Entrevistas

La paz de Colombia mirada por escritora cubana

Rebeca Ulloa, es una catedrática en ciencias de la comunicación, que alguna época vivió en Colombia junto con su esposo Arístides Pumariega, un caricaturista, los dos son cubanos y se ganaron el corazón de los colombianos.

Sin embargo, hace una par de años viajaron a Miami con la finalidad de radicarse en dicho país, hoy ven a Colombia desde la distancia y, dice Rebeca, que no creen en el proceso de paz de Colombia y que lamenta bastante la situación de los inmigrantes cubanos en Turbo, Antioquia.

¿Cree en el proceso de paz de Colombia?

Es difícil creer en un proceso de paz, cuyas negociaciones se llevaron a cabo en Cuba, donde su régimen actual, fue uno de los impulsores de la guerrilla colombiana, entre otras. Y que además mantienen en práctica un terrorismo de estado, dando golpizas, haciendo detenciones arbitrarias, allanamientos de moradas de opositores pacíficos…. Y seguramente, que asesorados por los dictadores Castro, resulta que en este proceso, los guerrilleros entregan sus armas, y no son enjuiciados por los crímenes cometidos, sino que borrón y cuenta nueva, y tanto es el borrón, que hasta pueden aspirar a los gobiernos, hasta el cargo de presidentes. Es una manera muy sutil de tomar el poder. Advierto a Colombia, que se mire en el espejo de Venezuela, y que no se dejen engañar por comunistas trasnochados, oportunistas y ansiosos de poder. Entonces, si me preguntas, contesto que NO… no creo en este llamado proceso de paz. Creo en el perdón y la reconciliación, pero cuando hay arrepentimiento expreso y sincero y además se aplica la justicia para el que lo merece por sus delitos de lesa humanidad, como son las matanzas, el secuestro, el narcotráfico y otros delitos similares. No creo en un proceso de paz que no nace de un proceso de justicia.

-¿Cómo ve el hecho de que soldados cubanos estén en las zonas de concentración de las FARC?

Terriblemente peligroso.  Siempre escuché que uno de los ejércitos más efectivos y preparados de Latina América y del mundo, es el de Colombia.  Entonces, no es entendible ningún argumento que pueda usar Santos para explicar este fenómeno…. Solo tiene un significado, y es que Cuba, el régimen cubano, terrorista, totalitario, absolutista, dictatorial, acabó con Venezuela, al extremo de que es una nación inestable, hambrienta, migrante y con una dictadura manejada como títeres desde La Habana. La dictadura castrista, ahora quiere entrar a Colombia. Del pueblo colombiano, de las fuerzas de la oposición colombiana, de las juventudes y de las personas amantes de la paz y la justicia, que los Castro no entren al país…Debemos unir todas las voces y exigir al gobierno colombiano que saque de inmediato al ejército cubano de Colombia. Es un peligro nefasto. Al que hay que enfrentar de frente, con energía y decisión.  Los Castros son como el caballo de Atila, donde pasan, ni la hierba vuelve a crecer… para muestra: Cuba y Venezuela…

¿Cuáles la situación de Cuba en estos momentos?

Crítica. Creo que es el peor momento de los más de medio siglo que lleva en el poder la dictadura Castro.  Yo tenía diez años cuando Fidel –y no digo que triunfó, precisamente un amigo colombiano fue quien me hizo reflexionar de que Castro se había apoderado del poder aprovechando un vacío de poder- y ahora tengo 67…y solo hace apenas unos casi veinte que salí definitivamente de la Infortunada, como llamara el escritor Guillermo Cabrera Infante a la Isla de Cuba, así que conozco muy bien “el palo que se rasca el dictador cubano”.  Cuba es una nación dañada, sin dudas, antropológicamente, en la que los Castro son una dinastía y solo vive y respira tranquilamente en el país, todo el que le rinda plastecía a los gobernantes, y milite en el único partido político oficial que existe: el comunista. Le han borrado la memoria histórica al pueblo, acomodando la historia a sus intereses, falseando razones y causas, usando la demagogia, desgraciadamente ha conseguido un hombre nuevo, que se representan de una manera evidente en buen número de las jineteras (prostitutas de nuevo orden que se venden al extranjero por algunos dólares, por entrar a un hotel, por comer)En Cuba , cada día se incrementa por el terror que lleva a paniquear a la población y a huir desmedidamente al pueblo, convirtiendo al cubano en un migrante que no le importa salir de Cuba por tierra, por mar o por aire, pero salir, huir del infierno. Y cito a José Martí “cuando un pueblo emigra, los gobernantes sobran”… Hay un buen grupo de opositores que han creado sus fundaciones, partidos, instituciones, como la de pedagogos, médicos, abogados, escritores, pero que no son oficialmente aprobados por Castro, dueño y señor de su finca que es toda la Isla. Opositores que intentan protestar en manifestaciones pacíficas, que son detenidos, golpeados, humillados….  Pero Castro tiene en su contra, que estos opositores de hoy, no salen definitivamente de Cuba. Han perdido el miedo histórico que por casi cinco generaciones imperó en la Isla.  Esos opositores salen de la Isla, y fuera se reúnen con el parlamento europeo, con senadores de Estados Unidos y de otros países, participan de sesiones en la ONU, y en otros organismos similares. Y ese es el talón de Aquiles de los Castros. En este momento, está en huelga de hambre indefinida el premio Sajarov Guillermo Coco Fariñas  y ocho activistas, pidiendo, exigiendo a la tiranía que públicamente declaren que pararan las golpizas y detenciones a la oposición.  No sé qué podrá pasar, pero no hay señales de que la dictadura reaccione a favor de los huelguistas. Económica, industrialmente, tecnológica, socialmente, es un puro desastre, como en la educación y la salud, los dos baluartes que han levantado simpatía mundial y que solo ha sido una pantalla en todos estos años de la que prefiero llamarroboilusión.  Cuba es un desastre absoluto y anda buscando un aliado cercano que le sustituya a Venezuela.  Obama le tendió la mano, o al menos eso parecía, pero Castro no responde como debería y por tanto solo se ha podido adelantar en el plano de adelantar las relaciones diplomáticas entre Cuba y USA. Confío en que al estar la situación tan crítica, sea el momento del explote y podamos en un tiempo no muy lejano hablar de la instauración de la democracia en Cuba, como un hecho real y cierto.

¿Cómo ve el tema de los inmigrantes cubanos que están en Colombia, debería el gobierno ayudar más al tema?

Me duele , y muy profundamente, ver a mis hermanos desandando por tierras de sur y Centroamérica, y perdiendo sus vidas en el mar, porque como dije antes, huyen del mismo infierno, al extremo que ponen sus vidas en peligro y la de sus hijos.  Mientras un número , dicen, considerable de cubanos, de cierta edad están haciendo uso de la repatriación voluntaria, porque al estar jubilados, les conviene más vivir en su país de origen al cambio del dólar con su pensión de retiro. Sin embargo, los jóvenes están vendiendo sus casas y sus pertenencias y huyen despavoridos declarándose en su mayoría, migrantes económicos.  Son víctimas del gobierno de Castro, que les permitió viajar con cierta facilidad a Ecuador, promoviendo la estampida de cubanos desde Ecuador a Estados Unidos. Desgraciadamente, Colombia, al igual que los demás países, se estuvieron haciendo de la vista gorda durante algunos años, pero hoy, ya el fenómeno convertido en una crisis migratoria, se les hace difícil, quizás porque ya el número de migrantes por tierra desde Ecuador sobre pasa los miles de miles. De manera, que claro, que quisiera que Colombia los dejara pasar….    Repatriarlos a Cuba es como entregarlos a Satanás.  Me duele mucho ver a mis hermanos casi convertidos en parias, cuando antes del 1959, año del Error, como llaman algunos a la que es fecha heroica para Castro y su gente, los artistas para triunfar en America, tenían que pasar por Cuba.  Una Isla que con sus problemas y defectos iba para adelante, hacia el progreso y  recibió a los migrantes españoles, árabes, chinos como a sus propios hijos, y hoy tiene mi pueblo que emigrar. Pido al presidente Santos, que también es mi presidente, porque como sabes soy ciudadana colombiana por adopción, que no los devuelva a Cuba , que los deje seguir y que no se haga cómplice una vez más del desgobierno de La Habana, Cuba.

-Usted estuvo en Colombia… ¿Volverá?

De mil amores, Carlos… amo a Colombia, Me recibió con los brazos abiertos. Siempre digo que Colombia no es mi segunda patria, sino que es también mi patria. Claro que quiero volver, pero no ha sido posible. Quizás sea difícil creerme, pero confieso que el primer año que pasé aquí en Miami, lo pasé llorando, literalmente , llorando.  En Bogotá extrañaba el mar… en Miami, extraño los Cerros.

-¿Cómo es la vida suya hoy en día?

Lejos de los que alguien pudiera pensar, ya que estoy jubilada, no estoy nada tranquila.  Hago ahora lo que siempre quise hacer.  No pude insertarme en la universidad como docente por mis dificultades con el idioma, que aún no he podido vencer  Quizás por eso amo tanto las redes sociales, sobre todo Twiter y Facebook, porque dedico buena parte de mi día a la ciber comunicación, tengo varias páginas on line, y también publico en la de otros amigos.  Soy activista política insertada en el movimiento opositor del exilio cubano y relacionado con los opositores de dentro de la Isla.  Cuido mis nietas, hago ejercicios, intento bajar de peso y escribo literatura.  En el tiempo que  he vivido en Miami, he publicado tres libros de cuentos.  Esa es mi vida ahora en Miami.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La paz de Colombia mirada por escritora cubana