Entrevistas

No estoy intimidado por los desórdenes: Enrique Peñalosa

“No estoy intimidado por los desórdenes y los actos violentos de algunos, ni creo que el país se va a acabar, ni vamos a dejar que caiga en el caos”, sostuvo el exalcalde Enrique Peñalosa, quien esta semana anunció su candidatura presidencial.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo aplicar su visión de ciudad a nivel nacional?

ENRIQUE PEÑALOSA: Antes que nada, soy un gerente público que logra resultados. Tengo la capacidad de escoger gente excelente, definir objetivos, crear una cultura organizacional, unos valores, empoderar, lograr que se integren como un equipo, y lograr resultados que mejoren la vida de la gente.

Toda mi vida he estudiado cómo lograr un mayor desarrollo económico y una mayor igualdad. Tengo conocimiento del contexto internacional. Pero, sobre todo, tengo la capacidad de trabajar con gente mejor que yo, especialistas en diferentes campos, y conseguir resultados. Amo a mi país. Dediqué toda mi vida a trabajar por él.

Ahora bien, el 80% de los colombianos vive en áreas urbanas. Tengo claro cómo mejorar esas ciudades, cómo lograr que la gente viva mejor en ellas, que propicien seguridad, civilización, productividad y felicidad. Tengo la certeza de que lograría orientar mucho mejor las ciudades colombianas y transformar a algunas totalmente, como es el caso de Buenaventura, Tumaco y Quibdó.

ENS: Si se pudieran extrapolar las bases de su Plan Distrital de Desarrollo “Bogotá Mejor Para Todos 2016 – 2020” a las crisis y retos hoy del país, ¿cuáles de esas políticas y énfasis de gobierno tendrían aplicación práctica y efectiva?

EP: Muchas de las tareas que llevamos a cabo en la Alcaldía son relevantes a nivel nacional: el diseño, contratación y ejecución de obras públicas; la construcción y operación de colegios; la mejora en la seguridad (redujimos los homicidios de 17 X 100.000 a 12 X 100.000); la mejora en el funcionamiento de los hospitales públicos y en general de la atención en salud; la estructuración y financiación de grandes proyectos, como el Metro; programas para niños, como acampar en la naturaleza, clases de música, talleres deportivos; reducción de 38% en los nacimientos de niñas menores de 18 años; mejoramiento de barrios informales.

Trabajo en equipo

ENS: Usted siempre ha sido visto como un dirigente ejecutivo. ¿En qué le puede servir esa cualidad a la estrategia para enfrentar los problemas que hoy tiene el país?

EP: Tengo la capacidad de armar excelentes equipos y el carácter para tomar decisiones difíciles. He trabajado en muchos países, he asesorado a ciudades que van desde Nueva York, Ciudad del Cabo. He aprendido mucho.

ENS: Ninguna ciudad como Bogotá ha sabido lo que son los gobiernos de izquierda y los de centro o centroderecha. ¿Qué le enseña eso al país de cara al escenario que se plantea para las presidenciales de 2022?

EP: Si izquierda significa mejorar las condiciones de vida de los más necesitados y construir igualdad, soy más de izquierda que cualquier otro gobernante en Colombia y mucho más que Gustavo. Mejoramos la atención en salud, hicimos las ciclorrutas que muestran que el ciudadano en bici es igual de importante al que va en un carro, le quitamos espacio a los carros para darlo al transporte público, por primera vez el transporte público anduvo más velozmente que el privado, hicimos 88 colegios, tan solo en esta última alcaldía 1.500 parques, 170 canchas de pasto sintético, hicimos las bibliotecas de Bogotá, los espectaculares Centros Felicidad, legalizamos barrios, titulamos viviendas, dejamos contratados tres megahospitales, hicimos proyectos de vivienda popular formidables como Metrovivienda Recreo y Porvenir, o Lagos de Torca, etc.

Entonces la diferencia… No me gusta hablar de izquierda o derecha. Hablemos de quién ha mejorado más efectivamente la vida de los ciudadanos.

ENS: Peñalosa versus Petro, antes por la Alcaldía y ahora por la Presidencia. ¿Qué diferencias remarcar ante una opinión pública que hoy está pidiendo a sus dirigentes que le marquen al país la hoja de ruta?

EP: Gustavo habla mucho mejor que yo, pero no es eficiente como gerente, produciendo resultados que mejoren la vida de la gente. Ambos fuimos alcaldes de Bogotá cuatro años. Me parece una linda oportunidad para que comparemos quién hizo más por el medio ambiente, la educación, la salud, la movilidad, los parques. Gustavo nos recibió unos buses de Transmilenio viejos y terriblemente contaminantes y no hizo nada. Recibimos buses que llegaron a tener 1,4 millones de kilómetros, tres veces la distancia de la tierra a la luna. Nosotros los cambiamos por buses nuevos, limpios, la mitad a gas. Y compramos 500 buses eléctricos para el SITP.

Cuando llegamos, los ciudadanos tenían que hacer fila desde las 3 de la mañana frente a los hospitales para solicitar una cita médica. Era indigno ese maltrato. Gustavo no había hecho absolutamente nada. Nosotros reorganizamos eso, hicimos un gran ‘call center’ y acabamos con las filas. Recibimos la EPS del Distrito Capital Salud totalmente quebrada; había perdido $360.000 millones tan solo en el 2015. La dejamos prestando un mejor servicio y produciendo utilidades.

Gustavo hizo un desastre con el tema del aseo. Bogotá tuvo que pagar una multa de $72.000 millones a la Superintendencia de Industria y Comercio por el mal manejo que Gustavo le dio al tema. Además importaron 278 camiones recolectores usados, cuando solo se necesitaban 102.

El horror del Bronx. Era una república independiente del crimen a solo cuatro cuadras de la Alcaldía. Gustavo nunca hizo nada. Nosotros acabamos con el Bronx, demolimos varias manzanas, contratamos la construcción de un SENA y dejamos listo el proyecto del Bronx Distrito Creativo.

Gustavo habló mucho del Metro, pero no tuvo ninguna capacidad para concretarlo. Nosotros hicimos los estudios necesarios y lo dejamos contratado. Nosotros contratamos tres troncales nuevas de Transmilenio, las de la Ciudad de Cali a Soacha, la de la 68 y la de la Caracas al Sur, y habrían sido cuatro si no es porque la alcaldesa, por razones políticas pero no técnicas, paró el proyecto de la troncal Séptima.

Gustavo no hizo nada en parques. Nosotros hicimos 1.500 y 170 canchas de fútbol en pasto sintético iluminadas. Dejamos contratados además cinco espectaculares Cefes (Centros Felicidad) con piscinas olímpicas y recreativas, gimnasios, auditorios, salas de música, de danza etc.

Gustavo no hizo nada importante en vivienda. Nosotros dejamos el espectacular proyecto de Lagos de Torca. Y son muchos más los ejemplos.

De modo que la diferencia entre Gustavo y yo, es que él habla mucho mejor, pero yo soy mucho mejor gerente público, produzco progreso, mejoro la vida de los ciudadanos.

Un mensaje

ENS: ¿Su lanzamiento es la primera movida de la coalición de exalcaldes o su postulación puede avanzar independientemente de lo que pase con Gutiérrez o Char?

EP: Espero que concretemos el trabajo en equipo, los recorridos por Colombia con Alex y Fico.

Hubiera preferido lanzarme más tarde, pero tenía que comenzar a recoger firmas. Y quería enviar un mensaje de que no estoy intimidado por los desórdenes y los actos violentos de algunos, ni creo que el país se va a acabar, ni vamos a dejar que caiga en el caos. Aquí estamos, aquí nos vamos a quedar, vamos a seguir trabajando por Colombia y vamos a proteger la democracia.

Además, no soy vergonzante. He trabajado toda mi vida con el alma por mi país, con toda la integridad, con equipos de personas extraordinarias, y lo que hemos hecho no solo ha mejorado la vida de los ciudadanos, sino que ha sido reconocido a nivel internacional, como ejemplar.

Nuestra democracia tiene muchas fallas, pero creo que son muchos más sus logros.

ENS: ¿Se ve en una coalición con el uribismo? ¿O en una con Fajardo?

EP: Ni con el uno, ni con el otro, aunque los respeto a ambos. Pero le digo que a mí lo que me importa es Colombia. Por eso me lanzo a la Presidencia. Y si hay otro candidato que considere bueno, que tenga más posibilidades de ganar, lo apoyaré con gusto.

ENS: ¿Tres ideas concretas de Enrique Peñalosa para la Colombia del aquí y ahora?

EP: Vamos a mejorar la seguridad, a hacer obras, y a propiciar la inversión privada que genere desarrollo económico y más y mejores empleos.

Vamos a construir un gran propósito nacional: convertir a Colombia en un país con un desarrollo similar al de España hoy en tres décadas o menos. Esa meta ambiciosa no era posible hace 20 o 30 años. Hoy tenemos la educación, la infraestructura, la fecundidad, que hace que eso sea posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No estoy intimidado por los desórdenes: Enrique Peñalosa

“No estoy intimidado por los desórdenes y los actos violentos de algunos, ni creo que el país se va a acabar, ni vamos a dejar que caiga en el caos”, sostuvo el exalcalde Enrique Peñalosa, quien esta semana anunció su candidatura presidencial. EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo aplicar su visión de ciudad a nivel nacional? ENRIQUE PEÑALOSA: Antes que nada, soy un gerente público que logr