Entrevistas

Aún no se conoce el Código de Policía

DICE EL REPRESENTANTE GERMAN NAVAS QUE HA FALTADO PEDAGOGÍA

¿La ciudadanía conoce las normas que entran en vigencia?

En los países que se interesan por la seguridad, que no es el caso de Colombia, la gente está pendiente de eso, se interesa por la ley.

Aquí están más pendientes de un partido de fútbol que de la ley. Por eso se dijo que demoraría seis meses la entrada en vigencia y que las autoridades harían los foros respectivos.

En Bogotá no se ha hecho, están más preocupados por poner bolardos, que por hacer campañas respecto a eso. Lo cierto es que una vez entre en vigencia, la gente tiene que cumplirlo, porque ya es ley. La ley gústele o no le guste a los colombianos, tiene que cumplirse.

 ¿Se ha fallado en el tema de la difusión?

 Supongo que sí, porque el 90 por ciento de los colombianos no sabe del nuevo Código. A muchos porque no les importa. El colombiano es mal ciudadano. Y como es mal ciudadano no se preocupa por la ley y el respeto. Entonces a esos malos ciudadanos el Estado tiene que darles las herramientas, casi a empujadas. Pero no he visto el mayor esfuerzo por parte del Estado para que el ciudadano se entere de lo que contiene el Código de Policía.

Eso quiere decir que el Código de Policía cogerá fuera de base a los colombianos…

Pero porque han querido. Un buen ciudadano se preocupa por averiguar eso. En Internet lo pueden buscar. Si usted es un buen ciudadano entra a Internet y busca a ver cómo es. Pero eso es muy difícil, aquí están más interesados en apoyar al corrupto que apoyar al sano.

El ciudadano no conoce los más de 200 artículos…

 Hay que aclarar: los municipios y departamentos pueden hacer sus propios códigos, siempre y cuando no contravengan la ley marco que es el nacional. Y si fueran menos, tampoco lo conocerían.

¿Cuál es la parte más compleja del Código?

Convencer al ciudadano de que tiene que respetar a los demás y guardar un buen comportamiento. Los códigos de policía son normalmente manuales de urbanidad en los países cultos. En Suiza a nadie le preocupa que la ley diga que no se debe hacer ruido por la noche, porque a ellos les enseñaron en su casa a no hacer ruido. A ningún suizo se le ocurre sacar un equipo de sonido en la puerta de su casa a la una de la mañana para hacer una fiesta. Eso solo lo hacen en Colombia. En Suiza no lo hacen. Y a un sueco no se le ocurre ir a orinar afuera o en la puerta de la tienda. El gran problema es que es un país malcriado.

 ¿La falla está desde el colegio?

 Sí, claro. Hace mucha falta la educación cívica que nosotros veíamos desde niños. Nosotros veíamos desde niños la educación cívica. Ahora no la dan, porque la consideran cansona.

 A la luz de esto, ¿será más complicada la aplicación?

Eso es lo más importante: la aplicación. Y que los policías hayan hecho curso de eso, porque nuestro policía también es muy dado a desbordarse cuando le da la autoridad. Es un llamado a la Policía. Es un Código que bien aplicado puede servir, pero si el policía va abusar del poder que se le da, el ciudadano se va rebelar contra eso y tendremos algo que no va funcionar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aún no se conoce el Código de Policía