Nota Política

Servicio al Ciudadano y Política

SU EQUIPO DE TRABAJO ATIENDE PÚBLICO: ENTRÉNELO!

Por Luisa Natasha Corrales

Lo que más me gusta de asistir a foros o conferencias, es que allí se dicen y se oyen cosas que en otros escenarios, o en los medios, no.

Hoy, en el II Seminario Nacional de Servicio al Ciudadano organizado por el DNP, desde su Programa Nacional de Servicio al Ciudadano, los asistentes quedamos gratamente sorprendidos con la presentación del periodista Gustavo Gómez, Director de la Luciérnaga, quien tituló su intervención: ¿Cómo proyectar las comunicaciones y el modelo de servicio de Estado pensando en la ciudadanía?. Resumido: oiga, piense en los ciudadanos.

Su conferencia planteó inicialmente la importancia de saber comunicarse; la necesidad de que los servidores públicos sean público informado, y abordó temas sobre el ejercicio profesional del periodismo relacionados con su rutina informativa y las redes sociales para tratar de armonizarlo con el tema de servicio al ciudadano.

Respecto a la primera tesis, Gómez planteó la pregunta: ¿Qué esperan los ciudadanos de los servidores públicos?, indicando: No solo respuestas para satisfacer su necesidad inmediata, sino SOLUCIONES y en poco tiempo. Advirtió que los lenguajes técnicos no son los más recomendables cuando se trata con público y que los funcionarios deben saber escuchar y tener sentido común, ser más humanos: “Hay servidores que hacen un Icfes al ciudadano, para lograr resolver una pregunta o una inquietud”.

A partir de esa premisa, consideró necesario hablar sobre lo que se conoce como Opinión Pública y definió lo que NO ES un periodista: No es el jefe de prensa ( pueden serlo en estudios pero no ejercen periodismo), no es un enemigo gratuito, no es experto en temas, y no es compinche.’ A lo que añadió: Un periodista NUNCA es amigo de nadie. No puede serlo porque siempre funciona con el interés de buscar la verdad. Y no funciona con horarios o con sitios. Todo el tiempo es periodista. Usted siempre estará hablando con un periodista.

Posteriormente, propuso otro escenario: ¿Qué es para los periodistas un funcionario público? No es sinónimo de burocracia, o el que ejerce influencias, o administra ineficientemente. Eso no es cierto. Es quien debe RENDIR CUENTAS a la opinión pública. En ese ejercicio permanente de rendición de cuentas ahora con nuevos canales como las redes sociales, Gómez persuadió a los asistentes a que es necesario conocerlas y saber cómo son: “Twitter es un medio de comunicación de opinión. No es periodismo. Actúa en caliente. No tiene control, no tiene jefes de redacción, no tiene el: espérese volvamos a grabar. Para mí, las redes sociales son un peligro”, dijo.

 Volviendo a la temática del servicio al ciudadano, el periodista, recomendó a los servidores: No usar pleonasmos; Consultar los diarios para estar informado de lo que está siendo noticia por si acaso el ciudadano plantea una conversación; Actuar siempre como si lo estuvieran grabando, siempre; No abusar del lenguaje incluyente (eso es un género gramatical y políticamente correcto pero para los ciudadanos es identidad sexual), y no se enredarse.

Atender público, -que para efectos políticos podrían ser votos-, caben ciertas recomendaciones. Si, atiéndalo. Dedique por lo menos un día a la semana para estar con su electorado, verlo, oírlo, conocerlo! Pero si contrata a personas para que asuman esa tarea, entrénelas para que ojalá no respondan cosas como las que suelen responder los funcionarios (hoy, servidores públicos) en las entrevistas a la prensa: No soy el vocero; No tengo esa información; No tengo nada más que decir; Eso no es posible; Así son las cosas; Usted verá: No me le comprometo; Esa es información reservada. Todas ellas recomendaciones del comunicador quien en cada frase, lanzó un titular.

Al Seminario fueron casi 100 representantes de entidades, incluidos directivos que sí se involucran en este tema (para otros es la oficina al lado de la cafetería). Premiaron a por lo menos 20 de ellas, por sus resultados en la implementación de esos procedimientos y por su destacada gestión. Todas las entidades tienen oficina de atención al público o de servicio al ciudadano; para el caso político, su equipo de trabajo es esa oficina, todo el tiempo, desde que contestan el teléfono hasta cuando toman nota del nombre de su elector. Si se prepara para campaña, piense en implementar una estrategia que le permita mantener a sus electores satisfechos con SUS respuestas y SOLUCIONE. No dilate, no confunda, no subestime a los ciudadanos. Ellos se las saben todas!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Servicio al Ciudadano y Política