Noticia del día

Conservatismo reclama política anti-microtráfico

A explicar “si el Estado va a seguir alcahueteando y permitiendo que Colombia esté inundada de 200.000 hectáreas de coca, permeando a nuestra juventud y envenenando a esta juventud en el consumo” retó el senador huilense Hernán Andrade, del Partido Conservador, al vicepresidente Óscar Naranjo.

El congresista, quien también preside el Directorio Nacional Conservador, se expresó durante el debate que citó junto al senador bolivarense Antonio José Correa, de Opción Ciudadana, sobre Pandillismo en las ciudades colombianas.

Para Andrade, las pandillas son fomentadas por el microtráfico que ahoga las ciudades colombianas como consecuencia del incremento en el área cultivada de coca y su correspondiente incremento en la producción de droga.

“Ya hoy estamos llegando a 200.000 hectáreas de coca, porque se estimuló el cultivo de coca bajo el argumento de que mediante la sustitución de cultivos el Estado debía reparar a los cultivadores. Y hoy tenemos 200.000 hectáreas de coca”, sostuvo Andrade, agregando que Colombia está inundada de coca.

El congresista señaló que ese aumento de coca ya lo había denunciado en un debate y reclamó una política pública por parte del Estado que responda al problema.

Tras el acuerdo con las Farc, sostuvo Andrade, ha quedado claro que el 75 por ciento de la violencia en Colombia no tenía que ver con el conflicto armado, sino que obedece a riñas entre bandas.

“Sí va ver una política pública en la implementación de los acuerdos, cómo no va ver una política pública para el tema del microtráfico”, manifestó

El legislador dijo que es muy preocupante porque el microtráfico haya crecido el país, rubro en el que Colombia ya ocupa el cuarto lugar.

Andrade manifestó que la conformación de las pandillas tiene que ver con la falta de oportunidades, la deserción escolar y otros múltiples factores que ponen de presente la falta de una política pública más efectiva en lo que tiene que ver con la criminalidad.

El congresista reveló en su intervención ante la plenaria del Senado que entre las cuatro ciudades más violentas del mundo se encuentran Cali, Palmira, Armenia, y Cúcuta, y en todas el fenómeno tiene que ver con el tema del narcotráfico.

Por su parte, el senador Correa expresó que es lamentable que los menores de edad estén involucrados en el microtráfico. Según sus datos, hay 142 pandillas integradas por jóvenes entre los 12 y los 22 años de edad, fenómeno que se presenta con mayor gravedad en Cali, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga, Puerto Tejada y Popayán.

Entre los funcionarios citados al debate estaba el fiscal Néstor Humberto Martínez quien reconoció que el microtráfico “está generando un fenómeno delincuencial muy complejo que puede afectar la seguridad ciudadana” al conducir a toda una serie de conductas criminales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Conservatismo reclama política anti-microtráfico