Entrevistas

Un teatro muy comprometido con el palpitar de los procesos políticos

marco tulio
marco tulio

Un teatro muy comprometido con el palpitar de los procesos políticos y de recuperación de espacios perdidos por los conflictos que han lastrado su sociedad, es la definición del teatro en Colombia que hace Marco Tulio Luna Doctor en Derecho Por la Universidad Complutense de Madrid .Doctor en Teatro y arte por la Universidad UCM. Y RESAD España .Director del CJI. CENTRO JURÍDICO INTERNACIONAL (UNIÓN EUROPEA), quien se encuentra en Colombia explorando alternativas para aportar con su trabajo en el Huila, y en Colombia.

Y sobre el arte en el Huila recordó, “He tenido la fortuna de conocer muchos pueblos y regiones del Huila, y por ello es que el proceso de creación con la artista Ana Lucia Forero, se desarrollará en las fuentes hídricas del territorio, tratando de crear el guion cinematográfico pertinente para rescate de las maravillas huilenses.

 

¿Quién es Marco, como persona y como artista?

 

Independientemente del recorrido profesional o académico que marcan las formas convencionales de estas sociedades en las que hemos crecido, Marco tulio Luna R. Es simplemente un pertinaz viento reflexivo constante. Una ráfaga de pensamientos hechos vida constante. La poesía y el mito son en consecuencia los lenguajes más próximos a su ser, y, por lo mismo el arte en general es la constelación palpitante de su caminar. Quien dice Arte dice vida, pues como intuimos todos, la vida es un arte en sí, y vivirla es todo un ejercicio artístico.

Marco Tulio Luna, o Marco Luna como es conocido en algunos países Europeos y Estados Unidos, es un artista poliandrónico, polivalente y multifacético. Sí, es una fuente muy variada de información para condensarse en la simple pregunta de : ¿en definitiva lo es todo y nada a la vez?; Es posible que los términos descriptivos de su acción Artística produzcan dicha inquietud, sin embargo, no hay que dejarse deslumbrar por una sociedad que se especializa y valora el microconocimiento y el conocimiento particular y especialista como único derrotero de progreso y de “éxito” social. “Los abanicos se hacen de pequeñas y maleables partes que al extenderse refrescan el mortecino ambiente”. (MOKRAM. Poeta siglo XX).

 

Marco Tulio Luna es un artista que en los últimos años ha entrado en los estudios profundos de los espectáculos “Uni-persona”, aquellos a los que ha dedicado parte de su quehacer como profesor e investigador, como Director y dramaturgo, y también como actor y productor; es decir, que ha pasado por los diversos estadios para poder analizar esta forma de hacer arte en la época moderna. Desde las manifestaciones socioartísticas de una estatua humana en una vereda de la ciudad hasta un gran espectáculo con las técnicas más modernas del mundo digital y virtual.

En definitiva, Marco Luna es un Artista que lleva en su embrión espiritual el mudo de lo estético y el mundo de la realidad triste y cruel que a su vez es cotidiana, esa mezcla de Artista del arte de la interpretación, junto con su gran preparación jurídica, política y jurídica, dan como resultado un individuo que solo trata de esclarecer algún sendero que dé sentido a este mundo y aporte a la humanidad, bastante difícil labor, pero que Luna no cejará en tratar de hacerlo hasta el final de sus días, ya que como ser humano y como artista sigue creyendo a pie juntillas que esta humanidad aún tiene alguna salida digna para reconocer que la vida es simple si se la considera realmente.

 

 

 

¿Qué significa para usted el teatro?

 

El arte de la escena es para Marco Luna una pequeña ranura por donde se rompe la cotidiana situación de simplemente existir. Esa sensación de las sociedades de encontrarse en “Equilibrio”, esa búsqueda de las economías de mantener el control permanente de sus individuos para que las producciones nunca paren, eternamente, ¡hasta el infinito!.

 

La enloquecida espiral de la “Anti-vida”, o en su caso de una “A-vida”. Una espiral centrifugada que hace que los seres humanos, y hasta aquellos que no se encuentran necesariamente interesados en la misma –píncese en la naturaleza involuntaria-, se enfrenten a la simple “Existencia” de sus cuerpos y mentes en un tiempo y un “topo” in-movil.

El arte de la “Re-presentación” y el de la “Interpretación” son las salidas y entradas e¡al interior de la vida, son la salvación y la condena condensadas en el placer de hacer existir realidades diversas en la diaria diatriba del insensato mundo inventado por la humanidad.

 

El teatro, la televisión, el cine, la realidad virtual, la realidad aumentada, la transportación –virtual, (Fotocopias en 3D por ejemplo), etc. Son medios que estéticamente pueden ser útiles para que la simple existencia se pueda convertir en VIDA, sí, con mayúsculas, VIDA que conlleve a un placer reflexivo y compasivo consigo mismo, es decir, con el otro a su vez. Un camino para este momento de pos-conflicto y reconstrucción posiblemente. Al arte se le ha expulsado al mundo del simple entretenimento, cuando realmente es el centro político y social de toda sociedad que quiera estar sana en constante movimiento y reasignación de la constante búsqueda de lo mejor para su felicidad y bienestar.

 

¿Qué clase de teatro hace?

 

Marco Luna realiza múltiple gama de espectáculos, televisión, cine etc. (Moon Producciones). Dentro del ámbito teatral se ha centrado, como se apunto arriba, en el trabajo de los espectáculos llamados Unipersonales, aquellos que son realizados por una sola persona, en principio. Ha realizado estudios al respecto, y en su tesis doctoral de Teatro ha incluido senda clasificación y análisis.

En las últimas giras ha sido invitado como conferencista y profesor, a más de llevar su espectáculo unipersonal, para conversar sobre este tema de la interpretación en solitario, de la producción en solitario, de la puesta en marcha de proyectos. En New York realiza cursos para aquellos que desean incursionar en la gran manzana entrando no solo en el mercado comercial, sino intentando realizar espectáculos originales en el teatro y la televisión. A pesar de existir bastante competencia en la gran manzana, también es cierto que hay muchas posibilidades de empresa artística.

 

El teatro que profundiza Marco Luna, pasa también por ser un teatro reflexivo operativo, es decir, no hace de cada conocimiento un estanco impermeable (Imposible hacer esto en la vida, aunque la gente lo pretende) , por lo mismo su diverso conocimiento proyecta al teatro en el mundo político, en el mundo del derecho toda vez que es también abogado Doctorado “cum Laude”, en el mundo de la sociedad y sus necesidades, en últimas proyecta al teatro a donde corresponde: a la vida de los seres humanos en su sociedad. Por todo lo anterior ha realizado investigaciones en torno del Teatro legislativo de Augusto Boal; igualmente al teatro y la neurociencia, así como la política y al arte de la escena como parte del dialogo social. Creador de las técnicas para actores profesionales en el arte de la interpretación desde el “Teatro erótico y el espacio sensorial”. Ahora realiza conferencias sobre el mundo del Arte de la escena y su herramientas para un posconflicto exitoso.

 

 

¿Cómo se define como artista?

 

Marco Luna es un Artista buscador, procurador y cuestionador. Por lo que le trae en cuestión, hay que decir que su preparación profesional como Abogado, jurista y experto en ciencias políticas y resolución de conflictos, al igual que su profesión como actor y director de Teatro y TV, le abren las puertas del aprendizaje del “saber aprender a tejer”. Un saber que solo podemos aprender haciendo, proponiendo y cuestionando creativamente cada momento de las “Verdades” que nos damos como inamovibles y eternas. El arte de Marco Luna es una arte de relatos, por ello vieja por el mundo como un “Contador de historias”, Cuentacuentos, bululú, o como se llame a aquel que hace de la duda el camino de la verdad.

 

Usted es de España, ¿Cómo es su trabajo en Madrid?

 

Madrid es una ciudad que palpita al ritmo del teatro y la producción permanente de piezas clásicas, modernas y de vanguardia. Es una capital europea que en los últimos años ha progresado en cuanto a inversión en arte y cultura se trata. Marco Luna es profesor en varias escuelas de interpretación entre España, Portugal e Italia, junto con New York, en donde realiza labor como director, y profesor. Desde su productora Moon Producciones, produce Documentales y cortometrajes en colaboración y en solitario.

 

Madrid permite al artista poder viajar por Europa, y ahora por Latinoamérica de una manera natural, es decir, es una capital que conecta culturalmente con los cuatro puntos cardinales del mundo de forma muy fluida por su historia y su devenir, de tal manera que Marco Luna viaja no solo presentando sus espectáculos sino que, además, y muy importante para él, compartiendo los conocimientos y aprendiendo de cada sitio que visita. La ilusión de este Jurista Artista es ayudar a crear un mundo mejor, aun cuando suene a frase de cajón.

 

España en general al lado de Portugal e Italia, congloban la muestra social que motiva a muchas otras sociedades que se encuentran en la situación en que éstas culturas estuvieron décadas atrás. Muchos de estos países pasaron por regímenes dictatoriales y sesgados, en donde la cultura y sus manifestaciones artísticas eran supervisadas y casi siempre controladas cuando no censuradas. También las conductas socioculturales de sus asociados eran resultado del entorno socioeconómico y político de dichos momentos. Hoy en día, y sin haber pasado siglos necesariamente, junto a los cambios políticos y económicos de bienestar no necesariamente capitalistas, – pero sí del tan criticado, pero única posibilidad de justicia social, estado de bienestar- dichos países y muchos otros estados y sociedades europeas demuestran que los cambios educativos y culturales producen cambios conductuales que redundan en la calidad de vida, el respeto y la pacífica convivencia. España y en particular Madrid por las mismas razones antedichas, es hoy una ciudad de ciudades, en donde la cultura artística vive y donde la cultura social y política brillan por su evolución en la convivencia y el progreso real.

 

 

 

¿Qué diferencia saca del teatro en Colombia y España?

 

Puede decirse que el Teatro, con mayúsculas, no tiene diferencia en ninguna parte del mundo desde el punto de vista de fenómeno humano, de manifestación cultural connatural a la existencia del ser humano. Lo que sí se diferencia es la forma de manifestarse teatralmente.

 

Entre Colombia y España, por ceñirnos a la pregunta, existen las diferencias locales que hacen de las manifestaciones culturales expresiones originales y únicas, aunque no exclusivas ni independientes y solitarias necesariamente. Colombia manifiesta su arte escénico de manera intensa y enérgica, crea permanentemente espacios microcósmicos que luchan por sobrevivir económicamente y que se convierten en fenómenos de gigante realizados por pequeños. De otra parte existe la estructura de los teatros estatales y de aquellos escenarios con apoyo privado que se mantienen con programación internacional y espectáculos de diversa índole. La diferenciación de las dos fuerza ha hecho que en Colombia pareciera por épocas (la actual una de ellas) que sus micro gigantes hacedores de teatro de “Autor” estuvieran condenados a su extinción.

Colombia ha mantenido unos cuantos grupos teatrales que desde el extranjero parecen piezas inamovibles de su manifestación escénica. Se consolidaron hace muchas décadas los grupos tradicionales que permanecen hoy en día, lo cual es una satisfacción desde el punto de vista de la fuerza del arte en su supervivencia a pesar de las adversidades económicas, sociales y políticas. Sin embargo el panorama de nuevos movimientos de pequeño formato que se puedan estabilizar no se encuentran protegidos y apoyados, así como poco reconocidos por los mismos públicos naturales de la sociedad, es decir, por los ciudadanos que caminan las ciudades día a día.

 

Entretanto en España existe en este momento espaciotemporal una ilusión por acceder a espacios públicos o privados del arte escénico de casi cualquiera que manifieste inquietud por dicha manifestación. Posiblemente el apoyo de la Unión Europea y sus políticas de desarrollo han hecho de España, país humilde y pobre respecto de otros del entorno, un ejemplo de progreso “instantáneo”. Dicho desarrollo en todos los campos de la vida cotidiana ha llegado a permitir que los asociados interesados en la actividad escénica o interpretativa para teatro, televisión, cine u otras de formato digital como arte y cultura, tengan espacio y posibilidad de arriesgarse a disfrutar de dicha manifestación.

Por otra parte, las manifestaciones colombianas teatrales respecto de las mismas en España y en Europa en general, poseen características diferentes según sus circunstancias locales y sus condicionamientos sociales y culturales. Mientras en Colombia         (Posconflicto, paz, convivencia, perdón y reparación de víctimas, justicia transicional, etc.).

En España las condiciones socio-convivenciales han permitido la exploración de otras posibilidades artístico-escénicas e interpretativas que abordan temáticas y problemáticas diversas, más generales si se quiere. Lo anterior es posible consecuencia también de haber abierto el panorama de las visiones nacionales al surgir la Unión Europea, a pesar que aún no hay un horizonte cohesionado, pero que muchos trabajan para que sea una realidad más allá de la mera integración económica o de intercambio de servicios y trabajadores libremente.

 

 

 

Usted vino a Colombia, ¿A qué se debió su presencia en el país?

 

Colombia es un punto muy importante en el panorama moderno del arte teatral desde la visión que el mundo tiene respecto de sus problemáticas humanas y sociales. Los condicionamiento de conflictos armados y su desestabilización social, sus condicionantes políticos, su cultura variada, su gran sociedad multiétnica y multicultural, su misma configuración geográfica y hasta su situación geopolítica respecto de los demás espacios del entorno, hacen definitivamente que los países de la parte norte del continente suramericano sean de un atractic¡vo artístico e intelectual indudable.

 

Concretamente mi labor en el mundo centra su foco en la creación de redes y mecanismos de colaboración internacional y desarrollo humano universal, tratando de contextualizar lo que arriba se mencionó de alguna manera: La localización excesiva. Es decir, tratando de abrir la mente y los reales espacios de lo meramente anecdótico, que no por ello menos importante, hacia la conexión transversal del conocimiento y el reconocimiento de la universalidad común a los habitantes del universo conocido.

El arte de la interpretación, de la escena y la actuación en sus diversos formatos, aterriza en un solo centro neurálgico de la humanidad: El deseo y la necesidad de RE-PRESENTAR. Esa natural necesidad de actuar como parte de la forma de interpretar el mundo que rodea al ser humano.

La vida en síntesis es una gran representación trágica, en donde los protagonistas, nosotros, sufrimos y reímos honestamente, cruelmente por la existencia; y esto debido a una característica especial, aquella que se sufre como protagonista por que no se es el público, o dicho de otra manera, existe drama para esta vida ya que quien la actúa no es consciente de ello, de su escenificación constante, sino que es su vida misma. Sin embargo, si se distancia en algún momento de esa tragedia, dejando de protagonizarla para solo observarla, verá con gran asombro que la puesta en escena es el arte de la vida y la vida el arte de la escena.

El arte sublime del distanciamiento crea conciencia, y ella, la consciencia, es la detonante del asombro y la curiosidad exploratoria de las posibilidades de otras vidas. La interpretación lleva al ser humano a ser diferente, a cuestionarse permanentemente, a arriesgar su vida por la vida, y a llorar de placer cuando descubre la tragedia del existir.

No se conoce por el momento ningún otro ser de la naturaleza que pueda interpretar con este proceso de conciencia de la existencia –por lo menos por el momento, reitero-. Los animales no humanos pueden ser entrenados en destrezas casi humanas, pero solo el ser humano como nos conocemos, somos capaces de dicho descubrimiento: El de sus miserias humanas.

 

Retomando entonces las razones que me mueven por el mundo y concretamente por Colombia, en términos energéticos, espirituales y académicos, indudablemente su atractivo por la capacidad de contradicción en que sobrevive su sociedad, en donde se puede ver lo más hermoso y sublime, junto con lo más bajo y vil. Puede decirse que en cualquier sociedad existe el mismo contraste, sí, es innegable que en donde hay seres humanos ese espectro de acción es más que probable, pero, debo decir que hay sitios en donde parece ser más descarnado dicho contraste, y desafortunadamente en lo que respecta a lo negativo, a veces solo se fotografía en blanco y negro olvidando que hay gamas de colores y de grises que permitirían huir de la acentuación excesiva y la exageración esperpéntica de los sentimientos humanos.

Ya desde lo operativo, me encuentro en Colombia realizando los cursos y conferencias en diversos espacios artísticos, universidades, escuelas de formación y encuentros. En la Universidad existe interés no solo por el arte escénico en términos artísticos, y sí por su aporte a los procesos políticos y sociales que permitan nuevas visiones y asunciones de los problemas de la comunidad. El arte cumple así, nuevamente con la creación de canales sensibles ético-estéticos que logran dar luz a procesos aparentemente rígidos y cerrados, enquistados y meramente legalizados.

 

Teniendo en cuenta mi formación como jurista y artista, el arte de la interpretación artística escénica cumple diversos cometidos, desde la capacitación para profesionales de diversas ramas del saber sobre manejo de la escena y conocimiento del cuerpo, hasta la capacitación de aprendizaje del manejo de la oralidad, la expresión, construcción de la lógica discursiva, conocimiento del espacio de oratoria, perdida de miedos y control de comunicación efectiva; llegando incluso a espacios demasiado institucionalizados como el ámbito político, legal y judicial entre otros.

 

Finalmente he tenido el placer de ser invitado a colaborar con el trabajo de una gran artista que ha recorrido el mundo llevando sus cuadros y exposiciones, Ana Lucia Forero. Ésta artista realiza un trabajo de recuperación emotiva y sensorial con el arte de sus cuadros en técnicas especiales. Su trabajo es de un exquisito gusto, en donde junta lo sublime con la realidad natural, trabajando en la concienciación del cuidado de los recursos naturales y en especial de la fuente de vida. El agua.

Mediante su planteamiento artístico que ha realizado durante muchos años, y que es conocido como “CromoExpansión” la artista retoma el pulso al ser humano y el contacto con su entorno y su interior. teniendo en cuenta que el mayor porcentaje del ser humano es agua en su composición, líquidos de alguna manera, y que el mundo terráqueo permite la vida gracias a la existencia de dicho líquido precioso, es de suyo que la interprete artístico-pictórica exponga con gran éxito en el mundo al ser éste uno de sus actuales temas. Su trabajo proyecta la conciencia sobre los recurso naturales, en donde se encuentra al ser humano también como tal recurso, y su valía, belleza y protección. Incluso promueve el conocimiento de las regiones y sus tesoros culturales al ir por diversas regiones resaltando con sus impresiones los lagos, ríos, riachuelos, fuentes de agua y vida.

Ana Lucia Forero no deja que su arte y concienciación de la vida y la naturaleza se queden en la pintura y la exposición, por el contrario, la artista plasma en prendas exclusivas y únicas dicha obra, de tal manera que uno puede obtenerlas y vestirlas, ya como una camisa o una falta o como un sobretodo acuático, por decirlo de alguna manera. Es sorprendente y maravilloso vestir una obra de una artista que nos permite experimentar en tiempo real y sin control, la ejecución y el uso del arte y a su vez de la naturaleza sin hacerle daño alguno

 

Gracias a su gentil invitación a participar de dicho proceso pictórico interpretativo y escénico, es que estamos en este momento realizando diversos trabajos conjuntos, como por ejemplo la creación de la teoría sobre la “cromoexpansión escénica” y sus aportes al ser humano. Igualmente una serie especial para la creación de un guión sobre el tema, rescatando fuentes hídricas de las regiones, trabajo que conoce muy bien la pintora, y que nos lleva a sitios como la región del Huila y sus parajes culturales y de patrimonio.

 

 

 

¿Qué conexión tiene usted con el Huila?

 

Sin caer en la lisonjearía y tampoco en los halagos fáciles, he de decir en piel de primera excitación que el Huila ha hecho parte de mi sentimiento desde que he conocido de su existencia. Es una región que se encuentra entre muchas cosas sujeta a diversos vientos sociales y culturales. Parece como un centro por donde discurre todo pero a su vez se mantiene calmo y tranquilo ante las vicisitudes. El Huila y sus pobladores han sabido convivir consigo mismos de alguna manera. Sin estridencias ni pretensiones, sin dejar de hacer un alto cada día para tomar del calor su bochorno maravilloso, y sin dejar de preocuparse por conectarse con el resto del mundo para estar al frente de la vida; el Huila es un punto de remanso en mi alma.

 

Mis grandes hermanos del camino son del hulla, amigos y conocidos no ha sido suficiente para mi, y es por ello que me he hermanado con esta gente que permite la ascensión artística cultural y social de cualquier ser humano que a sus puertas llega y es convidado a entrar.

He tenido la fortuna de conocer muchos pueblos y regiones del Huila, y por ello es que el proceso de creación con la artista Ana Lucia Forero, se desarrollará en las fuentes hídricas del territorio, tratando de crear el guion cinematográfico pertinente para rescate de las maravillas huilenses.

Por otra parte mi relación con el espacio político y cultural de la región siempre ha estado activa, ya que las conferencias y cursos en el mundo del arte o en de la sociojurídica se mantienen. Sea el momento para invitar a toda la región a asistir a las actividades que realizaré próximamente allí, con el fin de conectar con las visiones de la Unión Europea y sus políticas sociales y culturales.

 

La creación de los lazos y la búsqueda de los recursos para llevar las manifestaciones culturales huilenses a la Unión Europea, es uno de los primordiales objetivos de mi visita a la región. E lICICI (Instituto Central de Investigación Científica Internacional) que dirijo, trabaja por la creación de los diversos festivales huilenses en Europa, e igualmente, la consolidación de la plataforma para el apoyo de los estudiantes, investigadores, creadores, profesionales y artistas en su desarrollo internacional en unión con las universidades y diferentes entidades. El ICICI provee las conexiones y posibilidades para el intercambio del conocimiento administrativo internacional, político y de gestión al invitar a diversos dirigentes, alcaldes, gobernadores y lideres en general a conocer de primera mano la experiencia de la Unión Europea y compartir la misma en beneficio de las diversas regiones.

Por todo lo anterior, y en síntesis, por algo que me enseñó el tratar de bailar un sanjuanero en fiestas en el Huila es que estoy aquí, es decir: ¡por Amor!.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un teatro muy comprometido con el palpitar de los procesos políticos