Noticia del día

Retorno presencial al trabajo, el reto de modificar los hábitos

Por Universidad Nacional
Jornadas de acondicionamiento físico –más allá de las pausas activas–, buenos hábitos alimenticios, pausas visuales, resolución de conflictos, uso eficiente del tiempo y retomar las rutinas de sueño, son algunos retos que se avecinan con el regreso al trabajo presencial.
Farid Andrés Patiño, terapeuta ocupacional de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) y magíster en Gestión Social Empresarial, señala que después de un periodo prolongado de cuarentena los hábitos y estilos de vida de la población trabajadora sufren cambios a físicos, emocionales, sociales y cognitivos –como la atención y la memoria–, por lo que es clave encontrar la mejor manera de volver.“El trabajo remoto cambió las rutinas de sueño, alimentación y trabajo, y esa ruptura abrupta traerá retos en el regreso a lo presencial; debemos mirar cómo se dan ahora esos estilos de vida saludables, revisar el entorno, conocer los beneficios de esos hábitos y así llegar a un nivel más consciente de un cambio de actitud”, subraya el especialista.En su opinión, antes de hablar de alimentación, salud mental, emocional o física es clave garantizar el descanso de seis a ocho horas para una adecuada conexión laboral.En cuanto al acondicionamiento físico, menciona como ejemplo que “un trabajador que estaba acostumbrado a levantar cierto peso y tenía un desarrollo muscular, después de estar meses en su casa, al regresar podría tener un accidente laboral inducido por el desacondicionamiento.Considera además que emocionalmente el cambio en el entorno laboral, donde ya no se relaciona con los compañeros de trabajo sino con la mamá, el hijo, la esposa, etc., implica una distorsión de roles que puede afectar al trabajador.En el área cognitiva, considera que se pudieron alterar procesos de atención para ejecutar órdenes con la misma agilidad que antes por pérdida de entrenamiento durante la pandemia.Jornadas de acondicionamientoTodos esos factores pueden generar accidentes laborales, por lo que se debe fortalecer un programa integral. En la actividad física se debe generar un cambio contra el sedentarismo, pues antes de la cuarentena el trabajador por lo menos caminaba a tomar el bus. Para eso recomienda que las empresas tengan jornadas de acondicionamiento físico, no pausas activas, sino actividades de tono muscular, e incluso un tamizaje inicial para ver las condiciones de los empleados como sobrepeso e infrapeso.En cuanto al bienestar emocional, se deben revisar dos aristas: las personas que viven solas y su red de apoyo no es muy fuerte, por lo que volver puede ser problemático, y cómo solucionar relaciones laborales conflictivas cuando se pasó tanto tiempo fuera de ese ambiente, y cómo retomar el desenvolvimiento emocional.“Algunas empresas que han retomado la presencialidad ven que el teléfono no deja de sonar y son las familias preguntando cosas; se deben solucionar temas como qué se hará con las madres cabeza de hogar cuyos hijos aun no volverán a la presencialidad”, subrayó el terapeuta en la charla “Promoción y prevención en seguridad y salud en el trabajo, una mirada en tiempos de COVID-19”, organizada por la Facultad de Medicina de la UNAL.Sobre la alimentación, lo ideal en el nuevo escenario es consumir porciones nutritivas, es decir las que necesita el cuerpo para saciarse y ser saludable, ya que es posible que volver a la presencialidad resulte en malos hábitos, por no tener la cocina a pocos metros. Una recomendación es planear pasabocas saludables para que el entorno laboral propicie esos hábitos y se entiendan las porciones adecuadas a la cantidad de energía que se gasta al día.Otra recomendación es la higiene visual y sus protocolos, tanto en el trabajo presencial como en el remoto, controlar las horas frente a una pantalla, planear pausas visuales, mejorar sensorialmente el entorno de trabajo contemplando los colores, el espacio, el ruido, etc.Por último, el terapeuta Patiño recalca que “es necesario planear el día, pues el confinamiento propició otras exigencias, pero se ha desbalanceado el autocuidado, el trabajo y el ocio; por eso es urgente que las empresas y personas puedan identificar cómo invertir el tiempo de forma efectiva fuera de confinamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Retorno presencial al trabajo, el reto de modificar los hábitos

Por Universidad NacionalJornadas de acondicionamiento físico –más allá de las pausas activas–, buenos hábitos alimenticios, pausas visuales, resolución de conflictos, uso eficiente del tiempo y retomar las rutinas de sueño, son algunos retos que se avecinan con el regreso al trabajo presencial.Farid Andrés Patiño, terapeuta ocupacional de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) y ma