Noticia del día

Así fue el foro «Paz y Medios» de El Nuevo Siglo

El diario EL NUEVO SIGLO, en alianza con la Fundación Universitaria Los Libertadores, llevó a cabo el primer Foro sobre La Paz y el papel de los Medios de Comunicación, con la participación del moderador y director del periódico, Juan Gabriel Uribe, y el jefe negociador del Gobierno en las negociaciones de paz con las Farc, Humberto De La Calle, quién además de contar su  experiencia en el proceso de paz hasta la firma de los acuerdos con las Farc, hizo algunos trascendentales planteamientos políticos, como que el fast track o vía rápida debería emplearse únicamente para la implementación de lo firmado con las Farc.. 

La reforma política no cabe en el fast track, como se conoce el mecanismo abreviado para que el Congreso implemente los acuerdos del Teatro Colón, dijo el exvicepresidente Humberto de la Calle quien fuera el jefe del equipo negociador del Gobierno en la mesa con la guerrilla de las Farc.

En el marco del foro, con asistencia de al menos 700 estudiantes, De la Calle advirtió que “ese instrumento tiene que ser usado con mucho cuidado. Hay unas ideas sueltas de reforma política. Lo que yo recomendaría es que no podemos usar desbordadamente ese mecanismo. Tenemos que ser estrictamente rigurosos en utilizarlo exclusivamente para aquello que se deriva de lo acordado en La Habana, porque si hay una tentación de usarlo para lo que sea, termina perdiendo su propósito que es la implementación del acuerdo”, señaló.

De la Calle se refirió puntualmente a la propuesta del Gobierno de impulsar un revolcón en el sistema político, ampliando a cinco años el periodo del Presidente de la República, eliminando el cargo de Vicepresidente, emparejando los periodos de alcaldes y gobernadores con los de Legislativo y Ejecutivo, así como el voto obligatorio y permitir que desde los 16 años se pueda ejercer el derecho a sufragar.

Pero más allá de la propuesta en sí, lo que claramente preocupa a De la Calle es que el Gobierno desborde la naturaleza original del procedimiento especial legislativo, que se instauró con el fin de implementar eficazmente el acuerdo de paz, pero que ahora el Ejecutivo parece interesarse por utilizarlo para impulsar todo tipo de reformas.

 

Riesgo de populismo

 

De otra parte, De la Calle dijo que ha aparecido en la política el riesgo del populismo. Explicó que “por definición es un populismo desideologizado, que uno podría decir que es una especie de populismo de derecha, que tiene cierta nostalgia del autoritarismo, de golpear en la mesa, de ordenar: ‘aquí quien manda soy yo’. Y habrá colombianos que les guste eso. Y el otro es el populismo de izquierda, que lo que podría hacer es basarse en las insatisfacciones  a base de demagogia, para llevar un lenguaje de esa naturaleza en el 2018”.

Para De la Calle, “el camino no es ninguno de esos dos” de cara a los problemas nacionales. “¿Y cómo responder a ese populismo? Con una política social seria, sostenible, pero que no encubra la realidad”, indicó.

 

Otros temas

 

De la Calle también abordó otros temas de interés nacional, como la posibilidad de que si gana el uribismo en 2018 se pueda derogar al otro día el acuerdo del Teatro Colón.

Sobre el particular manifestó que “un líder político dijo que si su grupo ganaba en 2018 echarían atrás los acuerdos en lo esencial. Eso es una tragedia. Eso es un descalabro. Hay un delito internacional con nombre de bolero, se llama perfidia. Desarmar a la guerrilla y luego traicionarla, eso no debe ocurrir en Colombia”.

Criticó que en el país se están aprobando todos los días leyes para todo. “Cada vez que tenemos un problema hacemos una ley y eso no debe ser así”, sostuvo, agregando que “tenemos leyes para todo, pero lo que no tenemos es cultura política que permita tomar decisiones adecuadas”.

“Hay problemas de cultura política que son mucho más profundos. La política en Colombia es una de las más reglamentadas en el mundo, pero lo que no tenemos es suficiente cultura política ni desarrollo para tomar las decisiones adecuadas”, comentó.

“Veo un derrumbe de la estantería”, dijo De la Calle, “los partidos y el Congreso arruinados, pero eso no es un dato nuevo”.

Al responder preguntas de los estudiantes, De la Calle manifestó que no tiene ni una sola queja con los medios de comunicación en cuanto al cubrimiento del proceso de paz, porque “permitieron que los colombianos conocieran de una vez las ventajas y desventajas de lo que se estaba acordando”.

En cambio sí criticó a la justicia, declarando que la crisis se observa en “su ausencia, la dificultad de acceso, la desconfianza en las decisiones”. Para De la Calle, los colombianos “queremos hacer reformas, pero eso es insuficiente. El tema es más de fondo. Se necesita acceso a la justicia”.

“Pensamos que las Cortes ayudarían a dar equilibrio, pero resulta que las manzanas podridas terminaron afectado a las buenas”, analizó De la Calle, poniendo de presente que “las Cortes están en una pendiente de desprestigio y de desconfianza” y que “hay una corrupción aterradora” que “es un derivado del sistema político. Y si no lo corregimos, no lo vamos a poder controlar”.

Frente a los poderes que se entreguen al Presidente para terminar de implementar los acuerdos del Teatro Colón, expresó que “el mecanismo no es para agrandar los poderes del Presidente, es para implementar los acuerdos”.

Sobre la negociación con la guerrilla, De la Calle apuntó que “las Farc encontraron micrófonos a la entrada del salón donde se negoció la paz. Y aunque muchos dijeron que yo no respondía ni salía a informar, lo que busqué es que no se volviera una negociación en los micrófonos”.

«Mi experiencia en La Habana con las Farc me ha hecho más colombiano y más humano», concluyó De la Calle.

 

Medioambiente, articulador de paz

Por su parte, el director de EL NUEVO SIGLO sostuvo que no es dable tratar de manipular a información, refiriéndose a algunos medios que no dejaron espacio para que el lector tomara su propia decisión. Afirmó que la línea del medio de comunicación debe verse reflejada en el Editorial y no en las noticias, como ocurrió.

A la pregunta de cómo manejar lo que se viene en los medios de comunicación respecto al posconflicto, Uribe sostuvo que el gran articulador de la paz es el medio ambiente porque es lo que une al mundo para salvar la situación del planeta. «Eso si produce paz, así mismo creo que la paz se produce en el desarrollo territorial. Usted revisa hoy cualquier lugar en Colombia cómo está produciéndose el agua en los 134 ríos más importantes y verá que hay un conflicto a su alrededor (…) Por lo que pienso que el medio ambiente genera paz y soluciona conflictos. Es ahí donde está el gran combate entre la minería ilegal, el Eln, los disidentes de las Farc y las bacrim».

A la pregunta de qué percepción tiene sobre que los conglomerados manejen algunos medios de comunicación en el país, enfocados hacia sus intereses económicos, el exministro de Ambiente afirmó que «es un fenómeno universal y que al contrario de lo que están diciendo en todo el mundo, que ahora solo hay cabida para las redes y los medios digitales, hay campo para todo el mundo pues el periódico impreso genera más poder».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Así fue el foro "Paz y Medios" de El Nuevo Siglo