Columnistas

HUILA: TURISMO AGRO Y RELIGION. UN PARAISO POR DESCUBRIR

Por Tomás Murcia

Abogado especializado

Nuestro Departamento se encuentra ubicado en una zona de privilegio de la región andina, donde confluyen diferentes factores geográficos que la hacen atractiva para el desarrollo turístico y por su puesto agrícola de la región

Pocas zonas tienen  dentro de sus límites un desierto y un nevado a la vez, hecho que la hace relevante y notable para tener un  desarrollo turístico óptimo. No obstante casi todas las municipalidades ostentan hermosos parajes naturales y muy encantadores  para el turismo local y que muchos de ellos en nada tienen que envidiar a los más renombrados que tenemos en el País. Aunado a lo anterior y para acrecentar un verdadero turismo no solo nacional sino continental la naturaleza y nuestros antepasados nos heredaron San Agustín lugar que encanta y enamora a quienes lo visitan,  constituyéndose  con el desierto y el nevado en los  sitios  más conocidos del ámbito turístico nacional.

Un turismo bien estructurado y acreditado sostiene fácilmente las economías no solo de regiones relativamente pequeñas sino que países enteros encuentran en la explotación de este sector un avanzado desarrollo de sus economías y un mejoramiento a las condiciones de desarrollo social de sus habitantes. En el Huila podríamos decir que esta todo para que ello se dé y poder encontrar en este escenario un avance significativo en la mejora de las condiciones de vida de todos los huilenses.

Implementar verdaderos Clúster de turismo, negocios, ferias y convenciones fortalece al sector empresarial  de la industria, crear nuevos modelos para el negocio y mejorar la competitividad son puntos neurálgicos para dinamizar una economía que tiene todo para convertirse en la primera fuente del crecimiento regional. Vincular a todos los sectores es necesario, por cuanto todos se benefician en la captación de recursos. (Transporte, agencias de viajes, restaurantes, comercio y sector publico). Explotar este potencial que tenemos y que desafortunadamente hoy día se encuentra muy arcaico es obligación de todos. Desarrollar un verdadero clúster que vincule las cuatro zonas del departamento es esencial para que la vinculación regional sea completa y productiva (Norte, Centro, Occidente y Sur). Toda vez que en esta franja turística del Huila se consta con una viabilidad para el turismo en todas sus modalidades. (Religioso, hídrico, deportes extremos, natural, gastronómico, ejecutivo etc).

En cuanto al Agro, el Departamento del Huila se constituye en la actualidad como una de las regiones agrícolas más fructíferas de Colombia, ostenta ser el mayor productor de café del país, con cerca de 155 mil hectáreas sembradas que constituyen el 18% de la producción nacional de sacos de café de 60 kilos, o sea más de dos millones de sacos produce nuestra tierra del total de los trece millones y medio que se están produciendo. Igualmente el Huila es el número uno en piscicultura (Tilapia). Aportando un 62% al mercado nacional, lo cual ha llevado a nuestro estado a entrar en el top 10 de los países con mayor crecimiento en la acuicultura. A su vez es el cuarto en cultivo de arroz y se destaca también con otras actividades de producción agropecuarias como algodón, fríjol, maíz tecnificado, maíz tradicional, sorgo, cacao, caña panelera, plátano, yuca, iraca, tabaco y ganado.

No obstante a ello y a los beneficios que estas actividades producen para la región vemos como la calidad de vida del pequeño productor o campesino se ha diezmado en los últimos años y que vergonzosamente los recientes informes del DANE muestran al Huila como uno de los departamentos en donde la pobreza aumento. Algo contradictorio con los índices de crecimiento que se destacan en el concierto nacional agrícola y que nos lleva a señalar que si bien la producción está aumentando e incrementando el PIB de la región, esto no se ve reflejado en las mejoras de la calidad de  vida de miles de huilenses que contribuyen a este crecimiento. Denotando que las ganancias se concentran en pocas manos y que la distribución es precaria y solo se enmarca en generar mano de obra barata y que trampea los crecimientos sociales que se deben dar en estos eventos.

Si bien es cierto algunas de estas actividades requieren grandes músculos financieros también lo es que el campesino y pequeño productor demanda mejoras a sus ingresos y su modus vivendi. Hacer que estas producciones sean más equitativas es responsabilidad estatal tanto local, regional como nacional en el entendido que la pequeña producción puede volverse mediana si se insertan modelos productivos asociativos localizados territorialmente en la fabricación y distinción del producto, el cual pueda ser llevado a centros de acopio y comercializados directamente por el gremio gestor. Nunca por intermediarios.

No podíamos dejar de un lado nuestro arraigo de fe, por eso, la vocación religiosa de nuestra comarca, dada desde hace varias centurias y transmitida generación tras generación ha marcado nuestra sociedad con un fervor eclesiástico que hoy en día se siente en cada rincón de nuestro departamento. Es así, que en el Huila, esta celebración de fe es esperada con gran entusiasmo por la gran mayoría de los habitantes de todas las  Municipalidades. Y no es para menos, tenemos una vocación mayoritariamente católica, la cual nos hace sentires orgullosos y apasionados con el encuentro de perdón y amor al prójimo que cada año la providencia divina nos regala para afianzarnos en la espiritualidad y el regocijo que nos produce el acercarnos a Dios. Familias enteras y personas en general concurren con el hermoso peregrinaje que se da en todos los templos que embellecen cada ciudad y villorrio de nuestra región. No cabe duda que el sitio de mayor preferencia tanto de propios como de foráneos es la ciudad de Garzón. Cuna del poder eclesiástico y Capital Diocesana del Huila conocida en el ámbito Nacional como ciudad de fe. Su encantadora catedral al igual que los demás templos se engalana para recibir a miles de personas que gozan de esta festividad y encuentros religiosos. Asistir a sus procesiones, visitar su Seminario Mayor, iglesias de la Jagua, Monasterio, Nazaret, Rosario y demás. Al igual que Presenciar el majestuoso Sermón de las Siete Palabras en la Plaza Principal así como participar del viacrucis a la capilla de Monserrate el Viernes Santo y asistir a la misa de resurrección el sábado a media noche entre otras actividades son sin duda alguna  acontecimientos que como Huilenses no nos podemos perder y que obligatoriamente se tiene que hacer como depositarios de nuestro genuino catolicismos. Igualmente tenemos en el Huila otros santuarios en donde también se aviva la fe con gran alborozo. Son ellos: La virgen de las mercedes en Nátaga, nuestra señora de Aránzazu en gallardo, iglesia de san juan bautista en Hobo, Santa Rosa de Lima en Paicol, San roque en Altamira y el Caguán en Neiva. Todo este ramillete de oportunidades que tenemos los Huilenses con la fe nos lleva a consolidarnos cada día más en el amor a Cristo y al prójimo abriendo nuestros corazones para prepararnos en el encuentro con Dios.

Así las cosas, vemos que a poco más de cuatro (4) horas de la capital de la república por una excelente vía, encontramos una región que lo tiene todo para constituirse en los próximos años como unos de los polos de desarrollo más importantes del sur Colombiano. A ello le sumamos la gran apuesta educativa y de infraestructura que tanto las autoridades regionales como las nacionales están apostándole a la región. Igualmente podemos destacar el trabajo mancomunado de toda la bancada de legisladores huilenses en pro del desarrollo de nuestra comarca, que dejando de un lado sus diferencias partidistas e ideológicas se unen como uno solo cuando se trata de abogar por las soluciones a la problemática de la tierra opita.

Por último cabe resaltar los resientes nombramientos de desatacados huilenses en altos cargos del estado. Esta generosidad que el Gobierno Nacional le ha entregado al Huila debe ser aprovechada al máximo y sobre todo en un rema tan álgido y que requiere de toda la atención de estos destacados paisanos. El agro ha sido y será la principal fuente de empleo y desarrollo de nuestra región y  de seguro todos los huilenses tenemos las mejores expectativas de que los problemas de este importante sector sean aliviados por las nuevas directivas del sector agropecuario las cuales conocen y tienen su arraigo en nuestra región. No podíamos dejar por fuera a otro connotado huilense que está en cabeza de un sector que ha traído desarrollo a las tierras opitas pero que también ha generado grandes deterioros ambientales a la misma, sin duda alguna la llegada de otro paisano al Ministerio de Minas en estos momentos da tranquilidad frente a los nuevos proyectos que este importante sector económico pretende adelantar en el Huila, toda vez que quien se erige en ese importante cargo conoce al dedillo toda la problemática que otrora nos aquejo y que de seguro en el futuro esto será sorteado de la mejor manera por quien ostenta este prestigioso encargo público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HUILA: TURISMO AGRO Y RELIGION. UN PARAISO POR DESCUBRIR