Columnistas

Mientras esperaba la atención de urgencias

Por Helga Franco

Mientras esperaba la atención de urgencias, presencié otro y ahora común acto de irresponsabilidad donde una moto arrolla una pequeñita de 9 años, y sale a la huida

Esta chiquita gritando del dolor con su pierna partida quién sabe en cuántos pedazos y su carita golpeada. Luego mientras efectuaban mi curación, el otro lado de la moneda, Santiago un joven trigueño de no más de 20 años, borracho accidentado en su moto, lleno de raspaduras y durmiendo profundamente su borrachera.
Solo pienso en cuántos casos más tenemos que soportar con cada vez más motos y más heridos, muertos a causa de este mal llamado las motocicletas y peor aún los motociclistas que en un gran porcentaje son unos irresponsables con su propia vida, y con la de los demás? Mientras los distribuidores solo buscan aumentar sus ventas sin conciencia alguna. Pronto las motos saldrán en las papas fritas y para cambiar por tapas de gaseosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mientras esperaba la atención de urgencias