Entrevistas

La educación continua desfinanciada para el 2018

El gobierno utilizaría dinero del Fondo de Cesantías de los entes territoriales para financiar la educación dijo el senador Senén Niño, quien pertenece al Polo Democrático.

El Congresista aseguró de la misma manera que esta semana se espera que se destrabe el estatuto docente y se empiece a construir una nueva ley.

¿Cómo está la educación en el presupuesto?

«Muy mal librado. El gobierno se ufana de que le va asignar 37 billones a la educación, pero esos recursos no alcanzan, el sistema general de participación esta desfinanciado completamente, entonces el gobierno le echa mano a la plata del Fonpet, del fondo de cesantías de los entes territoriales, eso es un abuso golpea los derechos de los trabajadores territoriales».

¿Qué pasó con el estatuto docente? ¿quedó congelado?

«Pereciera que el ministerio de Educación Nacional, tal como lo he expresado en varias ocasiones quisiera que existiera un solo estatuto docente que sería para ellos el 1278, es decir ese estatuto que en el gobierno del expresidente Pastrana golpeó a los maestros en su autonomía, en su profesionalidad.

Sin embargo, FECODE ha venido en las negociaciones sobre todo en esta última exigiendo que sea convocada la Comisión tripartita en donde tienen asiento tanto representantes del gobierno de FECODE, como del Congreso de la República, y estamos a la expectativa de que la ministra de Educación, y la Federación Nacional de Educadores y que el Congreso podamos participar en la elaboración de un proyecto de ley que realmente dignifique y profesionalice la labor docente».

¿Esta semana entonces se destrabaría el estatuto docente?

«No sé si en esta semana o posteriormente. Lo que si he sabido es que hay voluntad por parte de FECODE y esperamos también por parte del gobierno de que sea convocada la Comisión tripartita, ojala sea lo más pronto posible y que se haga los más pronto posible».

¿Qué se espera del estatuto docente?

«Creo que lo más importante, urgente es que se establezcan unos criterios y unos principios claros sobre lo que es la carrera docente, sobre su universalidad, es decir que se les aplique a todos aquellos profesionales que obtienen un título que les habilite para ser educadores, es decir un título de normalista superior, de licenciado en ciencia de la educación o especialista o de magister, o de doctor en educación y que para ello exista el derecho para ser inscritos en el escalafón docente, sin importar que sean educadores oficiales o sean educadores particulares, pero que se les ampare como una especie de tarjeta profesional, un reconocimiento a profesión docente, porque hoy en día solamente gozan de escalafón docente aquellos docentes nombrados en propiedad y no la totalidad de los profesionales de la educación, ese es un primer tema que hay que dejar claridad».

¿Qué otro tema vislumbra?

«El otro tema es que el escalafón docente para el ascenso tiene que ser diferentes a la que hoy existe, en la medida de que no se le debe exigir a los educadores evaluación de competencias, que más es una excusa para impedir el ascenso de los educadores por razones de carácter fiscalista. Un escalafón docente que le permita que los maestros antiguos que tienen 15, 20 años sin utilizar, se les habilite en unas condiciones razonables de producción académica, de título, de experiencia, de tal suerte que podamos unificar en un solo escalafón tanto los maestros nuevos como los antiguos, pero lo más importante un escalafón que estimule la investigación, que estimule la producción académica, que estimule la investigación académica, un escalafón diferente al que hoy existe».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La educación continua desfinanciada para el 2018