Noticia del día

¿Qué tanto afectará al plebiscito falta de desarme de Farc?

Los sectores políticos del país tienen opiniones divididas, acera de lo que  puede ser una campaña para el plebiscito para la paz, sin que la guerrilla de las Farc se hubiera desarmado totalmente. Tras esta preocupación, se formuló la siguiente pregunta, ¿Qué tan grave es hacer la campaña del plebiscito por la paz o la misma votación, sin que se haya dado el desarme?

Los primeros en responder a esta inquietud fueron los próximos presidentes de la Cámara y del Senado, respectivamente. El presidente virtual del Senado, el senador del Partido de La U, Mauricio Lizcano, manifestó que “fundamentalmente eso no tiene ninguna influencia sobre la votación y sobre el plebiscito, el hecho de que las Farc estén en esas zonas de concentración temporalmente, rodeados de la Fuerza Pública, verificadas por las Naciones Unidas, en zonas relativamente pequeñas despobladas, totalmente verificadas y controladas, donde no hay población civil y donde no se puede hacer campaña al interior de ellas, por supuesto que no tiene ninguna injerencia, ni ningún efecto sobre la campaña del plebiscito”.

Más seguridad

Agregó Lizcano que “por el contrario creo incluso que es más seguro y tranquilo de lo que hay hoy, porque lo que hay hoy es una guerrilla con influencia en más de 200 municipios, con influencias en las elecciones, con amenazas a candidatos, con problemas, y esta será tal vez una de las elecciones más tranquilas porque los guerrilleros estarán en esa zona y no tendrán la posibilidad de salir de ellas, antes van a permitir que los ciudadanos puedan votar tranquilamente”.
Aseguró el parlamentario Lizcano que estar encerrados en unas zonas, donde no hay población civil, donde no pueden salir, donde están rodeados del ejército, donde no pueden hacer campaña política, no pueden amedrentar a nadie.
Entre tanto el próximo presidente de la Cámara de Representantes, del Partido Liberal, Miguel Ángel Pinto, sostuvo que “ya cuando inicie el proceso del plebiscito, la guerrilla de las Farc debe estar en las veredas, en las zonas de ubicación, precisamente iniciando el proceso de dejación de armas y en esas zonas de ubicación ellos no van a tener influencia frente a la gente para poder votar a favor o en contra del proceso de paz en el plebiscito”.
Por su parte, el Representante añadió que “allí habrá un control y un proceso de verificación por parte de las Naciones Unidas, para que ellos precisamente no puedan salir de las zonas de ubicación, ni interferir, por eso van a quedar en zonas alejadas de la población”.

Sin fuego

El senador del Partido de La U Roy Barreras, negociador del Gobierno en la mesa de La Habana manifestó que “durante 50 años todas las elecciones en Colombia sin excepción se han efectuado con una guerrilla armada y atacando, la diferencia es que será la primera vez en medio siglo que habrá unas elecciones con una guerrilla en cese de fuego definitivo y además en proceso de tránsito hacia la legalidad en clara determinación de concentrarse para desarmarse, lo trascendental de este plebiscito es que como es obvio, será cada colombiano ese domingo cuando deposite su voto en la urna el que decidirá el desarme definitivo de las Farc, todo el proceso estará en manos de los colombianos y de la desaparición de la guerrilla como grupo guerrillero y su tránsito a la legalidad será una decisión de cada colombiano en las urnas”.
Por su lado el presidente del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, indicó sobre este tema que “esos son unos de los riesgos que hemos denunciado, porque sería un proceso electoral con la presión de armas en muchas regiones del país, y ya las Farc están jugadas con el plebiscito, y por supuesto que eso intimidaría en las zonas  de concentración o de localización donde van a estar ubicados los más de 7 mil guerrilleros que han anunciado”.
Sostuvo también que “nosotros desde el Centro Democrático propusimos las zonas de concentración  con condiciones, una de ellas era que no estuvieran en zonas limítrofes, y vemos con preocupación la del Catatumbo; La Paz, en La Guajira; nos preocupa el tema de Ituango, en Antioquia, que está en un parque de reserva natural, “el Nudo de Paramillo”, el tema de la siembra de droga que está en esa región, y allí van surgiendo preocupaciones claras que el Centro Democrático había planteado en la plenaria del Senado y que logró encontrar apoyo político en ese momento”.
A su vez, la exministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, dijo “vamos a estar en una situación inaceptable de una guerrilla armada que sin dudad ejerce presión, amedrentamiento sobre la población y una población  totalmente inerme para poder salir a votar por un plebiscito que le beneficia a esa guerrilla”.

Concentración
Añadió que “ellos van a estar concentrados en los cascos municipales en donde vive población civil, muchos de los cascos municipales que se escogieron por el Gobierno son zonas en donde siempre ha estado la guerrilla, y ahora lo que se hace es formalizárselos, ellos sí van a estar con civiles, puede que estén en algunos campamentos, pero están en esos cascos y van a estar armados”.
El exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, anotó tajantemente que “creo que hay unos acuerdos, y los acuerdos están claros y hay un compromiso serio de las Naciones Unidas de acompañar todo este proceso, yo no tengo las fechas aquí, pero vamos con los acuerdos, todavía no sabemos  cuándo es el plebiscito”.
Reitero que no puede haber campaña armada, “bajo ninguna circunstancia. Me parece que es un buen acuerdo por supuesto que el proceso de acercarse a todo ese territorio, la participación de las autoridades locales en las veredas, respetando las reglas, es un paso muy razonable”.
El senador conservador Efraín Cepeda resaltó, “lo que sucede es que la guerrilla estará en zonas de concentración, con verificación internacional y con cordones del Ejército Nacional, de manera que me parece que no tendrá tanto augurio esta posibilidad por las medidas de protección, precaución y un ejército que los tendrá acordonados”.
Manifestó Cepeda que “mientras que el plebiscito no se dé, no estará en plena vigencia el proceso de paz y por supuesto no estará en plena vigencia. Me parece que los protocolos internacionales, la ONU verificará y no creo que tenga incidencias en el resultado final”.
Para el vocero del Partido Liberal, el senador Rodrigo Villalba, eso será imposible puesto que solo podrán hacer campaña a través de los medios de comunicación, “las Farc no van a hacer campaña del plebiscito salvo por los medios de comunicación, por ello van a estar concentrados, entonces no habrá una presencia activa de los guerrilleros armados, no se van a  mover de los centros de concentración y lo único que pueden hacer es muy seguramente hablar en los medios de comunicación desarmados y seguramente los que están en La Habana entregarán un mensaje al país de que es bueno el plebiscito”.

Confianza
Sin embargo para Villalba, a nombre del Partido Liberal, aseguró que él está muy confiado de lo que pueda pasar al término del acuerdo final para la paz, tengo un optimismo, primero porque el proceso ha sido bien llevado con comisionados de lado y lado, son muy representativos y por parte del Gobierno una gente muy idónea, Humberto de la Calle, Sergio Jaramillo, los generales Mora y Naranjo, creo que en esos términos ese proceso va a llegar a un término feliz”.
Para el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, es un contrasentido que el desarme se lleve después del plebiscito, pero consideró que la participación de las Naciones Unidas es una garantía para que no sucedan hechos no permitidos, “el problema no lo creó la mesa de conversación, por lo menos el diseño que está planteado, sino el haber introducido en el acto legislativo del procedimiento especial para la paz un artículo de vigencia, que implica que los procedimientos, todos ellos relacionados con ese tipo de asuntos dependen del plebiscito, es un contrasentido esperar que los acuerdos entren el vigor solamente cuando haya resultados del plebiscito”.
Pero manifestó, “aquí lo que se tendrá es que tener un poco de paciencia y confianza, hay que olvidar el proceso de concentración y dejación de armas que comienza una vez se firme el acuerdo final desde el plebiscito, es decir que habrá una misión de observación y proceso de ubicación en la zona y un proceso inicial de 60 días de dejación de armas, de todas maneras el proceso inicia antes del plebiscito”.

El que prendió las alarmas fue el excomisionado para la paz Camilo Gómez Álzate, quien señaló, “Hay que ver el conjunto de los hechos que están sucediendo, no solamente el acuerdo firmado que es muy importante, muy valioso, muy importante, es un anuncio que hay que resaltar, pero cuando uno analiza el contexto del proceso de paz, cuando hace pocos días se generaron unas facultades infinitas al Presidente, donde se incorporan los acuerdos a la Constitución, pues el árbol del cese el fuego no puede saltar el bosque, lo que está sucediendo en todo el entorno al proceso de paz. Desde luego preocupaciones hay, creo que hay dos puntos positivos, el Gobierno se anotó un punto favorable con la aceptación del plebiscito por parte de las Farc, a mí el plebiscito porque la mayoría esta amañada del 13 por ciento, no es representativo, pero las Farc aceptan eso. Las zonas son un mecanismo que falta por conocer detalles dónde son y la labor de las Naciones Unidas. ¿Pero tendremos un plebiscito bajo armas?”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué tanto afectará al plebiscito falta de desarme de Farc?