Nota Política

Representante a la Cámara, despide a su madre, ejemplo de vida

Carta de Edwad Rodríguez a Transito Rodríguez Zambrano

Mamita, Mamita, Mamit, MAMA, del cielo una estrella te voy a bajar, mis cachivaches y mis fantasías yo te regalare, y yo te prometo que todos los días me portare bien. Esta canción le encantaba a mí viejita hermosa.

Mi Madre fue una mujer luchadora  y siempre emprendedora, que desde muy joven tuvo que ayudar en la crianza de sus hermanos, luego de la muerte de su madre a temprana edad.

Recuerdo de ella siempre sus palabras cuando de niño me contaba, como en sus días de juventud realizaba sus travesías diarias por los caminos de la vereda de Irva hasta el municipio de Aquitania, llevando los productos del campo con el que procuraba el sustento de sus hermanitos menores.

 

Siempre vi en ella su fe, su vigor y gratitud con Dios. Su historia de vida no fue fácil. Le toco luchar desde muy joven para enfrentar los momentos de adversidad y siempre con su liderazgo sortear las dificultades. Su gran amor por los demás la llevó a luchar para que las mujeres de su época obtuvieran el derecho al voto.

 

Recuerdo que antes de morir mi Padre me dijo algo que me ha marcado toda la vida. “Su mama es una gran mujer, sin ella ustedes no hubiesen podido salir delante, cuídela hijo.  Mi madre siempre combinó sus dotes de comerciante con el de formación de empresa así lo hizo cuando abrió la panadería mas importante de Aquitania y la región, donde siempre

mostró su espíritu social.

Fue cofundadora en Aquitania de los hogares comunitarios. Como madre comunitaria mostraba su amor por la niñez y ayudaba a levantar niños fuertes y sanos.  (Ahí aprendí a tomar la famosa BIENESTARINA, con la que me levantó a mi y a mis hermanos pues era casi a diario que disfrutábamos de esta bebida).

 

En 1988 pierde a mi hermano Wilton Armando, quien muere en el ejercito, asesinado por las FARC. Y esto marca el destino de todos, pues a diario ella iba a llorar la tumba de su hijo mayor, lo que obliga a la familia a desplazarse a Bogotá, sin embargo y pese a su gran dolor de madre,  su espíritu  y su gran visión emprendedora, la lleva a reponerse y crea la Asociación de Madres Comunitarias del barrio Costa Rica, en la localidad de Suba, la cual dirigió como presidenta  y posteriormente en el barrio la granja funda el jardín infantil “nuevas generaciones”.

 

Nunca he dejado de admirarla y estoy seguro que de ella heredé  mi vena política. Hoy la puedo ver en el recuerdo, como directiva de la asociación de padres de familia del Colegio José Asunción Silva donde estudie y también como  fiscal de la Junta de Acción Comunal del Barrio la Granja donde crecimos gracias a una casita que compraron con mi padre.

 

Fue grande su esfuerzo para darnos estudios y sacarnos adelante, vendía sacos que ella misma tejía, cilindros de gas, tenia su cafetería donde nos ponía a hacer empandas, abrió un supermercado y siempre nos enseñó los valores de la honestidad y el trabajo.

 

Hoy te vas mi viejita hermosa y creo que te vas con la grandeza del deber cumplido, dejas un legado a sus hijos y nietos de la honradez, del trabajo y el emprendimiento, sabiendo que servir vale la pena.

 

Levantaste a Samira que hoy es una gran mujer y una magnifica profesional, a tu hijo Jaimito a quien tanto amaste y de quien siempre estuviste pendiente, tus nietos Esteban, Maria Jose y el Mateo y tus nuevos hijos Andres y Rocio. Te extrañaremos y en cuanto a mi, tu edwitar quien te ama con todo el corazón mi viejita y quien nunca sabrá agradecer tanto amor y te extrañara, solo te digo que Dios te bendiga mi viejita hermosa, Dios te bendiga y nos veremos en el cielo.

A todos ustedes gracias por su compañía y afecto en estos momentos tan dolorosos, Dios los bendiga.

Gracias, muchas gracias por tu amor por tus enseñanzas, por tu paciencia y por tus oraciones. No te bajare una estrella porque ahora estas en el Cielo, al lado de ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Representante a la Cámara, despide a su madre, ejemplo de vida