Entrevistas

Pudo haber sido futbolista, pero el periodismo ganó más

Quien no recuerda a Otoniel Umaña, un periodista que pasó por el Canal RCN cubriendo las noticias de Bogotá, pero de la misma manera pasó por el Canal Capital, pero por su elegancia y reconocimiento ante la opinión pública, decidió aspirar al Concejo de Bogotá y se ha destacado en su trabajo y en la población afrocolombiana 

¿Cómo empezó usted su carrera profesional de periodismo? 

Yo tenía dos pasiones cuando chico, ser futbolista o ser periodista. La primera no se dio porque mientras yo iba a entrenar en las divisiones inferiores del América (equipo del cual no era hincha), en el colegio iba perdiendo los años. Casi no termino el bachillerato. Iba para la Universidad del valle a estudiar comunicación social y periodismo. Estando en cuarto semestre tuve la opción de entrar a un noticiero regional en Cali para hacer deportes. Me volaba de las clases para ir al noticiero y me volaba del noticiero para ir a clase. Empecé como periodista deportivo en virtud a que no pude ser futbolista porque el tiempo iba pasando para practicar ese deporte. 

¿Que ha sido lo más gratificante de su profesión? 

Lo más gratificante de mi profesión como Comunicador Social Periodista ha sido interpretarla perfectamente. No soy aquel periodista al que le gusta ir y poner un micrófono y que el entrevistado diga lo que quiera. Me gusta hacer comunicación social, es decir, generar cambios positivos en la comunidad a través de la intervención. Este trabajo lo he llamado » periodismo social transformador de realidades » y los ejemplos han sido varios pero el más grato me ocurrió hacia 2005 en la Ciudadela Sucre de Soacha. Me buscaron los habitantes para contarme que llevaban 25 años sin agua. Inmediatamente me comprometí a estar allá con ellos e informar diariamente en el canal de televisión donde trabajaba en ese entonces, cómo se vive sin agua. Eran 3 a 4 crónicas en cada emisión de noticiero ( 7 am, 12 y 30 M y 7 Pm). El impacto fue tan fuerte que estuve 15 días allá y la Procuraduría general sacó del cargo al alcalde del municipio. Hoy tiene agua las 24 horas del día gracias a que se denunció y se puso al descubierto un problema  escondido a los ojos de todo el mundo. El Concejo de Bogotá Me otorgó el  premio de Periodismo Álvaro Gómez Hurtado porque se cambió una realidad. Como decía kapushinski » Si vives para servir, no sirves para vivir «, y el periodismo debe ser eso. 

¿Cómo fue su paso por RCN televisión? 

Es bueno que la gente lo conozca a uno. Eso me sirvió para que siempre tuviera notas que hacer, la gente me llamaba de todos los barrios en Bogotá y de diferentes partes del país. Aun me llaman o me escriben. Todo porque la gente sabía que siempre iba. Y esa es otra obligación de periodista, ir donde la gente. Sin embargo, las nuevas generaciones parecen no interpretar eso y se hacen rogar como muchos médicos o abogados.  El periodista se debe es a la gente no al alcalde, el comandante de policía o Ministro. El pasé por RCN Tv, estuve 12 años,  me sirvió para conocer el país de extremo a extremo, ayudar a muchas personas  a mejorar sus condiciones de vida a través de un periodismo social. 

¿Y su trasegar por el canal capital? 

El paso por canal capital me permitió darme cuenta que la televisión pública es la salvación que tiene este país, lástima que los gobiernos de turno no se hayan dado cuenta de eso. Los recursos son limitados, comparados con un canal privado,  para hacer lo que debe hacer la televisión publica. Al mismo tiempo pude consagrarme como presentador de noticias. 

¿También se le midió a la política? 

Mi intento de ser Concejal de Bogotá era Loable. Simplemente creí, sin tener la experiencia política, que podía hacer desde el Concejo lo mismo que hacía con un micrófono: transformar realidades. Yo me veía en los barrios todos los días ayudando a la gente a salir adelante desde sus comunidades. Luego me di cuenta que eso no es tan fácil, que tienes que hacer «pactos con hasta con el diablo» para lograr un objetivo, y yo no soy de esas personas. Como decía Mockus alguna vez » No todo vale» y en política todo vale. 

¿Actualmente que hace? 

Actualmente estoy desvinculado directamente de los medios pero estoy preparando un proyecto como Comunicador Social Periodista que va a dar mucho que hablar y seguramente hará pensar a muchos periodista si efectivamente lo que hacen actualmente desde los medios es comunicar o simplemente informar. 

Usted es un periodista afro ¿se ha sentido discriminado? 

 

Discriminación hay a todo nivel de cualquier profesión y esta es más evidente porque es mediática. Pero precisamente era mi trabajo dedicado el que me permitía destacarme y hacerle caso omiso a muchas cosas que quizá directamente no se las dicen a uno pero indirectamente las piensan o las sientes otros. Cuando uno como negro se destaca siempre generara envidias y más en un medio como la televisión, por ejemplo, me gane todos los premios de periodismo, El Simón Bolívar, El Álvaro Gómez Hurtado, El Anway, el Unilever, Fue nominado a Mejor presentador de Noticias en los Premiso India Catalina, fui reconocido por Usaid y El Espectador como uno de los tres periodistas negros más importantes, y todo por mi trabajo. Alguna vez la Ministra de Cultura de la época, Paula Moreno, me seleccionó como el presentador del Concierto del Bicentenario en Chocó y ese mismo año ( 2010 )  el departamento de Estado de Estados Unidos me invito a San Diego, California, a un seminario durante una semana. Allá en ese canal se escucharon voces que decía: » ¿Por qué Otoniel otra vez? «, jajajajaja. El  medio de comunicación es caníbal!

 
 
 
 

.

¿

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pudo haber sido futbolista, pero el periodismo ganó más