Nota Política

En defensa de los mayores

rubeano
rubeano
LORENA RUBIANO  FAJARDO

Hay que luchar contra la idea de que el viejo es funcionalmente limitado (…) La mayoría de la población anciana no se halla impedida.

Ricardo Moragas, gerontólogo

En mi concepto, considero que el Estado no tiene constitucionalmente el respaldo legal para confinar indefinidamente a los ciudadanos mayores de 70 años, con el argumento de que los están protegiendo de la pandemia del Covid-19. El Estado debe respetar la autonomía y la dignidad humana, y no entrometerse en el ciudadano personal de la salud de cada quien, donde podría llegar sólo con recomendaciones y apoyos educativos.

Por eso creo que la tutela presentada por un importante grupo de colombianos que están por esas edades será fallada favorablemente, porque si alguien tiene experiencia y en esta clase de batallas por la vida con los mayores de edad.

Las medidas de cuarentena les violan a los mayores el máximo derecho, precisamente el de la vida, porque encerrados, sin producir, sin derecho al aire libre al ejercicio físico, a sentirse útil a la comunidad , a participar en todas las actividades económicas y sociales , con todas los cuidados que requiere protegerse del Covid-19, pues los están matando.

Los ciudadanos plantean que con las resoluciones 464 y 844 de 2020, además se les viola el derecho a la igualdad (art. 13 de la C.N.), libertad de locomoción (art.24 de la C.N.) y el libre desarrollo de la personalidad (art. 16 de la C.N.)

Entre los demandante se encuentran el exministro Rudolf Hommes, el exalcalde Maurice Armitage Cadavid y el exvicepresidente Humberto de la Calle, el asesor de Paz, y exconstituyente, Álvaro Leyva Durán, María Consuelo Cárdenas de Santamaría, María Mercedes Cuéllar López y Clara López Obregón.

El Gobierno no tuvo en cuenta que somos más indisciplinados los jóvenes que los mayores, y a nosotros se nos permite salir todos los días, por dos horas, que no las contabiliza nadie y precisamente así  se les viola el Derecho a la Igualdad, con el argumento de que «están en especial riesgo»

Además de los argumentos legales y constitucionales, me parece que el más lógico y fuerte es el que se debe recurrir a  la autodisciplina de todos los ciudadanos y no podemos aceptar que nos sometan a un nuevo orden mundial, a una vacuna única y a una disciplina con la que no estamos de acuerdo, cada cual debe cuidarse y responder por su propia vida, no el Estado obligándonos a determinados tratamientos, cada cual se puede curar con lo que quiera, con hasta con nuestra tradicional agua de panela con limón, y  esas instrucciones de la OMS pueden, y parece ser cierto, tienen la finalidad de un control de la humanidad .

«Esto es un irrespeto a nuestra autonomía y es discriminatorio, pues el Estado no trata en forma semejante a las otras personas. Y eso es lo que cuestionamos», dicen en la tutela.

Es más grave para la salud el encerramiento que la libertad de locomoción.

Lorenarubianof@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En defensa de los mayores