Nota Política

Afrontar esta crisis implica economía de guerra: Zuluaga

La crisis generada por la propagación del coronavirus en el mundo implica a los gobiernos actuar con un enfoque de economía de guerra afirmó a EL NUEVO SIGLO el exministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga.

No hay antecedentes de una crisis de esta magnitud. El mundo estaba acostumbrado a manejar crisis económicas y crisis financieras por temas económicos y financieros, pero nunca  por un tema de salud pública, una pandemia.  Como no hay antecedentes, esto hay que manejarlo como una economía de guerra para poder entender la dimensión de la crisis,  los efectos que puede tener y las respuestas que demanda del Gobierno y de la sociedad”, expresó Zuluaga.

“La economía colombiana no está preparada para aislarse en un mundo global y menos paralizarse. Hoy lo que tenemos es que la economía se paralizó. Nadie está preparado para esto. Por eso, la visión es que como hay un problema de salud pública, que hay que solucionar, la respuesta en términos de política económica y de decisiones es de una economía de guerra”, añadió el también excandidato presidencial quien señaló que la situación implica  “utilizar todo tipo de instrumentos, hay que abandonar la cartilla tradicional porque hay que evitar hambruna,   una explosión social. El Gobierno tiene que salir a garantizar unos mínimos de protección para poder enfrentar esta situación tan dura que está viviendo el mundo y nuestro país”.

De acuerdo con Zuluaga, “la prioridad es el apoyo a la población informal, los adultos mayores, las familias, los más necesitados. Hay que apoyar a los empleadores. Hay que apoyar para que no se destruya el empleo. Esta es  una crisis que implica apoyos a todo nivel”.

En ese sentido,  indicó que el Gobierno y el Banco de la República juegan un rol determinante.

“Ahí el único que lo puede hacer es el Gobierno. Hay que tener todo tipo de instrumentos y en eso también juega un papel muy  importante la junta del Banco de la República que tiene que dimensionar lo que puede significar un problema económico de estos”, sostuvo.

Además, señaló que se va entrar en “recesión” y  “lo que hay que evitar es que lleguemos a una depresión económica profunda que pueda terminar convirtiéndose en un problema de  hambre y un estallido social inmanejable. Hay que diseñar los instrumentos para hacerle frente a esta situación”.

“El problema de salud pública genera una crisis económica, que puede ser muy grave y puede terminar en una depresión si no se actúa con la anticipación. Cuando ocurre esa caída viene el riesgo para el sistema financiero por la incapacidad de pago de los créditos y de las obligaciones”, agregó.

Según el exministro,  los bancos “han empezado a hacer cosas en la dirección correcta, pero de todos modos, ellos necesitan que se les garantice la liquidez y ahí es donde juega un papel importante el Gobierno y el Banco de la República, que ha tomado también decisiones en la dirección correcta. Pero hay que profundizar, ir más allá para evitar que las cosas puedan deteriorarse”.

Manifestó que “hay superar esta difícil situación y tratar de salir lo mejor librados, tal  como lo hicimos en el 2008 y 2009 cuando tuvimos esa crisis financiera tan grande y Colombia logró salir airosa. Tuvo crecimiento positivo, fue de las economías que menos se afectó.  Se anticiparon decisiones y se diseñaron instrumentos de política que defendieron la economía a pesar de los problemas”.

En relación con la necesidad de mayores inversiones en materia de salud en los próximos meses, afirmó que “esto va a ser de largo aliento. La solución desde el punto de vista médico es la vacuna y esta demora entre 1 año y 18 meses. Hay un periodo de transición donde hay que preparar toda la infraestructura, todo el recurso  humano”. Finalmente, resaltó la importancia de la masificación de las pruebas de detección del virus para las decisiones del Gobierno sobre la cuarentena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Afrontar esta crisis implica economía de guerra: Zuluaga