Nota Política

Cara a cara entre víctimas y victimarios

El pasado 2 de abril, en un lugar del norte de Bogotá, se realizó el primer encuentro entre víctimas del atentado al Club El Nogal de Bogotá y representantes de las FARC-EP. El evento fue coordinado por Bertha Lucia Fries, una de las víctimas del atentado y líder y vocera de grupo de víctimas.

La reunión inició con una reflexión espiritual del sacerdote jesuita Francisco de Roux quien resaltó el valor de los sobrevivientes y víctimas que aceptan encontrar a sus victimarios en una actitud digna, basada en la verdad y abierta a la reconciliación.

 

De Roux exalto la actitud de las víctimas como una contribución valiente y generosa a la paz de Colombia.

 

Durante la mañana huérfanos, viudas, heridos, lisiados, empleados y socios, narraron cada uno lo vivido durante y después de la explosión de la bomba. Fueron relatos llenos de dolor, rabia, lágrimas y sufrimiento. Exigieron verdad y justicia.  Manifestaron sus temores de cómo enfrentar la vejez aquellos que no tienen una pensión y el recrudecimiento de las secuelas que demandan más tratamientos. Solicitaron ser reparados luego de padecer los efectos económicos, laborales, familiares y físicos que les dejó la tragedia.

 

Las víctimas expresaron a los delegados de las FARC-EP que luego de 14 años del atentado siguen cargando el peso de este acto de extrema violencia y les solicitaron enfáticamente que no podrá haber nunca más actos de terrorismo, ni de hostilidad.

 

Carlos Antonio Lozada, en nombre del Secretariado de las FARC, manifestó que ellos aceptaban la responsabilidad por el atentado, invitó a comprender que ellos habían cambiado y que no eran hoy los mismos que hicieron entonces el acto terrible y afirmó: “Un acto como el del Nogal no tiene ninguna explicación lógica y no tiene ninguna justificación política, absolutamente ninguna. Y así tenemos que reconocerlo, así lo asumimos y por eso no dudamos en decirles perdónenos, perdónenos, porque nos equivocamos. Cometimos un error realmente irreparable”.

 

Durante la tarde se realizó el taller Reconciliación con Valores dirigido por Bertha Lucía Fries. Se mezclaron víctimas y victimarios en grupos de trabajo y concluyeron que para crear una cultura de reconciliación es necesario fundamentarla en los valores de amor, compromiso, confianza, diálogo, empatía, tolerancia, y sinceridad. Expresaron, además, que es necesario vivir a diario los comportamientos asociados a dichos valores, construidos por los participantes y recomendaron hacer extensivo este ejercicio en el país como bases para la Cultura de Reconciliación con Valores.

 

Para los asistentes, el encuentro es un ejemplo que muestra cómo las FARC-EP pueden dar una contribución decisiva al país y a la construcción de una cultura de respeto a los derechos humanos. Igualmente, expresaron el deseo de que el Papa Francisco acompañe en el Acto Público de Perdón hacia las víctimas del Nogal.

 

Finalmente, las víctimas expresaron gratitud a todas las personas y organizaciones que prestaron su apoyo para la realización del encuentro; Naciones Unidas (ONU); la Comisión de Conciliación del Episcopado Colombiano y a las ONG, Comité Permanente y Justicia y Paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cara a cara entre víctimas y victimarios