Entrevistas

“La mejor manera de colaborar es estando en casa”

FOTO_PRINCIPAL_SERPA
FOTO_PRINCIPAL_SERPA

El excandidato presidencial, Horacio Serpa, a quien las redes sociales ‘mataron’ el fin de semana pasado, habla con LA NACIÓN sobre el impacto de la pandemia. Dice que “hay que luchar por contener el virus y al mismo tiempo reactivar la economía”. También narra su lucha contra el cáncer.

¿Cómo ha visto el manejo de la pandemia por parte del Gobierno?

Bien, con atención, con diligencia, con inteligencia. Creo que ha sido acertado en muchos puntos, las cifras lo demuestran, entiendo perfectamente que ahora viene lo duro y es cuando el país tendrá la oportunidad de conocer, si hay, como yo creo, liderazgo en la Presidencia de la República.

 

¿Cómo será la recuperación económica?

Muy difícil, muy complejo, es una situación desconocida, de pronto le pegó un frenazo al desarrollo económico, es algo totalmente imprevisto y ahora lo que hay que empezar es a tramitar las cosas de la economía, de la industria, del funcionamiento de la vida normal de los colombianos con el riesgo del coronavirus y despacio, entonces no sabemos cuál va ser el resultado, si será inmediato, si no lo será, muy difícil. Pero uno como ciudadano está viendo al sector empresarial moviéndose, a la gente pidiendo más libertad de acción, más oportunidad de participación y conociendo el temple de la gente de Colombia. Creo, sinceramente, que vamos a salir adelante. Me afana los sectores pobres, pero hay que luchar por contener el virus y al mismo tiempo reactivar la economía.

 

¿Qué opinión tiene de la labor del Congreso de la República frente a esta pandemia?

El Congreso es un escenario para parlamentar, para proponer, para discutir y de pronto, hay que cerrar el Congreso, entonces, los parlamentarios quedaron, en un momento dado, desplazados. Los parlamentarios han tratado de recuperarse, han tenido buenas ideas, están haciendo reuniones a través de los recursos técnicos que da la internet, hacen propuestas, uno ve a los parlamentarios con la preocupación de querer colaborar con la solución del problema, pero realmente el mallete está en manos de la rama ejecutiva.

 

¿La ley Quinta que fijó el reglamento del Congreso nunca previó la virtualidad?    

No, porque eso ya tiene varios años, eso es de los 90 y no se alcanzó a tener esa visión. Lo que pasa es que también los desarrollos tecnológicos han tenido un impulso inusitado. De pronto, aparecieron todas estas innovaciones, todos estos inventos y avasallaron el mundo moderno, entonces, todo quedo viejo, todo quedo en des-uso, todo quedó desactualizado, pero hay que ir ajustándose a esta nueva realidad. Ahora, surge una nueva etapa en la vida de los colombianos, porque ahora vamos a vivir en una época de pospandemia. Ahora, se ha puesto de manifiesto mucha fragilidad que antes no se conocía, por ejemplo, en tema de pobreza, mucha fragilidad en el tema de la solidaridad, hay sectores que no comparten aquello que dispone a favor de los sectores más necesitados, esto va a cambiar, sin duda, esto del coronavirus es algo que nadie pensaba para esta época.

 

¿Qué piensa del aislamiento para los mayores de 70 años?

Están haciendo unos reclamos, y unas observaciones, que uno las entiende, yo no participo porque por mi experiencia sé que cuando uno gobierna lo hace para todos, pero lo hace pensando en el bien mayor y resulta que los viejos en Colombia, la gran mayoría, son de los sectores pobres, son de los sectores populares, son de los sectores sin recursos, son de los sectores que no tienen carro para ir a buscar un almacén, son de los sectores que tienen que montar en bus, y están mucho más expuestos, y este virus ataca más a los mayores, con algo más grave, que los mayores tenemos otras enfermedades, como en mi caso, soy un viejo con cáncer, estoy más expuesto a los daños que puede causar el coronavirus, y hay que entender en ese sentido al Gobierno, de todas maneras la controversia es interesante y simpática.

 

¿Y usted cómo ha vivido esta pandemia?

Soy de los privilegiados que ha vivido un momento muy especial de tranquilidad y de felicidad, estoy con Rosita en Bucaramanga. Afortunadamente, disponemos de lo necesario, la estamos pasando bien, contentos, tranquilos, claro, preocupados de ver todas estas cosas de Colombia y del mundo, pero sabiendo que la mejor manera de colaborar es estando en la casa.

 

¿Y le hace falta sus nietos, y sus abrazos?

Sí claro, esa es una cosa muy importante, pero como vivimos en un mundo moderno, nosotros todos los días nos comunicamos con la familia por internet y vemos a nuestros hijos, a nuestros nietos, hablamos con toda la familia, con los abuelos, en fin h,a sido en ese aspecto la vida muy singular y muy atractiva, no los tenemos a la mano para abrazarlos, pero si los vemos con frecuencia y los sentimos.

 

¿Pensó alguna vez vivir una época como esta?

Nunca, conocí el tema de gripa española por medio de los libros, y las pestes de los siglos XVII y XVIII. Me interesé mucho por la epidemia que se llamó el vómito negro porque mi abuelo materno murió de ese virus, y eso me preocupó y leí, pero nunca pensé que se fuera a presentar algo como esto.

 

¿Cómo ha sido la lucha contra el cáncer?

Fui atacado por una enfermedad, que es una enfermedad muy grave, y fui atacado en diferentes flancos, de manera que eso fue complicado, pero con la familia supimos tomar decisiones, buscamos el camino de la cirugía, fuimos asistidos por unos extraordinarios profesionales. Hoy, estoy en manos del oncólogo, la enfermedad está ahí, pero por ejemplo el tumor del páncreas fue extirpado y estamos luchando con ese problema, y con un cáncer que aún tengo en el colon, pero lo estamos haciendo bien con quimioterapia, con buenos profesionales. Mi familia me ha apoyado, la gente me ha apoyado y eso estimula mucho. A veces, la quimioterapia me coge y me da en la cabeza y eso me desanima. A veces, me echa a la cama; en dos oportunidades he tenido que ir a la clínica, pero me he seguido recuperando y veo el futuro con optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“La mejor manera de colaborar es estando en casa”