Entrevistas

“La pandemia en Colombia está estable”

FOTO_PRINCIPAL_VICESALUD
FOTO_PRINCIPAL_VICESALUD

El viceministro de Salud, Luis Alexander Moscoso, habla con LA NACIÓN. Insiste en el aislamiento como la fórmula más importante para evitar que la pandemia se salga de control en el país. Se compromete a que la plata de las deudas de las EPS llegue a los hospitales.

¿Qué explicación hay al crecimiento de los casos de contagios en unas regiones más que en otras?

Este es un tema que se está dando en todo el mundo y Colombia no es ajeno a esta situación. Tenemos ciudades o regiones como el departamento del Valle del Cauca con un incremento importante en el número. También tenemos regiones importantes que por su población o tener la mayor parte de las empresas como en el caso de Bogotá, pero tenemos otras ciudades donde han crecido los casos, por ejemplo, en el caso del Huila, a donde llegaron las primeras personas que vinieron del exterior con un gran comportamiento de sintomatologías, generando una cadena de contactos en Neiva y los contactos propios de estas dinámicas.

 

¿Cuál es el panorama actual?

Tenemos un crecimiento en cual tenemos el mismo número de casos totales, estamos entre 200 y 350 casos. Seguimos en ese rango, es decir, seguimos con un comportamiento estable de la pandemia. Eso no es para tranquilizarse, y eso no es suficiente. Quisiéramos estar en niveles mucho menores de contacto, y gran parte para la solución de ese problema está en la dinámica social. El 75 por ciento del avance de la enfermedad depende de lo que hagamos todos como ciudadanos.

 

La Procuraduría ha alertado que las deudas con la red pública hospitalaria del país superan los 5,4 billones de pesos, ¿Qué hacer?

En este momento estamos trabajando fuertemente la Superintendencia de Salud y el Viceministerio de la Salud en lograr desenredar estos temas de la ley de Punto Final y que las IPS lo perciban de forma importante. En estos momentos hay disponibles unos procesos de compra de cartera, alrededor de $700 mil millones, para las IPS que tengan esa cartera definida. La Nación se las va a comprar y se las va a cruzar con las deudas que tienen con las EPS. Se le acaba de liberar a las EPS unos recursos, se está haciendo desembolso y se está trabajando para desenredar entre mayo y junio esos recursos. La Superintendencia tiene muy claro que estos recursos que se giren deben llegar de manera real a toda la red prestadora de manera equitativa.

 

¿Usted le asegura a las instituciones de salud que les va a llegar el dinero?

Estamos trabajando en lograr que los recursos fluyan, pero eso también depende de las IPS, depende del proceso de facturación, depende del proceso de conciliación con las IPS. Hemos revisado con un departamento en donde nos decían: es que las EPS no nos pagan. Y cogimos a tres EPS que nos dijeron que no tenían cuentas, y las IPS dijeron: sí, nos deben. Fuimos y revisamos, y encontramos que llevan un año sin radicar las cuentas.

 

¿Al Gobierno Nacional le interesa el personal de la salud?

Tenemos una voluntad muy clara, un compromiso, de salvar vidas. Nunca lo pensamos, pero lo sabíamos que esta situación podría ocurrir, pero para hacer ese trabajo tenemos claro que hay que acompañarlo con un elemento de garantía. Por eso, se declaró el coronavirus como una enfermedad profesional, con el fin de que cubra incapacidades y las pensiones en caso de que se den eventos negativos. Se está trabajando en la consecución de un seguro adicional para todos los profesionales de la salud. Estamos garantizando el tema salarial porque hay personas que tienen pagos atrasados y estamos trabajando con los Gobernadores para destinar unos recursos y mejorar el flujo de caja. El Gobierno estableció primas que se verán reflejadas en épocas de mayor demanda destinadas a todos los profesionales de salud, no sólo los de nómina, sino los de otro tipo de contratación. Se está también haciendo todo lo necesario para que la persona tenga todos los elementos de protección personal, esa es una responsabilidad del empleador. Entendemos los temas de algunos avivatos que han hecho especulación.

 

¿Estamos muy lejos de la vacuna?

Ojala que no. En Alemania y en Inglaterra, ya se hicieron pruebas en humanos, esperamos que sean prontas, y que tengan los resultados y que empiece la producción mundial, pero esto es un albur, puede que sí, puede que no, ojala que sí, lo más rápido. Hay tratamientos clínicos en el mundo, algunos de ellos en Colombia, esperamos los resultados, esperamos a ver cómo evolucionan, esperamos tener tratamientos, y conocer los efectos de esta enfermedad nueva en el mundo, una enfermedad que lleva menos de cuatro meses.

 

¿Cómo debemos seguir conviviendo?

En estos momentos el tratamiento es no farmacológico, que es el que depende de todos nosotros, que son las primeras medidas. La curva y su aplanamiento son, simplemente, según el número de casos, y a medida que crece, va teniendo una curva menor. Cuando usted empieza con un número promedio de casos como estamos ahora, que estamos estables, significa que tenemos un promedio de casos de enfermedad estable, y eso se logra por el compromiso de los colombianos. El menor riesgo es quedarnos en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“La pandemia en Colombia está estable”