Nota Política

América Latina y el Caribe siguen excediendo límites de contaminación del aire

Por la Agencia de Noticias Universidad Nacional

Pese a que en las últimas dos décadas han disminuido los niveles de contaminación en cuanto a material particulado (PM2,5 y PM10), en ciudades con más de 1 millón de habitantes de América Latina y el Caribe (ALC) estas siguen sobrepasando los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dicho material es una mezcla de partículas líquidas y sólidas, de sustancias orgánicas e inorgánicas, que se encuentran suspendidas en el aire y están compuestas por sulfatos, nitratos, amoníaco, cloruro sódico, carbón, polvo de minerales, cenizas metálicas y agua, entre otros.

Estos fueron algunos resultados de la investigación de Julián Herrera Torres, magíster en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en la cual analiza la calidad del aire en 84 ciudades de ALC, a partir de datos y monitoreos tanto en superficie como satelitales. De allí se concluye que solo el 18 % de ellas estarían midiendo la calidad del aire de forma correcta.

Para el caso de Colombia se incluyeron a Bogotá y Medellín, que a pesar de tener un buen desempeño en la disminución de la contaminación entre 2000 y 2018, también pueden llegar a sobrepasar los límites de PM2,5 y PM10 en temporada seca, la cual va alrededor de febrero a mayo.

La contaminación atmosférica es una de las mayores problemáticas medioambientales del mundo. Para evaluar y crear planes de acción que mejoren la calidad del aire se necesitan mediciones que indiquen cuál es el estado de esta, sus tendencias, los contaminantes de mayor preocupación y las regiones más afectadas.

Para eso se buscaron datos de superficie en las ciudades con más de 1 millón de habitantes y se identificaron las zonas con mayor nivel de contaminantes en la región.

Teniendo en cuenta que muy pocas ciudades de ALC tienen datos de superficie, también se utilizaron datos satelitales. Con información del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico (CAMS) se descargaron dichos datos, se validaron y contrastaron para saber si eran correctos o no, y se obtuvieron buenos resultados de comportamiento.

Se encontró además que en ciudades grandes como Sao Paulo (Brasil) y Ciudad de México (México) aunque sí existe una tendencia en la disminución de PM2,5 y PM10, estas concentraciones aún siguen superando los límites que recomiendan la OMS y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Además existe una sobreestimación por parte del CAMS para el PM2,5.

A partir de la investigación se creó una base de datos pública, en la que las personas pueden acceder a información de los contaminantes criterio de 15 ciudades en los últimos 20 años, con periodicidad horaria y por estación. Esto permitió analizar, por primera vez, múltiples tendencias desde 2000 hasta 2018.

“La información de monitoreo y modelación global es muy valiosa y útil para analizar los problemas de calidad del aire en esta región del mundo o donde aún no existen redes de monitoreo de calidad de esta. Por eso es necesario validar la información y siempre que se usen datos satelitales tratar de compararlos frente a los de superficie para validar que no haya sobre o subestimaciones como las halladas”, finaliza el investigado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

América Latina y el Caribe siguen excediendo límites de contaminación del aire