Nota Política

“El Brexit es un modelo pierde-pierde que afectará a todos los actores”, analistas internacionales

SONY DSC


SONY DSC

De
acuerdo con los expertos académicos Alí Smida y Fabien Cadet, invitados por la
Universidad Central, Colombia puede aprovechar la ventana de oportunidades que
se abriría con la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

*No obstante, se puede presentar una oleada de capital humano altamente calificado que desplace a los profesionales colombianos.

El ‘matrimonio’ entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido podría
terminar o quedar parcialmente afectado. Ambas partes buscan adoptar decisiones
estratégicas para no perder tanto. No obstante, ese modelo de negociación en
este momento es un “pierde-pierde” donde todos van a sentir sus efectos.

Esta fue una de las conclusiones de la charla académica “El impacto del
Brexit en las relaciones económicas con América Latina”, que organizó la Universidad Central y en la que
participaron los analistas internacionales Alí Smida y Fabien Cadet, profesores
de la Universidad de la Sorbona.

Smida y Cadet, que presiden e integran, respectivamente, la Asociación
Internacional e Interdisciplinaria de la Decisión (A2ID), compartieron su
mirada académica sobre la noticia política y económica del momento en el mundo:
la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El profesor Cadet aseguró que el actual momento es crucial, por cuanto
el modelo con el que se busca resolver una decisión política, como el referendo
que ordenó la salida del país del acuerdo de la UE está basado en el
“pierde-pierde” y no en el “gana-gana”, que es el utilizado para las
estrategias y negociaciones.

El analista indicó que, pese a estudios de universidades internacionales
que refieren que la salida del Reino Unido de la UE no golpeará en mayor medida
las economías de América Latina, sí habrá efectos directos.

“El Brexit frenará la recuperación de la economía mundial, va a
debilitar el comercio internacional y creará más incertidumbre. Además, no se
sabe cómo reaccionarán los mercados cambiarios”.

Agregó que, sea cual fuere el escenario de la salida del Reino Unido –Brexit
suave o Brexit duro–, Gran Bretaña sí vivirá efectos bastante complejos en
varias líneas: pérdida de tasa laboral y del PIB, la carrera contra el tiempo
(porque el plazo para hacerlo efectivo vence en octubre), la ingente necesidad
de millonarios recursos administrativos y la pérdida de la experiencia para las
negociaciones.

“Gran Bretaña tendrá que negociar individualmente todos y cada uno de los
tratados comerciales y económicos que tiene vigentes y, los futuros, perdiendo
30 años de trabajo que ha hecho la Comisión Europea como bloque”.

En cuanto a Colombia, el profesor Cadet manifestó que es de los países
de Latinoamérica que más venden productos al Reino Unido, aunque tan solo
representa el 2 % del total de las exportaciones.

“Desde el punto de vista comercial no se ve una gran amenaza; no
obstante, la inversión extranjera directa sí podrá verse afectada. Es la
segunda más importante para Colombia, detrás de Estados Unidos, con cifras
cercanas a los seis mil millones de dólares”.

Cifras para pensar en medio de la
incertidumbre

Fabien Cadet reveló en su presentación los resultados del análisis
académico sobre los impactos del Brexit en las economías latinoamericanas, y
perfiló que lo único claro es que nadie sabe qué va a pasar, es decir, la
incertidumbre manda.

Asimismo, comentó que los números de esa relación para la Unión Europea
son muy importantes. Por ejemplo, la Unión Europea es el mayor inversor en la
región, con más de 787 millones de euros, a corte de 2017, mientras que 10 años
antes –en 2007– eran menos de la mitad: 253 millones de euros. También en 2017
el monto total del comercio entre ambos bloques regionales superó los 102 mil
millones de euros. Reino Unido es la quinta economía más grande del mundo (tres
billones de dólares) y la segunda de la UE. Su salida tendrá indudables
efectos.

Del mismo modo, Rafael Sarmiento, profesor colombiano de La Sorbona en
París, y quien trabaja en el equipo de investigación con Smida, recordó que
nuestro país vivió una situación similar en 2010 con la crisis española.

Manifestó que hubo una movilización de capital humano altamente
calificado que desplazó a los profesionales colombianos y que la historia se
puede repetir de nuevo, en un mediano plazo, si el Brexit finalmente se
ejecuta.

Agregó, además, que este es un campanazo para las universidades
colombianas, por cuanto el manejo con suficiencia de un segundo y hasta un
tercer idioma son imperativos, además de la formación y el logro de maestrías y
doctorados.

“Una de las ventajas que tiene el Reino Unido al estar en la Unión
Europea es la movilidad del capital humano, es decir, sus profesionales podían
trabajar libremente en cualquier otro país de la UE. Con el Brexit, sus
profesionales buscarán otros mercados. Ese arribo va a afectar al mercado
latinoamericano y al colombiano, ya que no tenemos el inglés como segunda
lengua, ni estamos tan bien formados (maestrías y menos posgrados). Vendrán del
London School of Economics, por ejemplo, y ocuparán plazas laborales que se
suponen propias para la región. Ahora, posiblemente también ganemos, porque el
Reino Unido podría flexibilizar las exigencias para las visas de trabajo, ya
que perderán mano de obra”, manifestó.

A su vez, Erick Behar
Villegas, decano de la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y
Contables de la Universidad Central, aseguró que el Reino Unido es un
inversionista relevante para Colombia, superando 1.300 millones de dólares
anuales, como reportaron las cifras de 2018. Sin embargo, cubre apenas el 2 %
de las exportaciones colombianas como destino, principalmente a través de
bienes primarios como el carbón.

“Como dijo el nobel de economía, Paul Romer, «es
terrible desperdiciar una crisis» y Colombia puede aprovechar algunas
oportunidades del Brexit: buscar el aumento de la inversión extranjera directa
del Reino Unido en el país en temas productivos (fábricas, empresas, proyectos
sociales) y no solo en temas especulativos o en refugios financieros temporales”,
señaló.

Por ejemplo, ciudades como Bogotá podrían
verse favorecidas en cuanto a la diversificación de exportaciones y aumento de
la inversión extranjera directa, indicador que vive un momento de crecimiento en
el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“El Brexit es un modelo pierde-pierde que afectará a todos los actores”, analistas internacionales

SONY DSC De acuerdo con los expertos académicos Alí Smida y Fabien Cadet, invitados por la Universidad Central, Colombia puede aprovechar la ventana de oportunidades que se abriría con la salida del Reino Unido de la Unión Europea. *No obstante, se puede presentar una oleada de capital humano altamente calificado que desplace a los profesionales colombianos. El ‘matrimonio’ entre la Unión