Aquí Entre Nos

MENSAJE DE DESPEDIDA CONSUL DE COLOMBIA EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

ocampo
ocampo

Hace 527 años Cristóbal Colón descubrió un paraíso terrenal: descubrió a América.

Hace un año, y guardadas todas las proporciones, descubrí un paraíso. Un paraíso del siglo XXI. Un paraíso llamado Islas Canarias.

Voy a confesarles algo. Cuando el entonces presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, me dijo en julio de 2018 que me enviaría a Canarias, como cónsul, expresé mi alegría y agradecimiento por la oportunidad.
Sin embargo, lo primero que hice al regresar a mi oficina en el palacio presidencial fue buscar en el “todo lo sabe” google la ubicación de mi nuevo destino.

Lo que nunca imaginé es que esas pequeñas islas vistas en el mapa, tenían en su interior tanta grandeza. Lo que nunca imaginé es que iba a conocer el sitio con la mayor variedad y riqueza que haya visto:

la belleza de sus paisajes,
su clima y sus lugares,
la belleza de su naturaleza
y esa particularidad que tiene cada una de las islas pues cada una tiene su encanto y eso las hace más paradisiacas.

Pero no solo esa belleza natural enamora. Canarias son de las pocas zonas del mundo en las que se puede vivir con la tranquilidad y la seguridad que añoramos en tantas partes del planeta.

Y eso no es suficiente. De nada sirve tanta belleza y tranquilidad sin calidad humana. Encontrar personas como ustedes, la gran mayoría nativos de las islas, otros del exterior, todos contagiados por la disposición siempre de escuchar, conversar y compartir.

Quizás con unos se comparte más que con otros pero sentí desde el primer momento esa acogida que tanto se necesita cuando uno llega a tierras lejanas. Por eso a todos muchas gracias por esa mano tendida que encontré desde el primer día.

Fue un tiempo muy corto, un año pasa muy rápido, pero logramos en el consulado construir sobre lo construido y no ahorramos un minuto de esfuerzo para lograr que nuestros connacionales sintieran siempre la mano amiga de su país representada en nosotros.

La población colombiana en las islas crece a pasos agigantados.

Cuando llegue hace un año se hablaba, según cifras del INE, a enero de 2017 de algo más de 27 mil ciudadanos nacidos en Colombia empadronados es las islas.

Según las últimas cifras, las más recientes, a enero de 2019 llegamos a 31 mil 300 connacionales, es decir, una de las poblaciones flotantes de un país no miembro de la Unión Europea más grande en el archipiélago lo que demuestra que la tarea es grande y hay mucho por hacer.

Por todas estas razones en un día como hoy hay un sentimiento agridulce.

Primero la felicidad de volver a mi país, de regresar para seguir contribuyendo por lograr cada día una mejor Colombia.

Desde mi escenario natural y profesional, el periodismo, la comunicación social, seguiré trabajando para que muy pronto, más temprano que tarde, encontremos la paz definitiva que tanto anhelamos.

Pese a las coyunturas, políticas, económicas y sociales que viven nuestras naciones me hace muy feliz el retorno a mi país. Y desde ya extiendo la invitación para que nos visiten.

Para que ustedes tengan la oportunidad de conocer bellos paisajes como el de la zona cafetera, la Sierra Nevada de Santa Marta o ciudades con tanta historia como Cartagena de Indias o los nuevos destinos descubiertos gracias al acuerdo de paz como es el caso del río de los siete colores, Caño Cristales, en nuestros llanos orientales o las extensas selvas donde hoy es una novedad hacer el avistamiento de aves.

Sin embargo, en medio de la alegría por el regreso, también me embarga un sentimiento de tristeza por abandonar estas bellas islas, este paraíso de riqueza natural y de calidad humana.

Como lo dije en la carta de despedida enviada a ustedes y retomando la frase del novelista britanico, Barrie:
“Nunca digo adiós, porque adiós significa irse e irse significa olvidar” y eso es lo que no va a pasar. Es imposible olvidar por corto que haya sido el tiempo.

Fue solo un año pero enriquecedor y valioso y como siempre lo digo y es mi lema o consigna de vida:

¡Muy importante el paso que se da, pero mucho más la huella que se deja!

Muchas gracias Canarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MENSAJE DE DESPEDIDA CONSUL DE COLOMBIA EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA