líderes sociales y políticos, y dijo que para evitar estos hechos es necesario el cumplimiento de la ley.

“Yo rechazó cualquier forma de violencia; he tenido dolor cuando veo que sea acalla la vida de un líder social, de un líder político y de cualquier colombiano. Yo quiero transitar hacia un país en paz, pero ese país en paz necesita la firmeza de hacer cumplir la ley porque, cuando la ley es burlada, la que está amenazada no solamente es la paz, sino la integridad de todos nuestros compatriotas”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibo un país complejo: presidente Duque