Nota Política

Gracias a los abuelitos: Melba Villa de González

Gracias al llamado de los abuelitos, Melba Villa de González, la señora madre del gobernador Carlos Julio González, hoy cuenta la historia de vida, según relata a este medio, ella estuvo en el túnel y ya la familia estaba preparada para la fatídica noticia de su fallecimiento.

Todo se dio por una peritonitis que casi la lleva al otro lado. “Lo que me devolvió, fue cuando yo vi que todos desfilaban con una pancarta, que decía, “mamá Melba no se vaya”, y ahí yo dije señor mío no me puedes llevar todavía, tiene que darme otro cuarto de hora para yo darle la casita a los abuelitos, y de repente la aguja de reloj comenzó a moverse. Eso fue un milagro”.

Por eso después de ese episodio trabaja con mayor ahínco para las personas más necesitadas del departamento. Y recuerda, “el trabajo social en el Huila, comenzó desde que era estudiante”.

Pero en su memoria no se le puede olvidar la época en que tuvieron un colegio en Bogotá como profesora estaba pendiente de la formación integral de los alumnos. “Ya cuando llegamos al Huila, en Garzón, empezó su trabajo en los voluntariados y con unas señoras organizamos el ancianato y empezamos a trabajar en la parte social”.

El ancianato que fundó se llamó “Refugio Santa Rosa”, que estuvo ayudando en varios municipios. Pero gracias a su labor fue nombrada como coordinadora de los voluntariados binsentinos “y en esos cuatro años lleve los mensajes a cada una de las comunidades, y las señoras se concientizaron de la labor sin ánimo de lucro”.

Pero después de ello se radicó en Neiva y empezó su trabajo con un grupo de abuelitos, y es reconocida como la mayor gestora social, “mi casa es la sede donde acuden las personas, y yo estoy pendiente de las personas que llegan y de las personas más necesitadas”.

Dijo que hace mucho tiempo viene trabajando con un grupo de 120 abuelitos, “yo fui primera dama, pero siempre he venido trabajando con ellos, estando pendiente que se les cumplan con todos los servicios en salud, vestuario y en vivienda”

Añadió que un punto en el cual ella le trabaja mucho es la parte emocional para que alguien los escuche. “Hace poco hice la reunión de las madres y siempre les hago la fiesta de San Pedro, y cuando Cielo estuvo de alcaldesa, les dio mucha prelación y los acompañó en lo que tenía que ver con la alimentación”.

Manifestó que gracias a Dios su labor siempre ha sido reconocida. Dijo que muchos de los abuelitos sufren de soledad, porque las personas los dejan tirados, “nosotros tenemos un hogar de paso, le hacemos de todo, terapia y los embellecemos”.

Concluyó que a pesar de que su hijo es gobernador, eso solo lo manejan los programas de adulto mayor y ella se somete a las reglas de juego, y no hay preferencia. “Todo marcha por igual en todos los gobiernos pide ayuda y ahora deseo obtener una casita propia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias a los abuelitos: Melba Villa de González