Nota Política

SENADO DEBATIRÁ MUERTES DE OSOS DE ANTEOJOS

Las muertes de osos andinos conocidos también como osos de anteojos registradas en los últimos meses en los departamentos de Nariño, Cundinamarca y Cauca será tema de debate el próximo martes en la comisión Quinta del Senado.

Según Parques Nacionales Naturales, este mamífero habita en 22 de las 59 áreas protegidas en Colombia, lo que sin duda, es una de las especies que centran la atención de las entidades encargadas de velar por los animales en vía de extinción, ya que esta especie propia de los Andes, tiene amenazada su supervivencia por múltiples motivos, como son la captura para su comercio o uso como mascotas en el caso de los individuos más pequeños, la presencia de especies invasivas y la cacería ilegal.

 

Otra serie de obstáculos que amenazan al Oso Andino  es la baja articulación interinstitucional entre las entidades del orden nacional, regional y local, además del bajo presupuesto que se asigna para este fin, pues de los casi $58 mil millones de pesos que recibió durante el 2016 Parques Nacionales, sólo $1660 millones se destinaron a programas de conservación de éste mamífero, lo que representó sólo un 2.9% del total asignado.

 

De acuerdo a cálculos estadísticos de diversas entidades gubernamentales, se estima que en Colombia existen entre 5 mil y 8 mil osos andinos que circundan por las tres cordilleras y páramos del país. De esta cifra, 24 están en cautiverio. Seis en el Parque Jaime Duque, cuatro en el zoológico Santa Cruz, cuatro en el de Santa Fe, cuatro en el zoológico Matecaña de Pereira, cuatro en el de Cali y dos más en Barranquilla.

Lo que se busca con el debate, que promueve el senador Guillermo García Realpe, es llamar la atención de las autoridades gubernamentales que propenden por el medio ambiente, para que ejecuten planes y programas contundentes con resultados eficaces que permitan la preservación de esta especie en vía de extinción, planificando las acciones de manejo para la conservación de las poblaciones.

El Parque Nacional Chingaza, en las goteras de Bogotá, es el área que registra mayor afectación por el conflicto entre el oso y los seres humanos. Entre el 2016 y lo que va corrido del 2017, se han presentado dos eventos de cacería a dos individuos de la especie, un osezno de tres años y un adulto. Éste último registrado en zona rural de Fómeque el pasado 17 de marzo. Hecho que generó  indignación y repudio nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SENADO DEBATIRÁ MUERTES DE OSOS DE ANTEOJOS