Nota Política

Bienestar de los menores de diez años

Ante la Secretaria General del Senado, la congresista del Centro Democrático, Susana Correa, radicó este miércoles un proyecto de ley que busca la protección de infantes y menores de brazos en Colombia, y exige la instalación de baños familiares o asistidos en establecimientos abiertos al público.

Esta iniciativa tiene como objeto principal velar por los principios y valores fundamentales para la convivencia ciudadana con el objeto de proteger la vida, integridad y salud de los infantes y menores de brazos, facilitando su cuidado por parte de padres, madres y acudientes que asisten a los establecimientos de comercio, sitios destinados a actividades infantiles y/o familiares, establecimientos o entidades públicas del orden nacional, departamental y municipal en Colombia, mediante la instalación, construcción o adecuación de baños familiares o espacios destinados únicamente al uso y atención del infante menor de diez años, bebés o menores de brazos, que contengan igualmente cambiadores para bebés.

Es importante que el Estado colombiano junto con la empresa privada favorezca la igualdad de derechos y deberes de los hombres y las mujeres frente a los menores de edad.

Este proyecto pretender sensibilizar a la sociedad en cuanto a la importancia que tienen los menores de 10 años y de brazos respecto de su atención y cuidado.

Se pretende que los establecimientos de comercio deberán disponer de espacios adecuados para baños familiares asistidos con cambiadores para menores de brazos, permitiendo el ingreso de niños menores de diez años en compañía de sus padres, o responsables de su cuidado hombres y mujeres.

Igualmente se está propendiendo por la sana convivencia de los ciudadanos, de manera especial por los infantes y/o menores de brazos, toda vez que los baños de algunos establecimientos de comercio y de los baños públicos no cuenta con adecuaciones para menores ni cambiadores para los bebés, ni con espacios para que padres o madres ingresen con sus hijos o hijas a asistirlos, poniendo en riesgo su vida, su integridad física y su salud, ya que los padres, madres o cuidadores se ven obligados a cambiarlos en cualquier sitio del baño abiertamente inapropiado para tales fines con el riesgo de sufrir un accidente o de ingresarlos a los baños exclusivos para adultos de hombres o mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienestar de los menores de diez años