Nota Política

Cinco consejos para firmar la paz con la tecnología en casa, señala informe

A propósito de la celebración del VIII Congreso Internacional de La Familia: Mi casa, territorio de paz, que se realizará el próximo 2 y 3 de septiembre, la Universidad de La Sabana pública los resultados de una de las ponencias que mayor expectativa ha generado y que se presentará en el evento.

“Los desafíos de la familia en la era digital”, es el título del informe que expondrá Juan Camilo Díaz, profesor el Instituto de La Familia, que revela el panorama de los principales riesgos que enfrentan los niños, niñas y adolescentes en Colombia por el uso sin control que hacen de Internet.

 

Según el informe, se calcula que uno de cada tres niños menores de 12 años en Colombia es usuario permanente de Internet, el 40% de los bebes entre dos y cuatro años tienen contacto esporádico con dispositivos móviles y el 72% de los chicos de 8 años hacen uso frecuente de celulares y/o tabletas. Si a esto se suma que prácticas como el grooming y el sexting están aumentando, todo indica que los niños del país están en riesgo de caer en las redes de la pornografía infantil.

 

En lo transcurrido de 2016, la Policía Nacional ha bloqueado 530 páginas dedicadas a distribuir contenido pornográfico de menores de edad y en el mundo se presume que hay por lo menos 300 millones de sitios Web relacionados con este delito. En 2015, según las autoridades nacionales, fueron reportados 12.998 casos de acoso sexual a niños, el 46% relacionados con ciberacoso; al día se presentan 24 denuncias por este ilícito y solo en el primer trimestre del año fueron registrados 742 hechos asociados a abuso sexual a menores en la red que se sumaron a los más de 21.000 eventos reportados desde que se tipificó este delito en 2012.

 

En cuanto a grooming, actividad en la que un adulto se hace pasar por un niño en las redes sociales con el fin de seducir a otros menores y acosarlos sexualmente, el Caí Virtual de la Policía reportó al menos 50 denuncias en 2015 y en 2016 se han presentado 62 hechos, según la misma entidad.

 

Respecto al sexting, práctica virtual en la se comparten videos y fotos con contenido erótico y en algunos casos pornográfico, la fundación Stop Bullying que trabaja en contra del matoneo y el acoso infantil en el país, confirmó luego de hacer una encuesta a más de 5.000 alumnos de colegio y 4.200 de universidad durante 2014 y 2015, que el 69% de los estudiantes de bachillerato y el 78% de los universitarios ha practicado sexting en algún momento.

 

Otros datos del informe publicados recientemente por la Organización Protégeles de España, afirman que a los 9 años un niño colombiano ya cuenta con una experiencia de al menos cinco años en el uso de la tecnología; y de acuerdo con el mismo documento, el 83% de los jóvenes a los 14 años dispone de acceso total a diferentes tipos de aparatos electrónicos.

 

Con relación a la supervisión que ejercen los padres sobre el uso que hacen sus hijos de Internet, una reciente investigación del Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana en la que se consultó a cerca de 9.500 jóvenes en todas las regiones del país, con edades entre los 12 y 17 años, indicó que solo el 50% de los papás o acudientes están pendientes de las actividades que hacen los adolescentes en la red. Sin embargo –concluye el estudio– al comparar la supervisión por género, se evidenció que se controla más a las niñas sobre el uso de Internet y video juegos.

 

Según Díaz, “los niños cada vez más cuentan con una amplia variedad de pantallas que les ha configurado un entorno de convergencia mediática nunca antes visto, posibilitándoles el acceso a una enorme cantidad de información, a toda hora y en cualquier lugar”, señala.

 

Esa exposición no supervisada –agrega el experto–, “representa muchos riesgos para los menores quienes, inocentes de los peligros que corren, se sumergen en un océano digital sin medidas de protección y cuidado”.

 

Riesgos de dejar a un niño al cuidado de la “niñera electrónica”

 

Pornografía infantil en línea: Un negocio en el que se pueden conseguir imágenes de un menor de edad entre 50 y 250 mil pesos y que mueve más de USD10.000 millones al año, según cifras del Centro de Delitos Cibernéticos de la Policía Nacional.

 

Grooming: Práctica en la cual un adulto se hace pasar por un niño, niña o adolescente para ganarse la confianza de otro menor con un propósito sexual.  Consta de cuatro fases:

 

  1. Enganche: El acosador formula interrogantes al menor con el fin de conocerlo vía chat o mensajería de texto. El adulto busca alimentar la confianza del niño.
  2. Fidelización: El acosador quiere que el niño se apegue a él para garantizar que el contacto no se pierda.
  3. Seducción: Como ya ha conseguido halagarlo y se ha ganado su confianza, el niño accede a las peticiones del adulto: pide que se desnude, que haga actos obscenos; el menor accede, inocente, sin sentir el peligro.
  4. Acoso: Al tener en su poder toda la información que requería, el acosador procederá a extorsionarlo para no subir la información a internet.

 

Sexting: El intercambio de fotografías o vídeos con contenido erótico entre los jóvenes también genera riesgo. Según un informe del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, uno de cada seis adolescentes entre los 12 y 17 años con celular, ha recibido una imagen o video sexualmente sugestivo de alguien que conoce.

 

Ciberbullying: El acoso por Internet cada día es más recurrente. Por lo menos el 35% de los estudiantes de colegio manifiestan haber sufrido algún tipo de burla y 3 de cada 5 víctimas de matoneo en Colombia han pensado en el suicidio.

 

Además de los riesgos arriba mencionados, se relacionan algunos inconvenientes adicionales que se presentan por el mal uso de la tecnología, entre ellos el informe resalta los siguientes: Dependencia, sedentarismo, obesidad, malas posturas corporales, problemas de visión, audición, desmotivación para jugar y confusión entre la realidad y la ficción.

 

Cinco claves para que la tecnología no le quite la pa:

 

  1. Ubique el celular y la tableta en una zona común de la casa, no permita que los niños manipulen estos dispositivos en lugares aislados.

 

  1. Establezca normas y disciplina sobre el uso de Internet, redes sociales, videojuegos y celulares.

 

  1. Recuerde: Es mejor enseñar que prohibir. No se trata de prohibir el uso de tecnología, por el contrario, se debe promover su uso adecuado, según la edad y necesidades, resaltando que son medios más no fines.

 

  1. Instale aplicaciones de control parental en los dispositivos. Hay de diferentes versiones y para todas las plataformas. Las hay gratuitas y con costo, según funcionalidades y desarrolladores.

 

  1. Menos “biberones electrónicos”. Uno de los principales problemas que afecta a las familias es la incomunicación. Tenga en cuenta que las pantallas y la tecnología no son las responsables de educar y acompañar a los niños.

“Es claro que la tecnología ofrece muchos beneficios; pero se debe aprender desde casa a su uso seguro, responsable y constructivo. De esta manera no le quitará la paz, por el contrario, promoverá encuentro y entretenimiento”, concluye Díaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cinco consejos para firmar la paz con la tecnología en casa, señala informe