Columnistas

DERECHOS HUMANOS Y MEDIO AMBIENTE.

Por Tomas Andrés Murcia

Introducción: “No hay un Derecho más ligado a la vida, a la supervivencia humana y al desarrollo de los pueblos que el derecho al Medio Ambiente”.

Parecerían ser unas palabras muy fáciles de entender y de aplicar en los distintos ambientes sociales que habitamos, pero en la realidad de los pueblos nos encontramos que el distanciamiento entre los Derechos Humanos y del Medio Ambiente empleados a tener una armonía con el desarrollo económico de los pueblos son completamente dispersos y constantemente se presentan controversias entre ellos tanto en la práctica de uno u otro como en las reglamentaciones que dirigen tanto los asuntos Ambientales como Económicos.

Introducirnos en este extenso y novedoso tema nos llevara a realizar un ejercicio de ponderación entre uno y otro derecho, eso sí asentándonos tanto en la realidad social como en desarrollo económico que requieren los pueblos para superar grandes problemas que aquejan su desarrollo tales como la pobreza, la falta de educación, salud, infraestructura etc. Al igual que la estrecha relación que se presenta entre el Derecho a la Vida eje central de los Derechos Humanos y los Derechos a un Medio Ambiente sano.

Medio Ambiente y Cultura:Si bien es cierto durante décadas se habló más de ecología y naturaleza que de Medio Ambiente y no se pensó que años más tarde y al involucrase en discusiones de órdenes internacionales, los países se vieran en la necesidad de introducir en sus Constituciones y Leyes un nuevo asunto que tocaba a todos los procesos de crecimiento de las naciones. El medio ambiente, marginado y atropellado por el desaforado desarrollo industrial y económico de la mayoría de países tanto industrializados como los que se encuentran en transición e incluso los llamados del tercer mundo entro a la cultura de los mismos más como exigencia de cumbres internacionales que por políticas juiciosas de los estados.

Ahora bien, romper el paradigma del menosprecio hacia el Medio Ambiente en ciertas sociedades ha resultado una tarea bastante difícil de hacer y de aceptar, sociedades y generaciones enteras fueron instruidas bajo una nula percepción de respeto y cuidado del Medio Ambiente, correspondiéndole a las nuevas la tarea de aprender y enseñar los procesos que aunque parezcan muy normales en el actuar de un ser humano que respeta a sus congéneres y por consiguiente su entorno no eran respetados e incluso no son aplicados por muchos que fueron formados bajo otras convicciones y se sabe cuán difícil es que una persona criada en otro contexto de inter relación entre Medio Ambiente y respeto al mismo acepte orientación alguna de alguien que no tenga su nivel intelectual o de contemporaneidad.

No obstante con la entrada del nuevo milenio y al conocerse estudios realizados por organizaciones mundiales en donde se dictamina los graves e irremediables daños que la humanidad le ha ocasionado al Medio Ambiente las naciones han introducido casi en todos los pensum desde los primeros años de formación académica la catedra del Medio Ambiente, hoy en día se podría decir que es de obligatorio cumplimiento por las instituciones educativas de todos los niveles tanto culturales, sociales y económicos enseñar a las nuevas generaciones e introducirles valores y conocimientos encaminados a formar personas que proyecten con ética el respeto y amor al Medio Ambiente.

Medio Ambiente y Normatividad. Una lucha incansable de los defensores de Derechos Humanos y Ambientalistas es hacer que los sistemas jurídicos introduzcan en sus legislaciones internas normas de carácter regulador, protector y sancionatorio a quienes detentan el aprovechamiento del Medio Ambiente, hemos visto como los nuevos aires Constitucionales llevados a cabo hace pocas décadas por las naciones, desarrollan en sus cartas fundamentales todo un contenido ambiental precisamente por dar el carácter superior a este derecho colectivo de tercera generación.

Igualmente el desarrollo legal como jurisprudencial en estos asuntos ha sido el resultado de la novísima introducción del derecho ambiental a nuestro sistema jurídico como al de muchos países de la región por tal razón lo que observamos es un crecimiento constante y evolutivo de la protección y ponderación de los derechos ambientales de nuestra sociedad. Y no era para menos, cada día que pasa nos damos cuenta que la destrucción del medio ambiente ocasionada casi siempre por la voluntad humana conlleva a la destrucción de las condiciones de vida de la sociedad, ocasionando daños en todos los aspectos que rigen las circunstancias diarias de una sociedad.(Económico, cultural, de salubridad etc).

Hoy en día vemos como las sociedades han empezado a despertar del letargo y desinterés que sobre un asunto tan fundamental como el derecho al Medio Ambienteligado consecuentemente al principal derecho que rige una sociedadcomo lo es la vida. Y es así que ya percibimos grandes marchas, protestas y exigencias políticas tanto a gobiernos locales como nacionales para instar a todos los estamentos gubernamentales el respeto y protección de los Derechos Ambientales, las gentes se han apropiado tanto de este tema que no importa las condiciones sociales, ideológicas etc para entender que cada agresión ocasionada al medio ambiente afecta y atenta contra la vida misma de todos sin distinción de ninguna clase por ello se ha entendido y gracias a la construcción diaria de enseñanzas, de conciencia social y culturalcircunstancias que han generado las reacciones sociales en este tardío despertar en aras de proteger el derecho más fundamental de todos, el cual se restringe y se menoscaba sino tenemos un ambiente sano en donde podamos desarrollar condiciones de vida actas para la supervivencia de todos.

Dadas las circunstancias actuales de muchos países en los que el cuidado al Medio Ambiente esta desplazado por el desarrollo industrial y económico, se debería trabajar para que en un futuro no muy lejano tengamos una sola norma de protección al medio ambiente, que regule las relaciones de todos los seres humanos que habitan un entorno natural de singulares o generales condiciones socio naturales. Un ejemplo en donde se podría empezar a desarrollar la iniciativa señalada podría acentuarse en países que ocupan la selva amazónica, de la cual depende la respiración del planeta, identificar cuáles son los problemas ambientales y sus procesos contaminantes de la cuenca mundial, serviría para lograr una identificación detallada de los aspectos que más contaminan la amazonia. Claro es que los proceso de explotación y aprovechamiento de los recursos naturales y su perversa utilización por parte de industrias y compañías de toda índole contribuyen con el enorme deterioro ambiental de la Amazonia.

No obstante a lo ya señalado los problemas que surgen a identificar requieren el estudio en distintos entornos, dadas las condiciones culturales y sociales de cada país que ocupa la Amazonia, que paradójicamente tiene condiciones múltiples y factores contaminantes distintos en cada región. Es así que observamos que por ejemplo los elementos de contaminación que se dan en la Amazonia Brasilera son disimiles a los que ocurren en la cuenca Colombiana, Peruana, Venezolana o Ecuatoriana.

Construir un ordenamiento internacional de carácter ambiental es necesario y fundamental si queremos conservar la vida y proyectar un mejor ambiente a las futuras generaciones. Esa nueva legislación debe involucra y obligar a los países, organizaciones de todo nivel tanto privadas como públicas, la sociedad, estamentos internacionales etc. Todo ello con el único fin de generar la protección a los derechos humanos que están orientados y repercuten en las condiciones de vida de los seres humanos con el medio ambiente.

Debemos acentuar, propender y regular las condiciones unánimes de protección a la cuenca de toda la Amazonia, la cual no es propiedad de un País o sociedad alguna, sino pertenece a toda la raza humana toda vez que de ella depende la vida de toda la raza humana.

No cabe duda que el disfrute del principal de los derechos humanos depende de la protección que le demos al medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DERECHOS HUMANOS Y MEDIO AMBIENTE.