Entrevistas

Escritor español amante de Colombia y sus costumbres

Joan-Ignasi Ortuño, es un periodista de Barcelona España, enamorado de Colombia y de sus costumbres, es un comunicador muy activo en las redes sociales,  y antes de empezar a hablar con este medio sobre lo que es ser periodista, dijo, “claro, si además puedo ir a Cartagena de indias y a barranquilla… ya puedo morir tranquilo”

¿Para los colombianos quien es el escritor y periodistas Joan-Ignasi Ortuño?

Bueno, espero que el mismo que para los españoles. Un hombre inquieto que ha hecho de la escritura su medio de vida. Aunque yo prefiero llamarlo mi medio de expresión.

Se acerca el día periodista en Colombia, el 9 de febrero, ¿Qué es ser periodista?

Esa es la pregunta más difícil que se le puede hacer un periodista, pero trataré de ser objetivo (yo, bromeando, siempre digo que «soy periodista porque trabajo periódicamente»). Un periodista es un intermediario de la información. Pero la palabra intermediario también tiene miga. Dejémoslo en que es un profesional que se entera de cosas, las contrasta y las cuenta como las ve. Si esas ‘cosas’ son importantes no siempre lo decide él.

¿Joan-Ignasi Ortuño, en qué medios activos ha trabajado?, ¿Qué tipo de periodismo le gusta?

Trabaje durante muchos años en El Periódico de Catalunya’ (es donde más tiempo he permanecido). Pero también he estado en semanarios y magacines y, por supuesto en radio y televisión. Yo me considero un ‘cronista’ de Barcelona y, sobre todo, del mundo del espectáculo. A mí me gusta el periodismo a través de sus géneros, la entrevista y la crónica son mi verdadera pasión. En cualquier caso, a mí me interesa el periodismo que construye, que suma, que procura hacer mejor aquello de lo cual informa.

Usted es de España y tengo entendido que estuvo en Bogotá, ¿Cómo ve la diferencia entre el periodismo en Europa y el de Colombia?

Bueno, viví unos meses en Colombia pero completamente alejado del mundo de la información. Si puedo decir que vi mucha manipulación televisiva, pero no creo que eso difiera mucho de la de mi país, es un medio tan eficaz como generador de opinión que siempre se tiende a controlar desde el Poder. En cuanto a Europa, tampoco he viajado demasiado y cuando lo he hecho siempre ha sido sin ponerle atención a los medios. No soy de los que se llevan el trabajo a casa, bromeo. En cuanto al periodismo actual, el que me rodea, lo veo muy controlado políticamente. La existencia de otras formas de divulgación, me refiero a Internet, se supone que generan mayor diversidad y más cantidad de información, pero yo no estaría muy seguro. Todo tiende a la concentración, al manejo de los grupos mediáticos, y el resultado, hoy por hoy, no resulta demasiado halagüeño.

Colombia vive un proceso de paz, ¿Cómo debe ser el papel de los medios en un proceso como este?

Básico y fundamental. Y no ya porque se le pueda considerar un ‘poder’ en sí mismo, que a veces podría ponerse en cuestión, sino porque solo una población bien informada puede ser libre, y porque la información (ser libres) nos permite opinar y elegir. Sigo pensando en lo mismo, el periodismo, sencillamente, pone al alcance del lector lo que pasa. Y este decide, si el proceso no sufre manipulaciones, por su cuenta.

¿Qué significa Colombia para usted?

Bueno, para mí es la patria de García Márquez, mi ídolo literario de juventud. Mi experiencia en Bogotá fue muy hermosa, conocí  a personas maravillosas que compartían conmigo todo lo que tenían y nunca había conocido algo así. Aunque la ciudad también me mareó mucho, la verdad

Por último tengo entendido que ha escrito libros, ¿que libros ha escrito y donde conseguirlos?

Bueno, mi producción ‘literaria’ fuera del periodismo se basa en los escritos que a diario (y durante cinco años) he ido lanzado a las redes sociales, es decir,  por Facebook. Son cinco publicaciones que bajo el título genérico de ‘Diario de un Náufrago de Facebook’ me he ido auto-editando yo mismo. Es una experiencia muy interesante. Poco a poco he ido ‘redescubriendo’ que Internet es una herramienta de trabajo excepcional. También he escrito un libro de aforismos (‘No sé si me explico’) y estoy ultimando otro parecido. Mis libros se me pueden encargar a mí, porque la difusión de libros es un tema del que para hablar necesitaríamos otra entrevista (bromeo). Si me permite el entrevistador, diré que esta conversación vía cibernética ha sido un placer (teniendo en cuenta que he ido atendiendo el teléfono, el whatsapp, otras comunicaciones de las redes, etcétera. Es lo que tiene estar sentado frente un ordenador.

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escritor español amante de Colombia y sus costumbres