Entrevistas

Tumaco vive una crisis sin fin

La Defensoría del Pueblo manifestó su preocupación por la crisis humanitaria que actualmente soporta la población de San Andrés de Tumaco, en medio de la marginalidad y la discriminación.

El defensor del Pueblo, Jorge Calero, delegado para la Prevención de Riesgos de Violaciones de los Derechos Humanos y DIH, les hizo un llamado a las autoridades para actuar con mayor fortaleza para evitar que otros grupos entren a copar las zonas dejadas por las Farc.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo es la situación social actual de Tumaco?

 Es bastante difícil. En el último documento de advertencia que emitió el sistema de alertas tempranas, declarada por el Ministerio del Interior, hacemos un diagnóstico de la situación de Derechos Humanos del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño y mencionamos estos territorios que son habitados por comunidades indígenas y afrocolombianas. Los mismos vienen siendo afectados por la presencia de grupos armados ilegales, por la existencia de cultivos de coca, es decir se constituye en un grave problema con lo relacionado de la siembra de la hoja de coca y ocupa el primer lugar en áreas cultivadas a nivel nacional. Son 16.960 hectáreas de siembra de coca, y esto ha generado un incremento en la situación de riesgo en violaciones de derechos humanos para los pobladores.

 ¿Qué cifra tiene en lo que tiene que ver con homicidio?

Tenemos una cifra bastante alarmante de homicidios en el 2016. Con corte al 6 de diciembre se habían registrado 133 homicidios, en comparación con el año 2015, donde se registraron en todo el año 130 homicidios. Ya a esta fecha encontramos que el incremento supera los tres homicidios, sin haber terminado el año 2016, y la mayor parte de estos homicidios se están presentando en la zona rural, 79 y 54 en el área urbana. Además vemos el registro de tres desplazamientos masivos en el 2016, tanto en la vereda Bajo Jagua, y Alto Jagua, donde en febrero ocurrió el desplazamiento de 145 familias, y hace poco en la vereda Terán 75 familias fueron desplazadas.

¿Qué indica esto?

 Indica que encontramos que la población sigue siendo afectada por la violencia, y que siguen las amenazas a los líderes sociales e indígenas, y lo mismo que el problema a extorsión a comerciantes.

 ¿Qué grupos alzados en armas hacen presencia en la zona?

 Encontramos una fuerte influencia de las Farc, del frente Daniel Aldana, y la guerrilla a partir de la declaratoria del cese el fuego unilateral en el mes de agosto. Realmente han disminuido las acciones violentas, es decir se evidencia una reducción de las acciones bélicas contra la Fuerza Pública y contra la infraestructura económica del país en esa región, entonces en estos momentos las Farc avanzan hacia los puntos de preagrupamiento temporal en el marco del acuerdo final.

 ¿Qué más encontraron?

Encontramos que hay un riesgo de reconfiguración de nuevas estructuras armadas ilegales a partir de aquellas unidades de la guerrilla, esto es de aquellas milicias que no están de acuerdo con el proceso, y no quieren alinearse a esta determinación de las Farc de desmovilizarse. Por eso esos grupos que están quedando sueltos están generando una situación de inseguridad de nuevas bandas criminales. Pero también existe el temor y la posibilidad de que el Eln venga a ocupar las zonas que dejan las Farc, para adelantar allí actividades armadas, y expandir su presencia en la Costa Pacífica nariñense y buscar consolidar su presencia en Tumaco.

¿Pero hay otros grupos?

Tenemos también la intención de las Autodefensas Unidas Gaitanistas, que también quieren ocupar los territorios que han dejado abandonados las Farc, con el fin de ampliar las rutas para el acceso al océano Pacífico y continuar con el negocio del narcotráfico. Allí entonces se puede presentar un riesgo ante una nueva disputa por el control del territorio por parte de estos actores armados, que están mirando la posibilidad de entrar a esas zonas que están dejando las Farc.

ENS: ¿Se han alertado las amenazas a líderes sociales?

La Defensoría del Pueblo ha venido atendiendo la situación de amenaza contra los líderes comunitarios, los líderes sociales y los defensores de los derechos humanos. Esa es una denuncia que viene  haciendo la Defensoría de manera reiterada y que ha generado la activación de la ruta de protección por parte de las autoridades competentes, y le ha solicitado a la Unidad Nacional de Protección que evalúe de manera ágil los riesgos de estas personas y también que adopten los esquemas de protección necesarios para evitar que sean objeto de atentados. Se le ha requerido a la Fiscalía la adopción de medidas que sean eficaces para poder lograr que los presuntos responsables sean judicializados ejemplarmente para quienes cometan estos hechos de violencia. La Defensoría del Pueblo, durante este año ha emitido 25 informes de riesgo donde ha advertido la situación de amenazas de los líderes sociales y los defensores de Derechos Humanos en 54 municipios de 17 departamentos.

¿Qué incremento se ha registrado en cultivos ilícitos?

 En Tumaco el problema del narcotráfico, como lo dije anteriormente es bastante preocupante. Actualmente el Sinse de Naciones Unidas dice que en este municipio se han sembrado 16.960 hectáreas, es el municipio que ocupa el primer lugar en áreas cultivadas a nivel nacional, y es algo que genera esta situación de violencia en el municipio. En 2015 se consolida la tendencia al incremento de los cultivos de coca que se inició en 2013. Por segundo año consecutivo, las hectáreas sembradas con coca se incrementaron en Colombia al pasar de 69.000 hectáreas en 2014 a 96.000 hectáreas en 2015; un incremento del 39%. El 48% de toda la coca del país se encuentra en los siguientes 10 municipios; en 2014, la cantidad de coca en los 10 municipios más afectados representaba el 42% del total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tumaco vive una crisis sin fin