Columnistas

“EL DOCTOR» PEÑALOZA

Por Ramón Soto Lozada.

Cuando toda la artillería de los medios de comunicación  oligarcas y sus más certeros gatilleros de la desinformación, enfilaron sus baterías, contra todo lo que no fuera Peñaloza, inclusive mancillando la dignidad de una dama, que hoy es la  Ministra del Trabajo, dije: “Aquí no hay nada que hacer.”

 

 

Y es que convencieron, y  manipularon a la débil ciudadanía bogotana, que en eso tiene mucha sangre fría y muchas veces no ve más allá de sus narices y, nunca defienden lo público, con tal de que eso no los toque a ellos.

Esa persona  que vendían los medios, ese  que defiende lo privado por encima inclusive de los deberes del Estado, era nada más ni nada menos, que el “Doctor” Peñaloza, como se vendía su imagen y el mismo pregonaba.

Primera acción del candidato, oponerse al metro  que ya tenía diseños y financiación del gobierno, que utilizo a Petro en tiempos de reelección, claro es que dejarlo así, como lo creo Petro era, que pasara a la historia, como va a ser, porque los demás alcaldes lo que le montaron fue negocio a sus amigos con los cientos de estudios que hicieron y de metro nada.

Eso no lo iba a permitir el “Doctor” Peñaloza, desmotar ese metro a como diera lugar era su fijación, con la complicidad de quienes sabemos.  Desvalorizando y pauperizando las zonas del sur y valorizando el norte como va ser.

Otra de los bisiness que defendió Peñaloza fue el negocio de la basuras, para que este pasara a manos de una mafia privada, un cartel donde inclusive periodistas y directores de medios tenían intereses creados, con la complicidad de autoridades de “control” Esas mismas que casi llevan a la cárcel a Petro por unas bolsas de basura, pero ahora miran para otro lado con los muertos, por la falta de ambulancias, el paseo de la muertes y, la desatención en clínicas y hospitales, por la cancelación de contratos a ambulancias y promotoras de salud, como venía funcionando.

Esto no es una defensa de Petro, pero era lo que había y se desbarato a como diera lugar. Pero oh decepción, cuando un acucioso investigador, nos muestras que el tal “Doctor” Peñaloza, no lo es, (esta como Chino y Nacho, doctorado en reggaetón) como lo venían vendiendo con su “Doctorado”, en los años antes de Cristo, sino un farsante y cínico personajes, que en sus libros, (Porque las contraportadas no se  las invento el editor) esa información la da él, aparecía como tal, en la página de la Alcaldía, pero el culpable fue el funcionario, y lo peor en la Función Pública que es un delito. Y así me imagino debieron pagarle primas técnicas y por  los estudios de posgrado, que también debe devolver la plata por presunto fraude.

EL ESTRATEGA DEL MAL

Se trae también el doctor Peñaloza un personaje con todos los pergaminos de estudio del mundo, pero únicamente con el macabro fin que quebrar un bien de la ciudad, la ETB y venderlo por el mínimo precio al postor que ya tienen en la mira. Por primera vez en la historia de la ciencias sociales y de administración un estratega, no llega para salvar, para engrandecer, para valorizar y colocar una empresa en primer lugar, sino para enterrarla y venderla a precio de chatarra, como paso con el  ex gerente de Telecom, hoy  de Movistar, bonito negocio,. (Yo la quiebro, pero la gerencia  de la nueva empresa es mía). Pero todo lo que se ha hecho, para desprestigiar a la empresa que si da dividendos y utilidades, ahora sin no es pánico económico, que vaina no señor Procurador.

¿Por qué Peñaloza cree, o graduó a los bogotanos de corruptos, sin que puedan demostrar lo contrario, acaso no hay gente honesta aquí, que saque adelante a la ETB?

 

LOS PERROS QUE VALEN MAS QUE LOS HUMANOS.

En una ciudad donde la vida de un perro es más valiosa que la de un ser humano, (caso reciente donde un papa mato un perro que mordió a su hijo) los esbirros del sistema de medios, lincharon públicamente a este pobre señor. Claro, es que también la Corte  autorizó a que los derechos de los niños son una mercancía que sirve al poderoso grupo de poder, llamado mari…cracia, que es el que manda en esta ciudad. Servido el menú el “Doctor” Peñaloza se va con un Ejército de hombres de la fuerza pública a desalojar a los pobres desechables, (mientras los bandidos siguen muertos de la erre en sus guaridas, y vendiendo drogas a los niños en los colegios),  como les llaman y se los arrima a la puerta a los ciudadanos y comerciantes  de bien, que ahora pagan la improvisación.

Triste ver la imagen de como una creciente arroya con violencia a más de 50 personas cual basura y con una señora que aparece muerta más tarde, porque no tienen otra, roban, matan, o lo que sea, por  su droga. Seres humanos, profesionales, enfermos  y atrapados por el vicios, son tratados, peor que perros, estos sí que dispondrán de una mega instalación para mascotas, con un millonario presupuesto, pero para el lumpen, cero pesos, garrote, agua y represión. Pero ahí, nuevamente los Arismendi-Panamá Papers, Darcy Queen, los Gomez, Artunduagas, Modestor y las  Marias, miran para otro lado. Tapen tapen, cortinas de humo y demás estrategias, con el peor Alcalde del país, según las encuetas. A menos que le suelte un billete largo al encuestador que sube y baja alcaldes para que lo levanten a la fuerza, como ya comenzó en algunos medios.

¿Que pasaran con la investigación penal por el presunto  fraude? , averígualo Vargas. Porque el hombre está empeñado en seguir con el negocio con la Volvo y sus chimeneas ambulantes y su metro elevado,(con estudios de tres meses en la San Marino) mientras la ciudad se va por el hueco, que ahora pretende tapar, abrazado y arreglando quien sabe que con los periodistas de Caracol.

Con razón los dice en su columna del TIEMPO, la ex ministra Cecilia Álvarez Correa, pero en otro contexto, pero bien cierto porque ella los conoce: “En el edificio Colombia habitan algunos inquilinos sinvergüenzas, reconocidas plumas que, sin empacho, defienden en sus escritos delincuentes que son sus clientes de comunicaciones estratégicas y desinforman sobre el proceso de paz probablemente al servicio de quienes quieren llegar al poder”

Y la perla final de lo que va de la administración Peñaloza, son los del cartel de taxistas, en vez de investigar como adulteran el taxímetro  y roban a sus cliente (victimas),  y traten mejor a sus pasajeros, los premia subiéndole tarifas y nos traslada a pagarla 500 pesos más, sino se accidentan, que bonito no. Es porque ellos si le paralizan la ciudad y se lo ponen de ruana, ellos si son unos enemigos de cuidado a los cuales les tiene terror el “Doctor” Peñaloza.

*Director Ejecutivo Colegio Nacional de Periodistas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“EL DOCTOR" PEÑALOZA