Nota Política

El NO al plebiscito, la otra lucha de monseñor Libardo Ramírez

Con 83 años, monseñor Libardo Ramírez Gómez, presidente del Tribunal Nacional Eclesiástico, y obispo emérito de Garzón Huila, sigue dando luchas, sigue hablando duró y se hace escuchar.

Hace algunos años cuando salía de su tierra natal hacia Bogotá, muchos pensaban que el frío capitalino y la capital lo iba amilanar.

Por el contrario, desde que llegó ha dado duras luchas: contra el aborto, el matrimonio entre parejas del mismo sexo, defendido la familia y en el último mes se expresó contra el acuerdo de La Habana Cuba, y anunció su voto negativo. Su voz fue tan escuchada como la de exprocurador, Alejandro Ordoñez, hasta tal punto que el pasado miércoles 5 de octubre hizo parte de un desayuno de los promotores del NO, y en el que estuvo el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Siempre que lo llaman de un medio de prensa argumenta que su opinión es a título personal y no a nombre de la Iglesia, y decidió votar NO después de leer y releer el contenido de los acuerdos.

Y sobre las últimas críticas a la campaña que se hizo dijo que, “han dicho que fue llena de mentiras, algún señor salió con esa historia. Pero yo sé que el pueblo colombiano no voto por mentiras el NO, sino consciente de lo que estaban votando”.

Recalcó que tuvo la posibilidad de hacer un resumen después de estudiar detalladamente los acuerdos, “yo siendo obispo y buen ciudadano, no imponiéndole a nadie, sino solo mi pensamiento, mis 83 años de vida, mis 60 de sacerdocio, mi amor a la patria, los puntos que me opacaron fueron algunos que saque en conclusión”

“Como primer punto, esa conexidad, eso está en los acuerdos, no son inventos. La conexidad de los delitos más graves, el narcotráfico, la violación de niñas, el secuestro, que eso se puede mimetizar, diciendo que se puede conectar con los delitos políticos, y por lo mismo vienen a tener penas ínfimas”, dijo.

Señaló también que, “en segundo lugar querer someter ese texto que no tiene ni pies ni cabeza jurídicamente, es una chorreras de cosas, no en términos legales y que eso forme parte de Constitución y luego que eso sea irreversible”.

Indicó también “prácticamente se promueve una ideología de género, que es hija legitima del marxismo, y por eso busca la libertad del hombre, hasta tener libertad por escoger el sexo y no tener aprecio por el matrimonio verdadero, sino abrirle paso a matrimonios de personas del mismo sexo, y por eso en Colombia eso no es aceptable”.

Recordó que “como cuarto punto son esos territorios especiales para elección, entonces ese exceso de concesiones, esas 10 curules en el senado seguras y otras 16 muy probables, es una gabela muy grande que se les da después de los años de terrorismo”.

Otro de los puntos que para monseñor Ramírez es grave es la reparación a las víctimas, no se habla de la reparación por cuenta de la guerrilla de las Farc.

Algunas conclusiones

Para el jerarca es importante que ahora se sabe a ciencia cierta que con el NO, no se estaba diciendo no a la paz, “estaba diciendo no a esos acuerdos, una de las cosas que sí era falsa era decir que los del NO eran guerreristas y hasta al Santo Padre lo hicieron decir eso, porque así se le presentaban las cosas, pero eso no era cierto”

“Yo hubiera querido votar Sí, pero no pude votar a conciencia, lo que pasa ahora somos amigos de la paz, el mismo expresidente Pastrana dijo que ahora el 98 por ciento somos del Sí, sí a la paz, pero no a los acuerdos, y luego que se hubieran encontrado de nuevo esos dos amigos que trabajaron juntos, Santos-Uribe, eso es muy bonito, están bien esos acercamientos”

El camino a seguir

Para el obispo emérito de Garzón el camino a seguir es el de escuchar, sin agravios, “uno oye declaraciones equilibradas como la del ministro Luis Carlos Villegas, al mismo ministro de Interior, pero también salidas en falso como la del senador Horacio Serpa, Piedad Córdoba, la senadora Claudia López, hay que tener respeto por las personas y ante los tramites”.

Recalcó que ahora preguntan que cuáles son los puntos de los de NO, “ya se las hemos expuesto, eso que he dicho es mi balance, que se tenga en cuenta eso”.

Frente al nuevo plebiscito manifestó, “sí se fuera hacer lo mismo de ahora, sería inaceptable, ya el pueblo colombiano le dijo NO a ese texto. Pero si hay una propuesta nueva quitando los puntos que más duelen los colombianos, hay que buscar la salida para la refrendación”. Concluyo, “hay que darles tiempito, si se gastaron 4 años para sacar esto, hay que esperar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El NO al plebiscito, la otra lucha de monseñor Libardo Ramírez