Noticia del día

Carta abierta de Angelino Garzón

“En la democracia, el derecho de uno, es el derecho del otro”

El 27 de Junio de 2018, ya conoceremos en Colombia, los nombres del nuevo presidente y vicepresidente de la república.

Agregándose a ello, que estamos a ocho meses largos de las elecciones para senado y cámara, y a once meses de las elecciones presidenciales en primera vuelta. De acuerdo al calendario electoral, el 9 de marzo del 2018 será la fecha máxima para inscribir ante la registraduría del estado civil, los candidatos o candidatas tanto a la presidencia como a la vicepresidencia de la república. De modo que es apenas natural, que durante el segundo semestre del presente año, los diversos precandidatos y precandidatas, lo mismo que sus partidos, movimientos políticos o grupo de ciudadanos, inicien dentro de sus derechos democráticos, los contactos, consultas y diálogos políticos, tendientes a construir acuerdos para ganar las elecciones presidenciales de 2018. Es un derecho de los independientes, de la izquierda, del centro y de la derecha, “porque en la democracia, el derecho del uno, es el derecho del otro”. En esa perspectiva es que tenemos que ver y analizar los diálogos y acuerdos electorales en el 2018 entre los expresidentes Andrés Pastrana Arango y Álvaro Uribe Vélez. Igualmente, los diálogos entre Claudia López, Antonio Navarro, Jorge Enrique Robledo y Sergio Fajardo en torno a su unidad electoral para el 2018. También, la inciativa surgida en el reciente congreso de la Unión Patriótica – UP de hacer esfuerzos para que surja entre Claudia López, Clara López Obregón, Gustavo Petro y Piedad Córdoba, un candidato único de la izquierda y de sectores independientes a la presidencia de la república, inluyendo a Humberto de La Calle Lombana. En mi opinión, todos esos esfuerzos unitarios, pueden ser más eficaces, si nos atrevemos a romper esquemas y miedos, para dialogar y buscar acuerdos con sectores políticos como el Centro Democrático – CD en cabeza de Álvaro Uribe Vélez como también con Andrés Pastrana Arango. Es decir, para que Unidos en la Diferencia, la oposición política también tenga la posibilidad de ganar y gobernar a Colombia. Una cosa es ganar las elecciones parlamentarias y otra muy diferente las presidenciales que son las fundamentales. Solo con la Unidad en la Diferencia, podemos separarnos de la absurda tesis matemática de que uno más uno es uno, tal como lo afirman algunas personas prisioneras de odios y venganzas, en otras palabras, yo con yo. Algunas personas me han criticado, otras, incluso me han ofendido e insultado por el único hecho de insistir en el camino de la unidad en la diferencia para ganar las elecciones presidenciales en el 2018. Debo decir que lograrlo no es nada fácil, pero tampoco imposible. Lo importante es tratar de hacer posible lo imposible tal como lo proclamaron los estudiantes del Mayo Francés en 1968. A esta altura de mi vida cuando he cumplido 70 años de edad y trato de estar más allá del bien y del mal, cuando he visto correr tanta agua debajo de los puentes, lo mismo que beber de la misma a muchas personas de diferentes colores que antes decían de esta agua no bebo, muy fraternalmente le manifiesto a la gente que yo no voy a renunciar a esa ruta unitaria que es fundamental en la lucha contra el terrorismo, el secuestro, la violencia venga de donde venga, la corrupción, la desigualdad social, como también para la consolidación de caminos de paz, de reconciliación de Colombia y para que los civiles tomemos la decisión de desarmar la palabra y liberarnos de los odios y las venganzas. Esos principios no son patrimonio ni de la izquierda ni de la derecha. Son de la democracia y de los postulados de los derechos humanos. En esa perspectiva, estoy convocando para el día 26 de Enero de 2018 en la ciudad de Cali, a una reunión nacional bajo el lema “Unidos y Diferentes”. En la misma analizaremos las posibilidades de constituirnos en una corriente de opinión política sin que las personas tengan la angustia de renunciar a sus partidos, creeencias políticas o religiosas. También aspiramos a tomar decisiones unitarias en torno a las elecciones legislativas y presidenciales de 2018, no para retroceder sino para avanzar en la construcción de un país más democrático, austero en el gasto público y con cero tolerancia frente a la corrupción y la desigualdad social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carta abierta de Angelino Garzón